Cómo hidratar las manos agrietadas por el uso excesivo de alcohol en gel antibacterial

Los componentes del aloe vera hidratan la piel mientras que fomentan la regeneración a nivel celular, teniendo así una doble acción contra la sequedad de las manos a causa del alcohol y gel antibacterial.

El gel de aloe vera mezclado con unas gotas de aceite de rosa mosqueta, es una mezcla excelente para la regeneración celular.
El gel de aloe vera mezclado con unas gotas de aceite de rosa mosqueta, es una mezcla excelente para la regeneración celular.
Foto: Shutterstock

El uso continuo del gel antibacterial puede agrietar nuestras manos, lo cual es un efecto colateral al que los profesionales sanitarios podrían estar ya acostumbrados. Esto también aplica con el lavado continuo de manos.

Sin embargo, ambos casos son susceptibles a determinadas medidas y cuidados que pueden desembocar en una restauración de la salud cutánea. Dichos cuidados no interfieren con aquellos que apuntan al Covid-19, por lo que no habrá inconvenientes en ese sentido.

1.   Masajes con aceite de oliva

El aceite de oliva tiene un elevado contenido de antioxidantes y de ácidos grasos esenciales que lo convierten en un ingrediente muy bueno para el cuidado de las manos ásperas.

aceite de oliva
Masajear las manos con aceite de oliva tibio será muy favorable para evitar la resequedad.

El aceite de oliva contribuye a la nutrición e hidratación de la piel, pudiendo prevenir el envejecimiento prematuro, cosa que ocurre con relativa frecuencia si no se les da el cuidado adecuado.

Hemos de calentar un poco de aceite de oliva para posteriormente dar masajes con ambas manos por un lapso de entre 8 y 10 minutos. Este masaje debe realizarse 2 veces al día, y por toda una semana.

2.   Usar pasta de avena

La avena actúa como limpiador y exfoliante que reduce las impurezas presentes en la piel, evitando también la sequedad de la piel al contar con proteínas que previenen la pérdida de humectación.

Prepararemos una pasta espesa con 1 cucharada de avena molida y 1 cucharada de miel de abejas. Delicadamente y en forma circular, hemos de frotar la mezcla en nuestras manos y dejarla actuar por unos 8-10 minutos.

3.   Aplicar aceite de coco virgen

Así como el aceite de oliva, el aceite de coco virgen contiene un elevado contenido de antioxidantes y de grasas esenciales que lo hacen un ingrediente útil para la hidratación de las manos.

Aplica un poco de aceite de oliva virgen en tus manos y masajea en círculos delicados entre 5 y 8 minutos antes de ir a dormir. Si es posible, colócate después unos guantes para tener mejores resultados al despertar.

Se recomienda seguir este proceso unas 3 o 4 veces a la semana por 1 mes.

4.   Crema de aloe vera y aceite de rosa mosqueta

El aloe vera es una planta cuyo poder hidratante es excelente. Además, tiene una capacidad antioxidante que ayuda mucho a la regeneración celular y a la reducción de los daños causados por los radicales libres. El aceite de rosa mosqueta potencia sus efectos.

Extrae el gel de aloe vera y mézclalo en un recipiente con unas cuantas gotas del aceite. Aplica la mezcla resultante mediante masajes suaves y deja actuar por unos minutos para que los nutrientes penetren la piel.

Estos consejos te serán de ayuda para no sacrificar la integridad de tus manos a consecuencia de la contingencia por el Covid-19. Si los aplicas, eventualmente tus manos van a volver a su estado más óptimo.

También te puede interesar:

Cómo es el dolor de cabeza cuando es un síntoma de Covid-19

¿Existen riesgos con la vacuna del Covid-19 si estás embarazada?

¿Aplicarse la vacuna contra el Covid-19 es igual a contraer la enfermedad?

4 síntomas inusuales que podrían indicar que estás infectado de Covid-19