Cuáles son los 6 mejores alimentos estimulantes para el cerebro

Lo que comemos puede afectar la capacidad del cerebro para pensar y recordar; incluir alimentos para el cerebro en tu dieta saludable puede contribuir a una mejor función mental

Cuáles son los 6 mejores alimentos estimulantes para el cerebro
El café puede aumentar la concentración a corto plazo y ayudar a prevenir la demencia a largo plazo.
Foto: Toni Cuenca / Pexels

Hay algunos alimentos que tienen gran potencial para promover la salud del cerebro. Estos alimentos que han sido objeto de investigación pueden formar parte de una dieta saludable y con ello contribuir a una mejor función mental. La mayoría se caracteriza por sus componentes antioxidantes y antiinflamatorios con efectos neuroprotectores.

1. Pescado graso

Salmón
Foto: Shutterbug75/Pixabay

Los pescados grasos, especialmente el salmón y las sardinas son ricos en ácidos grasos omega-3. Harvard Health explica las grasas omega-3 realizan una serie de funciones, especialmente la construcción de membranas celulares en todo el cuerpo y el cerebro.

Los efectos antiinflamatorios y antioxidantes del omega-3 podrían promover células cerebrales más saludables y un menor deterioro del cerebro. Estas grasas saludables se han relacionado con niveles sanguíneos más bajos de beta amiloide, la proteína que forma aglomeraciones dañinas en el cerebro de las personas con enfermedad de Alzheimer. Procura comer pescado al menos dos veces por semana.

2. Arándanos y fresas

Fresas
Foto: Katie175/Pixabay

Los arándanos y las fresas son particularmente ricas en compuestos químicos llamados antocianinas. Son estos pigmentos naturales que les dan sus tonos púrpura, rojo y azul los que también ayudan a mejorar la memoria.

Investigadores del Hospital Brigham and Women’s de Harvard encontraron que las mujeres que consumían dos o más porciones de fresas y arándanos a la semana retrasaban el deterioro de la memoria hasta dos años y medio.

¿Cómo las bayas favorecen al cerebro? Los altos niveles de antioxidantes de las bayas protegen a las células cerebrales del daño de los radicales libres dañinos. Los compuestos en las bayas pueden cambiar la manera en que se comunican las neuronas y prevenir la inflamación en el cerebro que contribuye al daño neuronal y mejorar tanto el control motor como la cognición, según explica una revisión publicada en la American Chemical Society.

3. Nueces

nueces y cacahuates
Foto: Jess Vide/Pexels

Las nueces aportan omega-3, pero eso no es todo. El revestatrol en nueces y cacahuates se relaciona con la protección de las neuronas contra el daño oxidativo y con la prevención de la muerte neuronal.

Los cacahuates son una opción accesible que puede ofrecer los beneficios como las nueces más caras. Se destacan porque contienen altos niveles de niacina y son una buena fuente de vitamina E, dos nutrientes que protegen contra el deterioro cognitivo relacionado con la edad. Incluir cacahuates es tu dieta puede ayudar a prevenir Alzheimer.

4. Café

Café
Foto: Elle Hughes/Pexels

El consumo de café puede afectar al cerebro a corto y largo plazo. A corto plazo aumenta el estado de alerta, la energía, la capacidad de concentración e incluso mejorar el estado de ánimo. Investigaciones como la publicada en la Revista Europea de Nutrición Clínica, revelan que el consumo moderado de café a largo plazo se relaciona con un menor riesgo de desarrollar Parkinson, depresión y demencia.

Los efectos del café en el cerebro no solo se deben a la cafeína, sus polifenoles y otros compuestos también juegan un papel importante.

5. Vegetales de hoja verde

espinacas
Foto: Lisia Foto/Pexels

Una dieta que contiene aproximadamente una porción de vegetales de hojas verdes por día se asocia con un deterioro cognitivo más lento relacionado con la edad, según un informe en la revista Neurology.

Las verduras de hoja verde, como la espinaca, la col rizada, la acelga y la lechuga son una fuente rica de folato, filoquinona, nitratos, α-tocoferol, kaempferol y luteína. Es la ingesta de estos nutrientes los cuales contribuirían a retrasar el deterioro cognitivo.

6. Chocolate oscuro

Foto: Karolina Grabowska/Pexels

El chocolate oscuro puede hacerte sentir más animado, ayuda a disminuir la ansiedad, amortiguar las reacciones de tu cuerpo al estrés, favorecer tu agilidad mental y prevenir el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas caracterizadas por estrés oxidativo como el Alzheimer.

El cacao es rico flavonoides, poderosos antioxidantes con efectos antiinflamatorios que protegen las neuronas y que contribuyen a mejorar la oxigenación de la sangre del cerebro. También tiene estimulantes como la cafeína y la teobromina.

Te puede interesar: