Biden envía condolencias y ofrece ayuda a México por tragedia en el Metro que dejó 25 muertos

El presidente externa su apoyo a los mexicanos "para la reconstrucción", luego del colapso ocurrido en la Línea 12 del transporte colectivo

El lunes, 25 personas murieron en el colapso de la Línea 12 del Metro en México.
El lunes, 25 personas murieron en el colapso de la Línea 12 del Metro en México.
Foto: Sáshenka Gutiérrez / EFE

El presidente Joe Biden envió un mensaje de apoyo al pueblo mexicano por el colapso en la Línea 12 del Metro que dejó 25 muertos y decenas de heridos hospitalizados.

“Estados Unidos se une al pueblo de México en el duelo por la pérdida de vidas, debido al colapso de un paso elevado de metro en la Ciudad de México”, dijo el mandatario en un mensaje compartido por la Casa Blanca.

El demócrata envío condolencias por los fallecidos y deseos de recuperación de los heridos.

“Enviamos nuestro más sentido pésame a todos aquellos que perdieron a un ser querido y nuestros mejores deseos para la recuperación de todos los que resultaron heridos”, indicó. “Como vecinos y socios, nuestras naciones están estrechamente vinculadas y Estados Unidos está listo para ayudar a México en su reconstrucción tras esta tragedia”.

El lunes en la noche colapsó una trabe en la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC-Metro) al suroriente de la capital mexicana, en la alcaldía de Tláhuac, lo que derivó en la muerte de 25 personas y más de 60 heridos.

Los hechos fueron captados por la cámara de vigilancia de la Policía, justo cuando un tren cruzaba y la vialidad a nivel de piso tenía amplia circulación de autos, varios de los cuales fueron aplastados con personas adentro.

Esa línea del Metro es la más reciente construida en el sistema de transporte y ha tenido un historial negro, que fue revelado a pocos días de su inauguración en 2012, cuando el actual canciller Marcelo Ebrard era Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Los reportes de fallas en la estructura de la Línea, en la zona hacia las alcaldías de Iztapalapa y Tláhuac, provocaron el cierre de la mitad de la ruta cuyo arreglo corrió a cargo del actual senador Miguel Ángel Mancera, quien sucedió a Ebrard como Jefe de Gobierno.

Después del temblor de 2017, una constructora propiedad del millonario Carlos Slim destinó alrededor de $15 millones de pesos (unos $750,000 dólares) en mejoras a un tramo elevado de esa línea, luego de reportes de grietas en varias estructuras, reportó el periódico Reforma.

La zona que cubre ese transporte es una de las más pobres de la ciudad con poco acceso a transporte colectivo, por ello la línea se volvió fundamental en la conexión hacia el centro de la capital mexicana.

El proyecto original era subterráneo, pero en 2008 se decidió construir 12 kilómetros en forma elevada que es justamente la que más problemas ha reportado.

En 2015, una Comisión Investigadora de la entonces Asamblea Legislativa –ahora Congreso– criticó que se modificara la construcción de la ruta, para ahorrar dinero.

También se reporta poca atención en mantenimiento del actual gobierno de Claudia Sheinbaum.