¿Qué hacer si no has recibido ninguno de los 3 cheques de estímulo que distribuye el IRS aún siendo elegible a los pagos?

Los estadounidenses que no han recibido pagos de estímulo en virtud de las tres leyes aprobadas en el Congreso muy probablemente son de bajos ingresos que no declaran impuestos y tendrán que hacer trámites adicionales con el IRS

¿Qué hacer si no has recibido ninguno de los 3 cheques de estímulo que distribuye el IRS aún siendo elegible a los pagos?
Muchos "Non-filers" deberán declarar impuestos este año para reclamar cheques de estímulo no desembolsados por el IRS.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Si usted es uno de los estadounidenses que aún no ha recibido ninguno de los tres cheques de estímulo que ha distribuido el Gobierno federal a través del Servicio de Rentas Internas (IRS) siendo elegible, muy probablemente pertenezca al grupo de personas de bajos ingresos de los que la agencia no cuenta con información para procesar el pago.

Muchos de los casos de beneficiarios que aún no reciben los cheques de estímulo por coronavirus corresponden a personas que por bajos ingresos no están obligadas a declarar impuestos al IRS. Lo anterior significa que la agencia no tiene información en sus archivos para poder tramitar los también llamados “Pagos de Impacto Económico” que le corresponden a esta población.

La agencia ha recomendado en esta instancias que las personas presenten una declaración de impuestos cuanto antes aunque no estén obligados a hacerlo y reclamen mediante un “Crédito de Recuperación de Reembolso” el monto o los montos adeudados por cheques de estímulo.

En los casos en los que el IRS suministró un pago incompleto o sin los créditos extra por dependientes, los contribuyentes también pueden solicitar este dinero mediante el referido crédito en la planilla este año.

De hecho, el IRS informó esta semana que está procesando pagos aplicables a declaraciones de impuestos de personas que presentaron su información contributiva en esta temporada por primera vez debido a la razón anterior.

Previamente, la agencia anunció que procesa “pagos adicionales” a quienes se les desembolsó el pago incompleto en la tercera ronda. Los pagos extra aplican a contribuyentes a los que se les emitió uno inicial basado en la declaración de impuestos del 2019, pero el IRS recibió posteriormente la de este año y tuvo que hacer un ajuste basado en la diferencia de ingresos entre ambas declaraciones.

En cuanto a los “no declarantes”, el año pasado, el IRS habilitó para la primera ronda de pagos de $1,200 la herramienta en línea conocida como “Non-filers”.

Mediante el servicio, los usuarios podían someter sus datos personales para que la agencia procesara su pago. Sin embargo, la aplicación estuvo disponible hasta noviembre.

A partir de la segunda y tercera ronda, cualquier cheque de estímulo no procesado por el IRS deberá ser reclamado mediante el “Crédito de Recuperación de Reembolso” en la declaración de impuestos de este año.

En los casos de beneficiarios de programas gubernamentales como los de la Administración del Seguro Social (SSA) y Administración de Veteranos (VA) que no declaran impuestos y la tercera ronda de cheques de estímulo, el IRS trabaja directamente con las referidas agencias para el suministro de información de estos recipientes de modo que estos no tengan que realizar trámites adicionales para la llegada del pago.

Mayoría de indocumentados no son elegibles

Antes de proceder a cualquier solicitud al IRS, un punto a considerar es que los indocumentados no son elegibles a los cheques de estímulo a menos que estén casados con un ciudadano o ciudadana. Asimismo, los hijos de estas parejas con número de Seguro Social válida recibirían el pago.

La actual ley de estímulo para cheques de $1,400 y la anterior de $600 proveen para que indocumentados casados con cónyuges que tienen permiso para estar en el país también reciban los fondos. Sin embargo, el pago sería acreditado a la persona con  Seguro Social válido.

Como parte de los cambios en las leyes de estímulo para la segunda y tercera ronda, se incluyó a este grupo, pero otras poblaciones de indocumentados permanecen excluidas de la ayuda.

“Para los contribuyentes que presentan conjuntamente con su cónyuge y sólo una persona tiene un SSN válido, el cónyuge con un SSN válido recibirá hasta un pago de $1,400 y hasta $1,400 por cada dependiente que califica y lo reclama en la declaración de impuestos de 2020”, indica el IRS en su sitio web.

Como parte de la primera ronda, este grupo, tanto la persona con documentación como la que no, fueron excluidos de la ayuda.

Te puede interesar: