Suplementos nutricionales: cuáles son los distintos tipos que hay y qué hace cada uno

Los suplementos nutricionales son vitaminas y minerales que vienen en diferentes formas

Existe mucha variedad de suplementos y es necesario que los sepas diferenciar.
Existe mucha variedad de suplementos y es necesario que los sepas diferenciar.
Foto: Shutterstock

Existen diferentes tipos de suplementos nutricionales que sirven para cubrir la deficiencia que puede haber de vitaminas o minerales. Es verdad que son muy usados para reforzar la salud tanto de niños y adultos, pero también hay que tener precaución cuando se toman.

La razón es que posiblemente saturemos el cuerpo de algún mineral o alguna vitamina, y esto podría causar reacciones contraproducentes.

Qué contienen los suplementos nutricionales

Los suplementos nutricionales pueden contener una o más vitaminas como la D y la B12, pero también minerales, como el hierro, zinc, calcio, fósforo, entre otros, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud.

Pero también pueden contener aminoácidos, enzimas, productos como la glucosamina y probióticos, así como aceite de pescado. También vienen en varias presentaciones o formas: se pueden conseguir en tabletas, cápsulas, en polvo, bebidas y barras energéticas.

Es importante conocer para qué sirven los diferentes suplementos. Es verdad que algunos contienen más de un elemento de los antes mencionados, mientras que otros solo concentran un tipo de vitamina o mineral.

Para qué sirven los suplementos

Algunos suplementos pueden ayudar a obtener las cantidades adecuadas de nutrientes esenciales en el caso de que no se pueda consumir una variedad nutritiva de alimentos.

Hay que recordar que la mejor forma de consumir vitaminas y minerales es a través de una buena alimentación.

Sin embargo, es posible que haya un déficit de alguno de estos elementos, y por eso los suplementos pueden ser un buen aliado para mejorar la salud.

Por ejemplo, el calcio y la vitamina D ayudan a mantener la fortaleza de los huesos, y reducir la pérdida de la densidad ósea.

suplementos
La recomendación principal es recibir siempre asesoría médica cuando de suplementos se trata. Fuente: Shutterstock

El ácido fólico es un buen aliado para evitar el riesgo de sufrir ciertos problemas durante el embarazo; el Omega 3, por su parte, ofrece ácidos grasos que provienen del aceite de pescado y puede ayudar a las personas que sufren de problemas de corazón.

La combinación de varios elementos, como la vitamina C y la E, cobre, zinc, entre otras, puede ayudar a las personas que tienen pérdida de visión debido a la degeneración macular causada por la edad.

Es cierto que existen suplementos que ofrecen rebajar de peso o quemar grasa. Sin embargo, hay que estar atentos porque se podría tratar de ofertas engañosas, y terminen causando problemas de salud.

Tomarlos con precaución

Así como son buenos aliados, también pueden causar daño, y es que los suplementos nutricionales pueden causar diversos efectos secundarios.

Estos efectos se incrementan si se está tomando algún otro medicamento. La hierba de San Juan, por ejemplo, puede interferir en tratamiento contra el VIH, los efectos de la píldora anticonceptiva y los tratamientos para el corazón.

Por eso, antes de consumir cualquier tipo de suplemento, lo mejor es preguntar al médico de confianza si lo necesitamos.

Si él considera, luego de una evaluación previa, que hay una deficiencia de minerales o vitaminas, recomendará cuál suplemento es el más apropiado para cada caso.

También te puede interesar:

¿Todos podemos tomar suplementos de Omega 3?

5 nutrientes que no deben faltar para fortalecer tus defensas a diario

5 consecuencias fatales de tomar suplementos alimenticios

¿Realmente sirven los suplementos para la memoria?