¿Cuáles son los mejores lácteos para bajar de peso?

Los lácteos son una magnífica adición dietética para bajar de peso más rápido, quemar grasa corporal y aumentar masa muscular. Son ricos en proteínas de alto valor biológico, probióticos, vitaminas y minerales. Estas son las mejores alternativas para perder esos kilos de más

El calcio que de manera natural contienen los lácteos acelera la quema de calorías.
El calcio que de manera natural contienen los lácteos acelera la quema de calorías.
Foto: Shutterstock

En los últimos meses mucho se ha dicho sobre los mejores alimentos para potenciar la salud y acelerar la pérdida de peso. Sin lugar a dudas uno de los grupos que más curiosidad ha despertado son los lácteos, si bien han sido sujetos a cierta controversia hoy en día sabemos que son un gran aliado nutricional que acelera el proceso de adelgazamiento. De tal modo que abastecer el refrigerador con las mejores opciones de leche, queso y yogurt, es una buena adición dietética que hace que sea más fácil perder esos kilos de más. También se cuenta con un estudio reciente, en el cual se avalan las virtudes del consumo de lácteos para acelerar la quemar grasa sin reducir drásticamente las calorías. 

Según el estudio que fue publicado en Obesity Research y el cual contó con el apoyo de National Dairy Council, demostró que los adultos obesos que consumieron una dieta rica en lácteos perdieron significativamente más peso y grasa que aquellos que consumieron una dieta baja en lácteos que contenía la misma cantidad de calorías ¡Maravilloso hallazgo para los amantes del queso! Dentro de las conclusiones más relevantes el investigador que encabezó el estudio; Michael Zemel profesor de nutrición y medicina en la Universidad de Tennessee en Knoxville, declaró lo siguiente: “Si se compara una dieta rica en lácteos con una dieta pobre en lácteos, se puede casi duplicar la tasa de pérdida de peso y grasa con el mismo nivel de restricción calórica.” 

Con base en ello en muchas personas se ha despertado un verídico interés entorno a los lácteos y su papel en la pérdida de peso. Entre las principales preguntas al respecto se encuentran ¿Cuáles son las mejores opciones de lácteos para adelgazar? ¿Cuántas porciones es recomendable consumir? Sigue leyendo para esclarecer cualquier duda e integrarlos con éxito en cualquier plan alimenticio enfocado en bajar de peso.

La mejores opciones de lácteos para bajar de peso:

1. Yogurt regular

El yogurt natural y regular (por supuesto sin azúcares añadidos ni saborizantes), es una magnífica adición dietética que ayuda a aumentar la quema de grasa del cuerpo. Una de las grandes ventajas nutricionales de los yogurts regulares es que contienen probióticos, una bacteria amigable que puede ayudar a reducir la cantidad de grasa que absorbe el cuerpo y que beneficia significativamente la salud digestiva e intestinal. Cabe mencionar que las células que contienen calcio queman más grasa que las que no lo tienen, así que iniciar el día con un desayuno que contenga un buen yogurt natural es una gran idea para acelerar la pérdida de peso.

2. Yogurt griego

El delicioso y cremoso yogurt griego aumenta los niveles de hormonas que promueven la saciedad. Es una de las variantes más ricas y disfrutables, ya que se elabora eliminando el suero y otros líquidos y con ello da como resultado un yogurt con mucha más textura. Es muy importante elegir las opciones de yogurt griego natural libre de cualquier aditivo para obtener en su totalidad sus propiedades nutricionales. Su sabor ácido va perfecto con frutos secos, semillas y bayas, lo cual potencia sus beneficios nutricionales al aumentar su contenido en minerales, vitaminas, antioxidantes y fibra. Además el yogurt griego es un gran complemento culinario, es perfecto como sustituto de crema agria en salsas y aderezos. Finalmente su perfecta combinación de proteínas de alto valor biológico, grasas saludables y probióticos, es todo lo que el organismo necesita para perder peso más rápido y quemar grasas con mucha salud.

3. Requesón

Una de las principales creencias entorno al consumo de lácteos y la pérdida de peso, es que es necesario renunciar al queso. Sin embargo esto es falso y es importante mencionar que no todos los tipos de quesos son iguales. De hecho, los estudios sugieren que el calcio en el queso puede ayudar a prevenir la acumulación de grasa y la razón es más sencilla de lo que creemos ya que tienen la capacidad de prevenir cambios celulares en el cuerpo que causan depósitos de grasa. De manera particular la variante más recomendada para acelerar el adelgazamiento es el requesón, se cuenta con un estudio publicado en Appetite en el cual se encontró que los efectos del requesón son similares a los de los huevos. El requesón es una excelente fuente de proteínas y también es bajo en calorías, además está repleto de nutrientes como vitaminas B, calcio, fósforo y selenio ¿Lo mejor? Es una magnífica fuente para obtener energía, sin subir de peso y sin cocinar. La única recomendación es apostar por las variantes bajas en sodio.

4. Leche baja en grasas

La leche es un alimento completo de lo más nutritivo, aporta energía, proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales (sobre todo mucho calcio). Tiene la inmensa virtud de ser hidratante y reconfortante, y claro es rica en grasas. Los especialistas en nutrición recomiendan el consumo de leche baja en grasas para mantener activo el metabolismo, bajar de peso y aumentar la masa muscular. De manera específica la leche de chocolate baja en grasas, puede ser una gran colación post-entrenamiento. Según un informe reciente, la leche con chocolate es una excelente bebida de recuperación después del ejercicio y la razón es porque contiene el doble de proteínas y carbohidratos en comparación con la leche normal o las bebidas deportivas populares. La combinación de carbohidratos, proteínas y electrolitos en la leche ayuda a que sus músculos se recuperen más rápido ¿La única regla? Cuida las porciones y nunca elijas las variantes con azúcar.

¿Cuántas porciones consumir?

Comer de tres a cuatro porciones de productos lácteos al día es más efectivo para mejorar los esfuerzos de pérdida de peso que la suplementación de calcio solo con píldoras o alimentos fortificados con calcio ¿Por qué es importante el calcio? En el mismo estudio encabezado por Obesity Research, se comprobó que las personas que siguen una dieta rica en calcio tienen más éxito en perder peso. Por si fuera poco también demuestra que el tipo de calcio de los productos lácteos es el que más ayuda a bajar de peso ¿La razón? El calcio es un factor crítico para controlar cómo el cuerpo administra las calorías y los lácteos son una de las mejores fuentes alimenticias de calcio. Además tienen la inmensa ventaja de no elevar la ingesta calórica diaria, mientras que influyen positivamente en la cantidad de peso y grasa que se pierde.

Te puede interesar: