Cómo es una intervención para hacer una biopsia de senos

Hay tres métodos principales para hacer esta intervención: biopsia con aguja fina, biopsia con aguja gruesa, y biopsia quirúrgica. El procedimiento escogido dependerá del tipo de tejido a obtener.

Cómo es una intervención para hacer una biopsia de senos
Los tres procedimientos para obtener la muestra de tejido son sencillos, sólo la biopsia en quirófano requerirá algunas horas de hospitalización.
Foto: Shutterstock

La biopsia de seno es una intervención médica que se puede realizar de tres formas distintas, estas son la biopsia con aguja fina, biopsia con aguja gruesa, y la biopsia quirúrgica. Como señala Medline Plus, las primeras dos son bastante sencillas y similares entre sí.

Por su parte, la biopsia quirúrgica es un procedimiento más complejo, y en que es posible el uso de anestesia general. Este tipo de biopsia tiene lugar cuando las dos anteriores no pueden llegar al nódulo ubicado en la glándula mamaria.

Biopsia
El método escogido para tomar la muestra para la biopsia, dependerá del tipo de tejido anormal que tenga la paciente. Foto: Shutterstock

Biopsia con aguja fina o gruesa

Dos de los procesos para la realización de una biopsia de seno involucran el uso de una aguja, sea esta fina o gruesa. La aguja está dispuesta a extraer una pequeña muestra de células o de líquido en el seno.

Indiferentemente de si se emplea una aguja fina o gruesa, la biopsia de seno que involucra alguno de los dos tipos suele consistir de los siguientes pasos:

  1. La paciente se acuesta de lado o de espalda sobre una mesa de exploración (camilla)
  2. El médico le limpia la espalda y le inyecta un anestésico para que no sienta dolor durante el procedimiento.
  3. Una vez la región esté adormecida, se inserta una aguja fina o gruesa para la extracción de una muestra de células o líquido. La paciente puede sentir algo de presión en este momento
  4. El médico aplicará un poco de presión hasta detener la hemorragia
  5. Finalmente, el especialista aplicará un vendaje estéril en la zona.

Biopsia quirúrgica

Durante una biopsia quirúrgica, el cirujano realiza una pequeña incisión en la piel para extirpar todo o parte de un nódulo mamario. Este tipo de biopsia suele realizarse cuando no es posible hacer una biopsia con aguja.

Estos procedimientos suelen incluir los siguientes pasos:

  1. La paciente se acuesta sobre una camilla, y se le coloca una vía intravenosa en el brazo o en la mano. Puede administrársele un sedante para que pueda calmarse.
  2. A la paciente se le administra anestesia local o general para que no sienta dolor durante el procedimiento.
  3. Una vez la región a tratar esté insensible o cuando la paciente ya esté inconsciente, el cirujano realizará una incisión en el seno para extraer todo el nódulo o parte de él. También podría extraer el tejido circundante al tumor.
  4. El punto de incisión se cierra, sea con puntos de sutura o con tiras adhesivas.

Este tipo de biopsia no es ambulatoria a diferencia de la biopsia de seno con aguja, por lo que la paciente tiene mayores probabilidades de pasar la noche en el hospital.

Ninguno de estos tres métodos acarrea efectos secundarios graves sobre la paciente, aunque sí pueden generar infecciones si no se tienen los cuidados idóneos. Por otro lado, la fertilidad de la mujer no se encontrará afectada por ninguno de estos tres métodos.

También te puede interesar:

¿Cómo ayuda la biopsia testicular en los tratamientos de reproducción asistida?

¿Para qué se utiliza una biopsia renal y cuál es su importancia?