La frontera registra alza de 100% en llegada de niños solos y 71% de inmigrantes que cruzan irregularmente

La mayoría de estas personas fue deportada, un alto porcentaje ya había sido expulsada del país, adelantó CBP

La frontera registra alza de 100% en llegada de niños solos y 71% de inmigrantes que cruzan irregularmente
La Administración Biden reconoce un incremento de arribo de niños en la frontera.
Foto: Dario Lopez-Mills - Poo / Getty Images

El gobierno del presidente Joe Biden enfrenta lo que sigue llamando “una emergencia” en la frontera con aumentos considerables de arribo de adultos y niños solos.

Este jueves, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dará a conocer las nuevas cifras sobre lo que está ocurriendo en la frontera con México, pero en una llamada telefónica, funcionarios senior señalaron que hubo un incremento del 100% del arribo de niños solos en marzo con respecto a febrero.

Además se incrementó a 71% la llegada de personas que intentan ingresar la frontera en forma irregular, con 172,000 registros por parte del personal de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

La mayoría de esas personas ha sido deportada, adelantó una oficial federal. El 29% de esa gente ya había sido expulsada al menos una vez por ingresar en forma irregular a los EE.UU.

Cabe aclarar que aunque el actual gobierno busca ayudar a los indocumentados que viven en el país, ha enviado mensajes constantes de que no aceptará el ingreso irregular de más personas, quienes será enviadas de inmediato a su país.

“En marzo se deportaron a 103,000 individuos bajo el Título 42, los cuales representan el 60% de los intentos de ingreso durante el mes”, se indicó.

Los funcionarios argumentaron que este incremento y “emergencia” en la frontera tiene relación con las políticas impuestas por el gobierno del presidente Donald Trump, debido a que “desmanteló” el sistema de petición de asilo, además de reducir fondos a los países del Triángulo Norte en Centroamérica, algo que la actual administración busca reparar, una labor a cargo de la vicepresidenta Kamala Harris.

“El presidente tiene un plan… ahora estamos atendiendo este reto, pero hay una visión a largo plazo que prevenga la llegada de más inmigrantes y la vicepresidenta está liderando ese esfuerzo”, se agregó.

Atención a menores

Se reportó que los oficiales de CBP encontraron a 18,890 niños en marzo, lo que representa el incremento de 100 por ciento con respecto a febrero.

Esa agencia y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) colaboran para sacar a esos niños “lo antes posible” de centros de atención de la Patrulla Fronteriza, a fin de iniciar su proceso de reunificación con sus patrocinadores o padres, si es que están en EE.UU.

Los esfuerzos han permitido incrementar el envío de niños a espacios adecuados de HHS, al pasar de 276 a 507 de menores acomodados diariamente.

“Como ustedes saben, creemos que los centros de atención no son espacios para niños”, indicó una oficial. “Hemos trabajado con nuestros socios de HHS y FEMA para mejorar las condiciones de los niños y enviarlos lo antes posible al HHS”.

Los oficiales urgieron al Congreso acelerar una reforma migratoria que permita a la Administración Biden ampliar sus acciones en la frontera y Centroamérica.

Sin temor a deportación

El Gobierno también recuerda a los patrocinadores que no deberán preocuparse de ser perseguidos por agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) al momento de solicitar la custodia de un menor.

“Estamos asegurándonos de enviar el mensaje de que HHS no es una agencia de aplicación de la ley, entonces no hay consecuencias migratorias para quienes recojan a los niños”, indicó una funcionaria.

El 12 de marzo, la Administración Biden terminó con un acuerdo entre HHS y ICE para obtener la información biométrica de las personas que buscaban recuperar a un niño, debido a que esos datos eran utilizados para posteriores procesos de deportación.

Sin embargo, el Gobierno indicó que se siguen revisando los antecedentes de las personas, debido a la seguridad de los niños.

Las personas que tienen custodia legal comprobable y los padres de familia que ya están en EE.UU. tiene prioridad de atención.

“Estamos acelerando el proceso para los guardianes legales o padres de los niños”, se agregó.