FBI pide no compartir en redes como Facebook fotos explícitas de tarjeta de vacunación contra coronavirus

Publicar la tarjeta que prueba que te vacunaste contra la COVID-19 puede ser mucho más peligroso de lo que piensas

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, con su tarjeta de vacunación.
La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, con su tarjeta de vacunación.
Foto: Matthew Hatcher / Getty Images

Muy probablemente usted sea uno de los que celebró con una foto en redes como Facebook haber recibido la dosis o las dosis de algunos de las vacunas contra el coronavirus disponibles en Estados Unidos.

Aunque de entrada parece una acción segura y sin mayores implicaciones que ganar “likes” y promover los esfuerzos de vacunación, la exposición puede significar un riesgo mucho más grande de lo que algunos puedan imaginar.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) indicó esta semana que investiga varias plataformas en línea que ofrecen tarjetas falsas de vacunación contra la COVID-19 a cambio de cientos de dólares como parte de un esquema de fraude a gran escala.

Los delincuentes roban información de personas que comparten sus tarjetas de vacunación en redes sociales para crear tarjetas falsas.

“Eso facilita las acciones de los estafadores que producen esas tarjetas”, indicó en un comunicado el FBI, según citado por Telemundo

El hecho de que no existe un sistema federal para autenticar la validez de las tarjetas de vacunación ha hecho que timadores se aprovechen de la situación y la tendencia siga creciendo, según la oficina federal.

No es la primera que agencias como el FBI hacen la advertencia.

El pasado 30 de marzo, el Buró instó a las personas que no han sido vacunadas a no comprar tarjetas de inmunización falsa y tampoco completar tarjetas auténticas con información fraudulenta.

Falsificar estos documentos constituye un delito penado por la ley, ya que se trata de uso no autorizado de sellos oficiales.

Solo el Departamento de Salud y Servicios Humanos de (HHS) y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de dicha agencia tienen la potestad de certificar que un individuo fue vacunado mediante una de estas tarjetas.

De acuerdo con el FBI, las personas buscan estas identificaciones para ingresar a escuelas, viajar libremente por el transporte público y hasta para participar de eventos religiosos en iglesias.

El fraude con estas tarjetas ha llevado a la creación de una coalición de más de 45 fiscalías estatales encabezada por John Stein (Carolina del Norte) y Herbert Slatery (Tennessee), que pidieron la intervención federal para frenar la venta de tarjetas falsas en Twitter, eBay y Shopify.

El procurador general de justicia de Connecticut, William Tong, fue el más reciente en sumarse al grupo este lunes.

“La gente está ofreciendo tarjetas de vacunación falsas en Twitter, eBay y Shopify y plataformas en línea, y es realmente peligroso”, indicó Tong, según citado por News 8.

Sobre este particular, Twitter ya ha removido 22,000 publicaciones y ha cuestionado unos 11 millones de tuits adicionales porque violan sus políticas.