Jurado declara culpable al expolicía Derek Chauvin por asesinato de George Floyd

Los miembros del panel en Minneapolis tomaron la decisión en forma unánime y más allá de la duda razonable sobre los cargos de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio involuntario

Jurado declara culpable al expolicía Derek Chauvin por asesinato de George Floyd
El 29 de marzo comenzó el juicio de Dereck Chauvin por el asesinato de George Floyd.
Foto: CHANDAN KHANNA / AFP / Getty Images

Después de alrededor de 10 horas de deliberación en dos días, un jurado encontró culpable de homicidio al expolicía Derek Chauvin por el asesinato de George Floyd.

El jurado no dejó duda alguna de que Chauvin al declararlo culpable en los tres cargos en su contra: asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio involuntario, indicó el juez Peter Cahill.

Por el primer delito podría alcanzar hasta 40 años de prisión; 25 por el segundo y 10 por el tercero. La sentencia será en ocho semanas, especificó el juez Cahill.

Chauvin fue esposado en la sala del tribunal y detenido por la Oficina del Sheriff del condado de Hennepin y ahora deberá esperar su sentencia.

El juicio contra Chauvin comenzó el 29 de marzo, el cual el expolicía se negó a rendir testimonio, en medio de las pruebas presentadas en su contra, que incluyeron el video completo que muestra cómo sofocó con su rodilla a Floyd, la explicación de médicos y las críticas de expertos policiacos sobre el protocolo que el exoficial siguió en la detención del afroamericano en Minneapolis, Minnesota.

La defensa de Chauvin presentó siete testigos, que incluyeron argumentos de que Floyd murió por problemas de salud y de drogas; reconoció el uso de la fuerza del expolicía, pero sus expertos lo consideraron “apropiado”, además de criticar que “una multitud hostil de transeúntes” distrajo al exoficial, lo que pudo abonar al momento en que murió Floyd.

Sin embargo, el fiscal que lideró el caso, Steve Schleicher, atajó contra esos testimonios de la defensa en sus alegatos finales.

“(Chauvin) no iba a permitir que estos transeúntes le dijeran qué hacer. Iba a hacer lo que él quisiera, como quisiera, durante el tiempo que quisiera. Y no había nada, nada que pudieran hacer al respecto porque tenía la él tenía el poder, y los otros oficiales, los transeúntes, eran impotentes”, consideró Schleider. “Estaba tratando de ganar y George Floyd lo pagó con su vida”.

La deliberación del caso comenzó el lunes y continuó este martes con indicaciones del juez Cahill sobre los cuatro aspectos que debía tomar en cuenta el grupo para tomar una decisión unánime y más allá de la duda razonable.

“Uno, tómense el tiempo que necesiten para reflexionar cuidadosa y reflexivamente sobre la evidencia”, sugirió el juez Cahill. “Dos, piensen por qué están tomando la decisión que están tomando y examínenla en busca de prejuicios y reconsideren las primeras impresiones de las personas y la evidencia en este caso”.

Ese aspecto se refiere al historial y características de las personas que estuvieron involucradas, de su origen.

“Si las personas involucradas en este caso eran de diferentes orígenes, por ejemplo, más ricos o más pobres, más o menos educados, mayores o más jóvenes o de un género, identidad de género, raza, religión u orientación sexual diferente, ¿seguirían viendo alguna evidencia de la misma manera?”, señala el juez.

También pidió a los miembros que escucharan los argumentos de cada uno, de ayudarse a llegar a una conclusión con base en la evidencia.

“Tres, escúchense unos a otros. Deben evaluar cuidadosamente la evidencia y resistir, y ayudarse mutuamente a resistir, cualquier impulso de llegar a un veredicto impuesto por prejuicios a favor o en contra de cualquier parte o testigo”, enfatizó. “Cada uno de ustedes tiene diferentes antecedentes y estará viendo este caso a la luz de sus propias ideas, suposiciones y prejuicios. Escuchen diferentes perspectivas puede ayudarlo a identificar mejor los posibles efectos que estos prejuicios ocultos pueden afectar en la toma de decisiones”.

Además, sugirió evitar tomar una decisión con base en sus “gustos personales” o prejuicios.

“Cuatro, eviten sacar conclusiones precipitadas basadas en gustos o disgustos personales”, indicó. “Generalizaciones, sentimientos viscerales, prejuicios, simpatías, estereotipos o prejuicios inconscientes”.

En varias ciudades del país se esperaban manifestaciones ante la decisión del jurado, incluidos Los Ángeles, Atlanta, Nueva York, Dallas y Minneapolis.

Afuera de la corte se concentraron decenas de personas que gritaban el nombre de Floyd.

Una decisión polémica

El juicio de Chauvin se convirtió en uno de los de mayor cobertura a nivel nacional, debido al impacto que causó la muerte de Floyd, la cual sumó al movimiento antiracial en EE.UU., desatando protestas en varias ciudades del país, incluido Nueva York.

El presidente Joe Biden estuvo pendiente del proceso, incluso se adelantó que estaría al tanto cuando se diera a conocer la decisión del jurado, pero este martes en la mañana confió en que el jurado “tomara la decisión correcta”, sin inclinarse abiertamente, aunque ha rechazado la forma en que Chauvin sometió a Floyd.

“Son una buena familia y piden paz y tranquilidad, sin importar cuál sea ese veredicto”, dijo Biden en la Casa Blanca sobre los Floyd. “Rezo para que el veredicto sea el veredicto correcto”. Consideró que el caso es “abrumador”.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, defendió la posición del presidente y descartó que intentara “influenciar” en la decisión del jurado, luego de la polémica desatada por la representante Maxime Waters (California), quien exhortó al movimiento Black Lives Matter ser “más beligerante” si la decisión del jurado no hallaba culpable a Chauvin.

El juez Cahill incluso criticó la postura de Waters, al considerar que eso podría influir en la “percepción” del jurado y abrir la puerta a la impugnación.

“Ojalá los funcionarios electos dejaran de hablar sobre este caso, especialmente de una manera que es irrespetuosa al estado de derecho y al poder judicial y nuestra función”, dijo Cahill. “Creo que si quieren dar su opinión, deben hacerlo de manera respetuosa y coherente con su juramento a la Constitución, de respetar una rama de gobierno coigual”.