¿Qué pasa si comes ensalada todos los días?

Comer ensalada a diario tiene sus beneficios y algunos contras; no nos referimos aquellas ensaladas que solo son lechuga y tomate, sino a aquelllas que integran proteínas, carbohidratos y grasas buenas

Los CDC señalan que consumir una dieta rica en frutas y verduras a diario puede ayudar a reducir el riesgo de muchas de las principales causas de enfermedad y muerte.
Los CDC señalan que consumir una dieta rica en frutas y verduras a diario puede ayudar a reducir el riesgo de muchas de las principales causas de enfermedad y muerte.
Foto: Ella Olsson / Pexels

Las ensaladas son odiadas por unos y amadas por otros. Algunas personas solo las consideran como una comida para perder peso, pero en realidad pueden ser parte de una dieta equilibrada, saludable y satisfactoria.

Comer ensalada a diario puede tener varios efectos en tu cuerpo y no nos referimos a solo comer ensaladas (desayuno comida y cena). Quién querría privarse de los tacos u otros platillos igualmente deliciosos.

Quita de tu mente una ensalada solo de lechuga con un poco de tomate. Veremos los beneficios de aquellas ensaladas que tienen proteína, fibra y grasas buenas; una ensalada con una variedad de verduras colorida; proteína animal (salmón, atún, pechuga de pollo bien sazonada, pavo, huevo) o proteína vegetal como legumbres (frijoles, lentejas, garbanzos, etc.); nueces, semillas y granos integrales.

¿Qué sucede si comes ensalada a diario?

1. Puedes mejorar tu digestión

Las frutas, verduras, los granos, nueces, semillas y legumbres son una manera de aumentar tu consumo de fibra. La fibra puede aliviar el estreñimiento y normalizar sus movimientos intestinales.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH), señalan que las dietas ricas en fibra también podrían ayudar a perder peso y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer.

2. Puedes bajar de peso

Consumir más frutas y verduras, granos integrales, carnes magras, frutos secos y frijoles es una manera segura y saludable de bajar de peso, aseguran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Comer verduras sin almidón, frutas y verduras de hoja verde puede promover la pérdida de peso y te sentirás satisfecho. El agua y la fibra de las frutas y verduras añaden volumen a tus platos, así que puedes comer la misma cantidad de alimentos pero con menor cantidad de calorías.

Cuidado, puedes consumir más calorías y grasas de las que esperabas

Si llenas tu ensalada de crutones y aderezos cargados de sodio, grasas saturadas o azúcares, puedes elevar enormemente el consumo de calorías e ingredientes poco saludables que favorecen la obesidad y las enfermedades.

3. Disminuyes el riesgo de enfermedades crónicas

Siete de las 10 principales causas de muerte en los Estados Unidos se deben a enfermedades crónicas. Los CDC señalan que consumir una dieta rica en frutas y verduras a diario puede ayudar a reducir el riesgo de muchas de las principales causas de enfermedad y muerte, como enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, algunos cánceres y obesidad.

Las ensaladas te ayudan a consumir más frutas y verduras. Se recomienda que los adultos coman al menos 1½ a 2 tazas de fruta y de 2 a 3 tazas de vegetales al día.

4. Consumes más nutrientes y fortaleces tus defensas

La Fuente de Nutrición de Harvard recomienda consumir una variedad de tipos y colores de productos para darle a tu cuerpo la combinación de nutrientes que necesita. Esto no solo garantiza una mayor diversidad de productos químicos vegetales beneficiosos, sino que también crea comidas atractivas para la vista.

Una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras favorece el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Los ejemplos de nutrientes que se han identificado como críticos para el crecimiento y la función de las células inmunitarias incluyen vitamina C, vitamina D, zinc, selenio, hierro y proteínas.

5. Puedes disminuir tu presión arterial y azúcar en sangre

Una dieta rica en verduras y frutas puede ayudar a reducir la presión arterial y también previene los picos de azúcar en sangre que pueden aumentar el hambre.

6. Tendrás más energía

Una ensalada variada, compuesta de vegetales sin almidón, grasas buenas y proteína, puede ser una comida de bajo índice glucémico que proporcionará un flujo constante de energía a tu cuerpo en lugar del choque energético.

Como mencionamos al inicio, no se trata de comer solo ensaladas. Si tu dieta está conformada únicamente con ensaladas y además están poco equilibradas, puedes sentirte poco satisfecho, hambriento, estresado, con falta de energía y tener una deficiencia de nutrientes que afecte el buen funcionamiento de tu cuerpo y ocasione enfermedades.

Te puede interesar: