Republicanos castigan a Liz Cheney por alzar la voz contra Trump

Liz Chaney fue expulsada como presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes y el expresidente celebró la decisión de sus aliados

Republicanos castigan a Liz Cheney por alzar la voz contra Trump
Ahora Liz Cheney (Wyoming) solo forma parte de la bancada del partido / Crédito: Getty Images
Foto: MANDEL NGAN / Getty Images

Los representantes republicanos votaron para retirar la presidencia de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes a Liz Cheney (Wyoming), quien alzó la voz contra el presidente Donald Trump durante el proceso de juicio político y recientemente pidió a su partido cambiar de rumbo.

La decisión ocurrió con una votación de voz durante una breve reunión a puertas cerradas en un auditorio en Capitol Hill este miércoles por la mañana.

Aunque no lidera la Conferencia republicana, Cheney se mantiene por ahora como parte de la bancada del partido.

Según reportes de The New York Times y CNN, la representante dio un discurso de despedida que desató abucheos, pero al final recibió aplausos.

Cheney les pidió “no dejar que el ex presidente” provocara retrocesos en el partido, pues podría llevarlos a su “destrucción” y “posiblemente a la destrucción de nuestro país”.

Al salir de la reunión Cheney defendió su postura hacia el expresidente Trump, quien ha intensificado las críticas en su contra.

“Debemos avanzar basándonos en la verdad… No podemos abrazar la gran mentira y abrazar la Constitución”, expresó. “Haré todo lo que pueda para asegurar de que el expresidente no se acerque a la Oficina Oval”.

El expresidente Trump celebró la decisión de sus aliados en la Cámara y criticó e insultó a Cheney.

“Liz Cheney es un ser humano amargado y horrible”, dijo el exmandatario. “La miré ayer y me di cuenta de lo mala que es para el Partido Republicano. No tiene personalidad ni nada bueno que tenga que ver con la política o con nuestro País”.

Aseguró que la republicana es más cercana a los demócratas en distintos asuntos, incluida la frontera, y adelantó que seguramente será vista en algún canal de televisión como CNN.

Los republicanos simpatizantes con Trump tienen una cruzada de “purga” contra aquellos que han criticado o tomado acciones clave contra el exmandatario. Otro de ellos es el senador Mitt Romney(Utah), quien recientemente fue censurado en el condado de Weber en Utah, adelantó sobre las consecuencias de sancionar a Cheney.

Expulsar a Liz Cheney del liderazgo no dará un voto adicional al GOP, pero le costarán varios”, dijo.

El líder de la minoría en la Cámara, Kevin McCarthy (California), tiene como reto reagrupar a su bancada, pero hay quienes que se han lanzado en su contra, como Adam Kinzinger (Illinois), quien considera que “no debería liderar” a los representantes republicanos.

McCarthy sigue la línea del expresidente, quien apoya a la representante Elise Stefanik (Nueva York) para reemplazar a Cheney.

“Sí”, respondió McCarthy en Fox News sobre si apoyaba a Stefanik. “Necesitamos una conferencia que esté unida… Es por eso que necesitamos un presidente de la conferencia que transmita ese mensaje… para asegurarse de que estamos en el camino correcto en el futuro”.

A pesar de ello, los republicanos no decidieron todavía nombrar a Stefanik.