Los 6 hábitos de desayuno que están acortando tu vida, según la ciencia

La forma como decides empezar la mañana. Ya sean los alimentos que consumes o los hábitos matutinos, pueden tener un impacto negativo en tu salud y longevidad

Los 6 hábitos de desayuno que están acortando tu vida, según la ciencia
Descubre cómo tus costumbres mañaneras pueden estar afectando tu salud.
Foto: Imagen de StockSnap en Pixabay / Pixabay

En pocas palabras podríamos decir que hay dos tipos de personas: las que aman el desayuno y quienes lo detestan. Lo cierto es que no todos somos iguales; para algunos su cuerpo les pide desayunar a primera otra, mientras que otros se van por el lado más liviano y lo omiten o simplemente acostumbran tomar una taza de café.

En los últimos meses en los cuales las tendencias de nutrición y bienestar han adquirido una relevancia significativa, y mucho han hablado sobre la importancia del desayuno. Y es que la comida inicial del día y por lo tanto lo que eliges comer durante ella, puede tener un impacto muy significativo en tu salud general.

La forma en la que acostumbramos comenzar el día, influye en demasiados aspectos. No solo es relevante el tipo de alimentos que consumimos, también lo son los hábitos matutinos.  En el peor escenario, estos hábitos de desayuno pueden incluso acortar la vida al aumentar el riesgo de enfermedades crónicas como es el caso de la diabetes, obesidas, padecimientos cardíacos y afecciones digestivas. Estas son las formas respaldadas por la ciencia en las que sus hábitos de desayuno pueden estar jugando en tu contra. 

1. Saltarse el desayuno puede afectar su metabolismo

En los últimos meses mucho se ha dicho sobre el desayuno, sobre todo con el popular método del ayuno intermitente que se ha vuelto una relevante tendencia y es cierto que se cuenta con diversas referencias científicas que avalan sus beneficios medicinales. Sin embargo no tiene que ser una técnica para todos y se ha comprobado que en algunas personas que omiten el desayuno, su peso corporal se podrá ver afectado. Un estudio de febrero de 2020 publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism encontró que los participantes que comieron un desayuno abundante (en lugar de una cena abundante) quemaron casi el doble de calorías durante el día. Aquellos que desayunaron también reportaron niveles más bajos de azúcar en sangre e insulina. También se descubrío otro buen argumento para un desayuno más abundante: el estudio también encontró que los participantes que comieron un desayuno bajo en calorías (en lugar de un desayuno alto en calorías) informaron una mayor sensación de hambre y más antojos de alimentos dulces. Todo lo anteriormente mencionado se relaciona con la obesidad y según otro estudio de National Institutes of Health (NIH), también son efectos que se asocian con acortar la esperanza de vida. 

Desayuno. /Foto: Pixabay

2. Comer tocino puede aumentar el riesgo de cáncer colorrectal

Probablemente muchas personas coincidan en que lo existe nada más antojable que el olor a tocino por las mañanas, es por mucho uno de los mejores aromas del desayuno y bueno una verdadera delicia que va de maravilla con huevos, emparedados y pancakes. Sin embargo, un estudio reciente que fue publicado en el International Journal of Epidemiology encontró que comer solo una pieza de tocino por día (25 gramos) de esta popular suculenta carne procesada aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 20%. El estudio siguió a casi medio millón de adultos en el Reino Unido entre las edades de 40 y 69 durante cinco años. Según datos liberados por la Sociedad Estadounidense del Cáncer, el 37% de los pacientes con cáncer colorrectal tienen una tasa de supervivencia a 5 años más baja que aquellos que no tienen cáncer.

desayuno grasoso
Desayuno con tocino./Foto: Shutterstock

3. El jugo típico de desayuno puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2

Recientemente mucho se ha dicho sobre los beneficios del consumo de jugos naturales, sin embargo es importante ser muy cautelosos. Si bien existen algunas magníficas combinaciones, como es el caso de los jugos verdes, no podemos ignorar que se trata de bebidas muy ricas en azúcar (sobre todo cuando se trata de jugos de pura fruta). Un estudio de 2019, que fue publicado en la revista Diabetes Care encontró que aumentar la ingesta de jugos 100% de fruta en  cantidades de ½ taza o más por día es un hábito que aumenta el riesgo de diabetes. No olvidemos que la diabetes es una de las enfermedades crónicas más recurrentes en la sociedad actual y es considerada la séptima causa de muerte en los Estados Unidos, con un 16%. Siempre será una mejor opción consumir una pieza de fruta, ya que obtendrás muchos más nutrientes y sobre todo fibra. 

Jugo de naranja.
Jugo de naranja./Foto: Pixabay

4. Beber jugo de toronja puede interferir con ciertos medicamentos

Es cierto que las frutas cítricas son maravillosas, un tesoro nutricional y medicinal. De manera específica existen muchas personas que aman desayunar un vaso de jugo de toronja recién exprimido, sin embargo debes tener cuidado y considerar omitirlo si estás tomando medicamentos. La Administración de Alimentos y Medicamentos señala que el jugo de toronja puede interactuar con los medicamentos, ya que puede aumentar la cantidad de medicamento que ingresa al torrente sanguíneo. Sobre todo cuando se trata de medicamentos que están destinados a tratar enfermedades crónicas de salud que están vinculadas a mayores riesgos de mortalidad, como es el caso de medicamentos para reducir el colesterol (atorvastatina) y la presión arterial (nifedipina).

Jugo toronja.
Jugo de toronja. /Foto: Pixabay

5. Beber café inmediatamente al despertar puede afectar la regulación del azúcar en sangre

El hábito más común del mundo y al que todos los amantes del café han recurrido, beber una taza a primera hora por la mañana. Para muchos es un ritual de lo más básico, que no solo los ayuda a despertar e iniciar el día con más ánimo ¡Es delicioso! Sin embargo beber café en ayuno y esperar varias horas para desayunar, en algunos casos no es nada saludable. Según un estudio reciente del 2020, de la Universidad de Bath descubrió que beber café negro a primera hora de la mañana puede tener un efecto negativo en el control de la glucosa (azúcar) en sangre, un factor de riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas, dos causas principales de muerte en Estados Unidos. Encontró que beber café negro en ayuno, aumenta la respuesta de la glucosa en sangre al desayuno en alrededor de un 50%.

cafe
Beber café./Foto: Shutterstock

6. Si sueles omitir el desayuno, la salud de su corazón puede verse afectada

Tal vez en un inicio no percibamos los efectos de saltarnos el desayuno, sin embargo tenemos malas noticias: es un hábito que puede estar dañando su corazón. De hecho la ciencia no miente y se cuenta con un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology. Este trabajo fue realizado con la participación de 6.550 adultos en los Estados Unidos. Encontró que aquellos que se saltaban el desayuno tenían un 87% más de riesgo de muerte relacionada con enfermedades cardiovasculares en comparación con aquellos que desayunaban. La principal razón es que es una costumbre, que puede conducir a niveles más altos de colesterol y presión arterial elevada.

desayunoDesayuno. /Foto: Unsplash