9 trucos para evitar el mal olor en los pies

El mal olor en los pies suele ser una molestia que causa vergüenza. Sin embargo, es fácil combatirlo manteniendo hábitos de higiene como cambiar los calcetines a diario y mantener los pies limpios y secos.

9 trucos para evitar el mal olor en los pies
Si mantienes tus pisos limpios, caminar descalzo permitirá que la piel de tus pies respiren
Foto: Shutterstock

Los pies son una parte vital del cuerpo. Mantenerlos limpios y saludables es esencial para evitar problemas de salud, como la aparición de hongos. Por eso, no es recomendable compartir el calzado, y usar productos para matar las bacterias que causan el mal olor. A continuación, te indicaremos algunos trucos para mantener tus pies frescos y saludables

1. Lavar los zapatos

El calzado es importante para evitar el mal olor. Por eso, en lo posible, es importante lavarlos. El calzado deportivo por lo general se puede lavar. En caso de que no sea así, al menos saca las plantillas y lávalas bien. Es importante asegurarte de que están completamente secos antes de usarlos nuevamente.

2. Cambia de zapatos

Siguiendo con el calzado, para evitar que el mal olor se acumule en tus zapatos, debes usar al menos un par diferente mientras lavas los otros. Otra alternativa es dejarlos al sol. Recomendación: cuando laves los zapatos, debes dejar que sequen por lo menos dos días antes de usarlos otra vez.

zapatos con mal olor
Para combatir el mal olor en los pies, es primordial lavar los zapatos y dejarlos secar muy bien antes de volver a usarlos. Foto: Shutterstock

3. Que los zapatos no estén muy ajustados

El mal olor surge debido al sudor. Cuando los pies sudan demasiado, las bacterias comienzan a aparecer. Lo mismo sucede cuando están mojados. Por eso, debes cerciorarte de que los zapatos no te queden apretados, sino, puede que tus pies suden más de lo acostumbrado.

4. No uses zapatos de plástico

Ciertos materiales, como el plástico y otros materiales sintéticos, no permiten que los pies reciban la ventilación necesaria, provocando así que suden más de la cuenta. Esto hará que el mal olor aparezca casi de inmediato.

5. Elimina los gérmenes

Para eliminar los gérmenes del calzado puedes usar un desinfectante en spray, especial para ello. Otra alternativa válida es lavar tus pies con jabón antibacterial y secar bien.

6. Usa calcetines apropiados

Debes tener cuidado a la hora de elegir calcetines. Los mejores para usar son los de algodón y de algunas lanas. Los calcetines para deportistas son elaborados con materiales que favorecen la absorción del sudor y permiten que el pie se mantenga ventilado.

No te olvides de cambiar los calcetines a diario. Usa siempre los que estén limpios, y si se humedecen, cámbialos y lávalos.

7. Deja que tus pies se ventilen

Puedes andar descalzo por tu casa, siempre y cuando el piso esté limpio, y no debes hacerlo por mucho tiempo. Es preferible que los pies se ventilen por la noche.

8. No intercambies o prestes tu calzado

Las bacterias se contagian, así como cierto tipo de hongos. Así que no es buena idea prestar o intercambiar tu calzado o tus toallas. No es para nada higiénico.

9. Mantén la limpieza

En líneas generales, la clave es ser limpio. Los pies se deben lavar a diario. Es mejor restregarlos y usar jabón antibacterial y otros productos que ayuden a mantenerlos secos, como ciertos talcos o cremas.

En caso de que el mal olor persista, o aparezcan problemas en la piel o piquiña, lo adecuado sería acudir al médico para determinar la causa y seguir un tratamiento que ayude a eliminar estas molestias.

También te puede interesar:

Cómo evitar el mal olor en la zona íntima al hacer ejercicio

Cómo prevenir el mal olor corporal