Cómo el alcohol puede causar disfunción eréctil

Beber demasiado alcohol puede causar disfunción eréctil y arruinar tu encuentro sexual, pero las dificultades para lograr o mantener una erección podrían no ser únicamente temporales

Cómo el alcohol puede causar disfunción eréctil
El abuso del alcohol arruina tu erección y la intensidad del orgasmo.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

Beber demasiado alcohol puede causar disfunción eréctil. Si bien un consumo moderado de alcohol podría desinhibir y aumentar el deseo sexual. El abuso del alcohol puede ocasionar disfunción eréctil temporal y a largo plazo.

La disfunción eréctil ocurre cuando una persona no puede lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener relaciones sexuales satisfactorias. El exceso de alcohol puede ser una de las causas de esta afección, según los Institutos Nacionales de Salud.

Cómo el alcohol puede causar disfunción eréctil

El abuso del alcohol afecta tanto al cerebro como al pene. El alcohol arruina tu erección de varias maneras: disminuye el flujo sanguíneo al pene, aumenta la angiotensina, una hormona relacionada con la disfunción eréctil; y deprime tu sistema nervioso central.

Beber demasiado antes del sexo no solo disminuye el flujo sanguíneo a su pene, reduce la intensidad del orgasmo y puede reducir el nivel de excitación. En otras palabras, de lograr mantener relaciones sexuales, estas podrían no resultar tan placenteras como lo serían sin exceso de alcohol.

Eyaculación tardía

De acuerdo a la Clinica Mayo, beber demasiado puede ocasionar eyaculación tardía. Se necesitan 30 minutos o más de estimulación sexual para tener un orgasmo y eyacular. Aunque es posible que algunos hombres no logren eyacular en absoluto.

Disfunción eréctil a largo plazo

Investigaciones señalan que la disfunción sexual es común en pacientes con dependencia del alcohol. El consumo excesivo de alcohol aumenta proporcionalmente el riesgo. El abuso del alcohol podría causar disfunción eréctil incluso cuando los bebedores están sobrios.

Un estudio publicado en Indian Journal Psychiatry señala que en una evaluación a cien sujetos con dependencia al alcohol, el setenta y dos por ciento tenía una o más disfunciones sexuales, siendo las más comunes la eyaculación precoz, el bajo deseo sexual y la disfunción eréctil.

American Addiction Center publica que el abuso de alcohol a largo plazo puede causar daños al sistema nervioso, que es responsable de desencadenar las señales que provocan una erección. También comparte que los estudios han demostrado que el abuso prolongado puede causar daños irreversibles a los nervios del pene.

Sin embargo, se necesita más investigación para comprender la prevalencia y el efecto del consumo de alcohol en la disfunción eréctil.

El consumo no moderado de alcohol también afecta a las mujeres

Habitualmente, con la excitación, el cuerpo se prepara para el coito aumentando el flujo sanguíneo a los genitales, provocando que se hinchen y se lubriquen. Sin embargo, el abuso de alcohol reduce el flujo sanguíneo a la vagina, hay una menor lubricación vaginal y dificultad para alcanzar el orgasmo.

¿Cuánto es un consumo moderado de alcohol?

La mejor manera de prevenir la disfunción eréctil relacionada con el alcohol es abstenerse o limitar el consumo de alcohol previo a sostener relaciones sexuales.

El consumo moderado se considera dos bebidas límite al día para los hombres y una bebida al día para las mujeres, de acuerdo a las pautas dietéticas para los estadounidenses.

Te puede interesar: