Opiniones divididas por migración de mexicanos a Puerto Rico para trabajar cultivos de tomates con visas H2-A

Algunos usuarios y hasta el excandidato independiente a la gobernación de Puerto Rico cuestionaron las condiciones laborales que le aplicarían a los empleados extranjeros en la isla

Trabajadores agrícolas migrantes en Greenfield, California.
Trabajadores agrícolas migrantes en Greenfield, California.
Foto: Brent Stirton / Getty Images

El Consulado General de México en Puerto Rico anunció sobre la migración a la isla de ciudadanos de ese país norteamericano con visas temporales de trabajo H2-A.

La contratación de fuerza laboral extranjera se debe a la falta de mano de obra local para trabajar cultivos de tomates en el pueblo de Guánica, al sur de Puerto Rico.

Ante la escasez de mano de obra agrícola, este grupo de mexicanos originarios de Las Margaritas, Chiapas (portadores de visa H2-A) viajaron a Puerto Rico para laborar en fincas del área de Guánica. El pueblo mexicano se distingue por ser gente de trabajo, nos llena de orgullo saber que manos mexicanas están cultivando los alimentos que irán a la mesa de miles de puertorriqueños”, informó la oficina consular en la isla este martes.

El alcance de la Visa H2-A

La Visa H2-A es un permiso de trabajo temporal para que extranjeros realicen trabajos agrícolas en Estados Unidos o sus territorios.

“El Programa H-2A permite que empleadores o agentes estadounidenses que cumplen con requisitos reglamentarios específicos traigan extranjeros a los Estados Unidos con el propósito de llenar puestos de empleos temporales en la agricultura. Un empleador, un agente estadounidense según descrito en la reglamentación, o una asociación estadounidense de productores agrícolas denominada como un empleador conjunto, deben presentar el Formulario I-129, Petición de Trabajador No Inmigrante a nombre del posible empleado”, explica una entrada en la página web del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) que concede la visa.

Por lo general, USCIS puede conceder visas H-2A hasta el máximo del período autorizado en la certificación de trabajo temporal. Las clasificaciones H-2A pueden ser extendidas para empleados calificados en incrementos de un año a la vez. Los pedidos de extensión de estadía deben presentarse junto a un nuevo Certificado de Trabajo Temporal válido, que cubra el período para el que solicita la extensión”, añade la entrada en el sitio web de USCIS.

El período máximo de estadía bajo la H-2A es de tres años.

En el caso de los trabajadores mexicanos contratados para laborar en Puerto Rico no está clara la cantidad de tiempo inicial por la que permanecerán en el país y si los empleadores considerarían una extensión.

Opiniones divididas en Facebook sobre contratación de empleados mexicanos en Puerto Rico

La noticia ha provocado opiniones encontradas entre usuarios en redes sociales como Facebook. Algunos consideran vergonzoso que personas de otro país tengan que llegar hasta Puerto Rico para laborar en trabajos de agricultura ante la supuesta indisposición de los boricuas a trabajar la tierra, mientras le daban una calurosa bienvenida virtual a tono con los estilos en la isla caribeña.

“Que triste es ver que tengas que venir gente de afuera a hacer un trabajo que bien podían hacerlo los mismos puertorriqueños. Pero también les doy la bienvenida y muchas gracias, porque gracias a ustedes no se perderá toda esa cosecha, bien hecho. Y muy buena esa iniciativa”, indicó una usuaria en el “post” de Facebook del consulado.

“Bienvenidos a todos esos ciudadanos mexicanos, gracias por ayudarnos a rescatar nuestras cosechas. Que Dios los cuide y bendiga siempre. Espero que PR les encante y que se sientan como en su casa. Debería de darnos vergüenza que vengan de otro país a tener que cosechar lo que nosotros vamos a comer”, compartió otra boricua.

Muchos usuarios se preguntaban sobre los beneficios, si alguno, de los que serían acreedores los recién llegados.

“Gracias por salir de su tierra para trabajar la nuestra!!! Éxito en todo!!! Espero que les paguen lo MISMO que le pagan a los de aquí, y adicional les de vivienda y alimentos y los traten con respeto”, lee otro de los comentarios.

Pero la explicación a la noticia va más allá del debate en el ciberespacio y es más mucho más complicado.

La agricultura en Puerto Rico enfrenta grandes retos económicos sobre todo después del huracán María que destruyó cientos de cultivos en el país.

Junto a la falta de incentivos para el desarrollo de la industria, la mano de obra escasea.

Por ejemplo, a pesar de la falta de mano de obra para labores de agricultura, la mayoría de estos trabajadores solo reciben como beneficio adicional fondos del PAN (Programa de Asistencia Nutricional).

Excandidato independiente a la gobernación truena contra la “tomatera” en Guánica

El excandidato independiente a la gobernación de Puerto Rico, Eliezer Molina, compartió un video en su cuenta de Facebook esta semana en el que critica en principio que la empresa que contrató a los trabajadores agrícolas no sea de Puerto Rico, sino estadounidense, y que el producto sea exportado al mercado de la costa este de EE.UU.

Además, el líder del Movimiento de Conciencia cuestionó la posibilidad de que los empleadores no tengan que conceder beneficios adicionales más allá del salario a los mexicanos.

“¿Por qué ellos hacen esto? Pues, sencillo, porque esa forma H2-A exime a esta tomatera de tener que pagarle dentro del sueldo de esos trabajadores (deducciones) el IRS, el Medicare. No tienen que pagarle el mínimo federal; incluso, algunos llegan a pagarle el mínimo en su país de origen. O sea, que puede ser que estos mexicanos puede que estén cobrando el salario que cobran en México trabajando en Puerto Rico”, planteó Molina, quien tiene su propia finca de café en San Sebastián.

“Estas personas generan en Puerto Rico un negocio donde los tomates no son para los puertorriqueños, donde la compañía no es puertorriqueña, lo llevan allá a la Florida, creo que un poco también a California, y allá los del norte comerán tomates cultivados en tierras agrícolas puertorriqueñas por empresarios norteamericanos y mano de obra mexicana”, resumió Molina.

Te puede interesar: