Corte aplaza audiencia de Genaro García Luna ante la inmensa cantidad de pruebas por procesar

El gobierno y la defensa del exsecretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón reconocen la "complejidad" del caso

Genaro García Luna enfrentaría su proceso en prisión.
Genaro García Luna enfrentaría su proceso en prisión.
Foto: Getty / BOP

A petición del fiscal en funciones Mark Lesko, la Corte del Distrito Este de Nueva York aceptó aplazar la audiencia del exsecretario de Seguridad Pública mexicano, Genaro García Luna, debido a la “enorme cantidad” de pruebas que las autoridades no han procesado.

En una carta enviada al juez Brian Cogan, el Fiscal señala que hay un acuerdo con la defensa del exjefe de Policía mexicano, para posponer 60 días la audiencia programada para el 19 de abril, debido a “la complejidad del caso”.

Pidieron al juez que descontara los días agregados del tiempo que corre sobre el inicio del juicio. El juez Cogan respondió este mismo jueves y la nueva audiencia será el 23 de junio a las 12:00 p.m.

Previamente los fiscales adelantaron que recibieron decenas de archivos, incluidas grabaciones que están en revisión como parte del caso contra García Luna, detenido el 10 de diciembre de 2019 originalmente por tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína y un cargo por declaraciones falsas ante autoridades migratorias de Estados Unidos.

La audiencia de García Luna ya ha sido aplazada en dos ocasiones, debido a la que los fiscales han recibido más pruebas, incluidos videos e información proporcionada por autoridades mexicanas y otros países.

En julio del 2020, un gran jurado en Long Island, Nueva York, encontró elementos suficientes para nuevas acusaciones contra García Luna e integrar a dos de sus excolaboradores Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, exjefe de Inteligencia de esa dependencia e investigado por ayudar a escapar a Guzmán Loera. Con ambos habría formado un “pequeño cártel” en la Policía federal.

La Fiscalía presentó entonces una acusación de reemplazo en contra del exfuncionario del presidente Felipe Calderón, cuyo señalamiento central es “liderar una organización criminal durante un largo periodo”, es decir, básicamente el mismo –y principal– cargo por el que fue sentenciado a cadena perpetua Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera. El señalamiento incluye seis agravantes.

Los fiscales indicaron que hay más evidencia tras la revelada el 11 de febrero de 2021, a la que se sumó “una producción de descubrimiento adicional el 1 de marzo de 2021, por un total de más de 32,000 páginas de documentos, así como un disco duro de grabaciones del acusado”.

Agrega que también espera más información de otros gobiernos extranjeros, a pesar de que ha obtenido algunos documentos no especificados.

“Hasta la fecha, el gobierno ha producido más de 1 millón de páginas de documentos y voluminosas comunicaciones interceptadas y grabadas”, afirman los fiscales.

Agrega que con la información que todavía esperan se crearán nuevos paquetes de evidencias contra le mexicano.

Los fiscales también señalaron que, debido a las condiciones que impone la pandemia de COVID-19, es complicado preparar el juicio a García Luna, algo en lo que concuerda la defensa.

García Luna sigue detenido en una prisión en Brooklyn y su defensa no ha logrado que salga bajo fianza ni ante el temor de contagio de coronavirus.