Trombosis venosa cerebral: síntomas y tratamiento para el grave efecto secundario de la vacuna de Johnson & Johnson

Hay varios síntomas que te pueden alertar que pudieras estar sufriendo de una trombosis venosa cerebral. Aquí te decimos cómo identificarlos y qué hacer ante la situación

Trombosis venosa cerebral: síntomas y tratamiento para el grave efecto secundario de la vacuna de Johnson & Johnson
El principal síntoma de los TSVC es un dolor de cabeza.
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

Este martes, las autoridades de salud de Estados Unidos informaron a la población en general que quedaba suspendida la aplicación de la vacuna de Johnson & Johnson, pues al igual que la de AstraZeneca, se tiene registro de 6 casos de mujeres que recibieron dicha inmunización y que desarrollaron un grave efecto secundario relacionado con la trombosis, causándole a una de ellas la muerte.

En específico, a este efecto secundario de la vacuna de Jonhson & Jonhson se le llama trombosis venosa cerebral (TSVSC), la cual es una patología que causa la presencia de un trombo o un coágulo de sangre que impide la correcta circulación sanguínea.

Generalmente, según la Agencia Española del Medicamento, solo ocurren de forma natural los casos de trombosis venosa cerebral en 1 de cada 100,000 habitantes en aquel país.

Sobre la trombosis venosa cerebral, esta se produce en el cerebro, en el seno cavernoso, que es un gran grupo de venas de pared fina, y que está asociada a una disminución del número de plaquetas en la sangre, con lo cual se sugeriría una activación anormal del sistema de coagulación que da como resultado la obstrucción de las venas cerebrales.

¿Cuáles son los síntomas de la trombosis venosa cerebral?

Generalmente, las personas que presentan este problema de salud sufre de cefalea y empiezan a presentar alguna disfunción cerebral, que se refleja en la pérdida de fuerza o exceso de sensibilidad, alteración al caminar o cuando se habla, episodios de confusión, así como pérdida de la visión y boca torcida.

También pueden presentarse vómitos, crisis epilépticas e incluso, rigidez en las cervicales así como hormigueo o parálisis de un lado del cuerpo.

Respecto al dolor de cabeza, se puede distinguir de una cefalea común porque este inicia de forma súbita, puede localizarse en un solo lado de la cabeza y este empeora si la persona se recuesta o realiza ejercicio; de igual forma puede interrumpir el sueño y no mejora con los tratamientos habituales para este malestar y va empeorando de forma progresiva.

Para poder diagnosticar si se tiene una trombosis venosa cerebral es necesario realizar alguna prueba de neuroimagen, como puede ser una resonancia magnética o un TAC.

Generalmente, cualquier persona puede desarrollar este tipo de trombosis aunque suele ser más frecuente en mujeres y jóvenes.

Factores de riesgo para desarrollar una trombosis venosa cerebral

* Embarazo

* Toma de anticonceptivos orales o cualquier terapia hormonal

* Presión arterial alta

* Diabetes

* Obesidad

* Niveles elevado de colesterol

* Ingesta excesiva de bebidas alcohólicas

* Problemas cardíacos, como cardiomiopatía o pericarditis, así como con cualquier coagulopatía

¿Cuál es el tratamiento de la trombosis venosa cerebral?

La recuperación de este tipo de trombosis es alta. El 80% de los pacientes se recuperan en su totalidad y solo un 5% desarrolla algún tipo de secuela severa.

Las personas que presenten algunos de estos síntomas deben acudir de inmediato a un hospital, pues es necesario que les sean aplicadas inyecciones anticoagulantes directamente a la vena para así deshacer el coágulo que está obstruyendo la arteria en el cerebro.

Además, se recomienda permanecer de 4 a 7 días internado en el hospital para monitorear el estado de salud del paciente pues es durante este tiempo cuando existe el riesgo de sufrir alguna hemorragia interna o que se vuelva a producir una trombosis cerebral.

Las secuelas graves pueden ir desde alteraciones del habla hasta parálisis; la gravedad dependerá del tiempo en el que el cerebro se haya quedado sin oxígeno.

Los médicos podrían recomendar a estos pacientes algún tipo sesión de fisioterapia o terapia del hablar para así ayudar a recuperar a los pacientes esas capacidades que se perdieron.

Te interesa:

Vacuna Johnson & Johnson: ¿Qué tengo qué hacer si ya me la pusieron?

Los 7 pasos para evitar un derrame cerebral