Se vale soñar: esto es lo que tendría que hacer el FC Barcelona para fichar a Erling Haaland

El FC Barcelona sueña con un fichaje por el que tendría que dejar ir a medio equipo

Erling Haaland es una de las estrellas más prometedoras del mundo.
Erling Haaland es una de las estrellas más prometedoras del mundo.
Foto: EFE

La llegada de Joan Laporta como nuevo presidente del FC Barcelona ha ilusionado en serio a los aficionados del club catalán; su brillante pasado en el puesto no hace más que traer buenos augurios y eso sí, sus promesas de campaña también han influido.

Las tareas son muchas: La crisis económica e institucional del equipo es tan profunda que hace pensar que lo deportivo pasa a segundo plano al menos por el momento, pero no, la nueva junta directiva tiene en la mira al jugador más deseado del mundo entero: Erling Haaland.

Precisamente por la crisis es prácticamente imposible fichar a uno de los jugadores más cotizados y cuyo precio ronda -al menos- los $100 millones de dólares, pero en las oficinas azulgranas ya están haciendo cuentas para traerlo a corto plazo.

¿Qué tiene que hacer el club para poder materializar este sueño? Fácil, deshacerse de mucho y valiosos jugadores que hasta el día de hoy no han sido lo esperado y en algunos casos han sido fichajes desastrosos como el caso de Philippe Coutinho, el más caro en la historia del equipo y al que necesitan vender de forma urgente para recuperar al menos algo de lo invertido.

A Coutinho se le une en este afán el francés Antoine Griezmann, quien si bien ha mejorado y ha dado muestras esporádicas de brillo, no es para nada con el Barcelona el genio del Atlético de Madrid o el que se puso el equipo al hombro para ganar la Copa del Mundo con Francia. Griezmann es un jugador que sigue siendo bien cotizado en varios clubes y es indispensable su venta si se quiere fichar a Haaland.

Martin Braithwaite, el arquero Neto, Samuel Umtiti, Junior Firmo y Miralem Pjanic son los otros jugadores que estarían en la rampa de salida buscando “hacer caja” para fichar al sueño noruego de Laporta, sobre todo, antes de que lo intente su acérrimo enemigo, el Real Madrid.