Hispana que mató a sus 3 hijos en California confesó el crimen: “Los ahogué…Ojalá mis hijos estuvieran vivos, sí”

En una entrevista con KGET, Liliana Carrillo trató de justificar su acción bajo el argumento de que los menores de 3 y 2 años y una de seis meses sufrían de abusos sexuales por parte de su padre

Hispana que mató a sus 3 hijos en California confesó el crimen: “Los ahogué…Ojalá mis hijos estuvieran vivos, sí”
Imagen ilustrativa de una mujer en prisión.
Foto: Shutterstock

Liliana Carrillo, la madre latina acusada de matar a sus tres hijos en Los Ángeles, confesó su crimen en una entrevista con la afiliada de NBC News KGET. La mujer, de 30 años, admitió que ahogó a los menores, de 3 años, 2 años y 6 meses, supuestamente para mantenerlos alejados de su padre y evitar, según dijo, que sufrieran torturas y abusos constantes, puesto que el hombre, añadió sin aportar pruebas, está implicado en la trata de personas.

“Los ahogué […] Ojalá mis hijos estuvieran vivos, sí. ¿Desearía no haber hecho eso? Sí”, aseguró.

“Los abracé. Los besé. Me disculpé todo el tiempo. Quería a mis hijos”, añadió.

No quería que siguieran siendo maltratados. Quería a mis hijos”, dijo, “ojalá no tuviera que ser así, pero prometí protegerlos”.

Carrillo, que vestía un uniforme color marrón de la cárcel, tenía los brazos amarrados a la cintura. Llevaba un yeso o venda en el brazo izquierdo. Durante la entrevista de casi media hora, lloró varias veces.

Joanna Denton Carrillo de 3 años; Terry, de 2 años; y Sierra, de 6 meses, fueron encontrados muertos el sábado pasado por su abuela materna en su departamento en el vecindario de Reseda en Los Ángeles. La mujer fue arrestada ese día en el condado de Tulare, casi 200 millas al norte de la ciudad californiana.

En la entrevista, Carrillo dijo que había conducido hacia el norte con la intención de buscar un acantilado y suicidarse, pero el automóvil se atascó en una zanja y ella marchó en el vehículo de unas personas que le ofrecieron ayuda. La mujer se declaró inocente el miércoles ante la corte del condado de Kern de cuatro delitos graves relacionados con intento de robo de auto.

Carrillo no ha sido acusada aún de la muerte de sus hijos, a la espera de concluir la investigación.

La batalla por la custodia de los menores

Hace unos días, el padre de los niños, Erik Denton, dijo que estaba en una batalla con Carrillo por la custodia de sus hijos. Alegó que la mujer mostraba inestabilidad mental.

Denton solicitó la custodia el 1 de marzo y tres días después pidió una orden de visita temporal de emergencia al tribunal, además de exigir una evaluación de la salud mental de Carrillo. El 14 de abril es la fecha que se había fijado para efectuarse una audiencia del caso, según relató al diario Los Angeles Times.

[Encuentran con vida al resto de la familia que desapareció en México cuando regresaba de sus vacaciones]

El 12 de marzo y en respuesta a la acción emprendida por Denton, Carrillo solicitó una orden de restricción temporal por violencia doméstica contra el padre de los menores de edad. “La policía de Los Ángeles no quiso involucrarse”, lamentó Denton.

La portavoz de la policía de Los Ángeles, Rosario Cervantes, dijo el sábado en una rueda de prensa que Carrillo estaba recibiendo tratamiento médico por razones no especificadas.

Con información de KGET, AP y Los Angeles Times