Corea del Norte condena los comentarios de Biden: “Sigue aplicando una política hostil”

Las tensiones con Kim Jong Un parecen no tener fin

Corea del Norte condena los comentarios de Biden: “Sigue aplicando una política hostil”
El presidente de EE.UU. Joe Biden durante su discurso este miércoles en el Capitolio federal.
Foto: Melina Mara / Getty Images

El director general del Departamento de Asuntos de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Kwon Jong Gun, ha calificado como “intolerables” los comentarios del presidente estadounidense, Joe Biden, sobre que el país asiático representa una “seria amenaza”.

En un comunicado publicado por la agencia de noticias estatal norcoreana KCNA, el representante de Exteriores ha hecho referencia al primer discurso que Biden emitió ante las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos para remarcar sus logros durante los primeros 100 días en el cargo.

Kwon Jong Gun ha calificado de “desliz” las declaraciones de Biden sobre Corea del Norte, calificándola de “seria amenaza” para la seguridad de Estados Unidos y el mundo, algo que “ya se preveía, pues es una historia habitual de los estadounidenses”.

“Su declaración refleja claramente su intención de seguir aplicando una política hostil hacia Corea del Norte como lo ha hecho Estados Unidos durante más de medio siglo”, ha seguido Kwon, para añadir que “lo intolerable es “que el jefe del Ejecutivo estadounidense haya aclarado su postura sobre Corea del Norte de esta manera en su primer discurso político”.

Según el escrito, es “ilógico y una intromisión en el derecho de autodefensa” de Pyongyang que Washington “amenace” mediante “una política hostil y un constante chantaje nuclear”, y que llame “amenaza a la disuasión de Corea del Norte para la autodefensa”.

Desde Corea del Norte añaden que “la supuesta ‘diplomacia’ de Estados Unidos es un cartel espurio para encubrir sus actos hostiles, y la ‘disuasión’ que pregona es solo un medio para plantear amenazas nucleares”.

En este sentido, Kwon critica que “los ejercicios de guerra nuclear contra Corea del Norte llevados a cabo por Estados Unidos poco después de la toma de posesión de la nueva Administración demostraron quién amenaza realmente a quién en la península coreana y mostraron claramente que hay que construir una poderosa disuasión para contrarrestar” a Washington.

“Si se empeña en abordar los lazos entre ambos países aferrándose todavía a la anticuada política desde la perspectiva y el punto de vista de la Guerra Fría”, Estados Unidos “se enfrentará a una crisis cada vez peor y fuera de control en un futuro próximo”, ha amenazado en su declaración.

Kwon ha concluido que Biden “ha cometido un gran error” y ahora “se ha hecho evidente cuál es la tónica de la nueva política de Estados Unidos”, que les obliga a “presionar para que se tomen las medidas correspondientes”.

Otro portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano ha criticado que el Departamento de Prensa estadounidense haya calificado como “abusos de los Derechos Humanos” las medidas adoptadas por las autoridades para controlar la pandemia del coronavirus.

Además, estas declaraciones han faltado a “la dignidad de nuestra suprema dirección en su grave provocación de carácter político”, en lo que sería una “provocación” y una “vivida manifestación de la política hostil hacia Corea del Sur para empañar su imagen y como una burda violación de su soberanía estatal”.

“La cuestión de los Derechos Humanos” es un “truco político” de Washington para “destruir la ideología y el sistema social” norcoreano, además de que es un país que “no tiene derecho a reivindicar los Derechos Humanos, ya que ha infligido sufrimientos y dolores indecibles al pueblo de Corea del Sur con una política hostil y viciosa sin precedentes”.

El comunicado critica que “la muerte de personas inocentes a causa de la desigualdad social y la discriminación racial es un hecho cotidiano” en Estados Unidos, que es el país, además, más afectado por la pandemia del coronavirus. También ha criticado la muerte por armas de fuego.

Estados Unidos debe “enfrentarse a una investigación internacional y asumir su responsabilidad por sus horribles abusos y violaciones de los Derechos Humanos”, ha concluido el portavoz, que ha adelantado que contrarrestarán “con los términos más enérgicos” estas declaraciones, que suponen que Washington “se está preparando para un enfrentamiento total” con Pyongyang.

“Hemos advertido a Estados Unidos lo suficiente como para que comprenda que saldrá perjudicado si nos provoca”, ha concluido el funcionario norcoreano, para añadir que “se arrepentirá con toda seguridad de haber actuado a la ligera, desafiando nuestras advertencias”.

PYONGYANG ADVIERTE A SEÚL DE LAS CONSECUENCIAS DE ENVIAR “PANFLETOS”

En otro comunicado, la vicedirectora del departamento del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea (PTC) –también hermana del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un–, Kim Yo Jong, ha advertido a Corea del Sur de la “provocación intolerable” de “esparcir panfletos contra Corea del Norte”.

A pesar de las advertencias lanzadas previamente a las autoridades surcoreanas, “han vuelto a no detener los actos temerarios de los ‘desertores del Norte’, haciéndoles un guiño”, ante lo que Kim ha mostrado “disgusto” por “tales actos sórdidos”.

Estos “panfletos” son considerados como “una grave provocación por Pyongyang”, por lo que estudiarán “las acciones correspondientes” y, “cualquiera que sea la decisión que tomemos y las acciones que emprendamos, la responsabilidad de las consecuencias recaerá enteramente en las autoridades surcoreanas que se abstuvieron de controlar debidamente a esa sucia escoria humana”.

“No podemos seguir siendo espectadores”, ha concluido Kim en el escrito, también difundido por la agencia estatal de noticias KCNA.

Con información de Europa Press y Agencia Reforma

Sigue leyendo: Biden cambia ruta de Estados Unidos en política exterior, pero tiene deuda con Latinoamérica