Restaurantes de Texas ahora pueden vender licor para llevar legalmente

La ley fue diseñada para ayudar a los restaurantes y bares de Texas en dificultades económicas a recuperar las ventas perdidas durante la pandemia del coronavirus

Restaurantes de Texas ahora pueden vender licor para llevar legalmente
La ley requiere que las bebidas alcohólicas se coloquen en un recipiente a prueba de manipulaciones.
Foto: ahmad syahrir / Pexels

Hay buenas noticias para las personas que quieres disfrutar de un trago en su casa, y es que el gobernador de Texas, Greg Abbott, promulgó el proyecto de ley 1024 de la Cámara de Representantes, el cual hace legal que las empresas de Texas vendan alcohol para llevar por tiempo indefinido. Esta ley entró en efecto de inmediato.

La ley fue diseñada para ayudar a los restaurantes de Texas en dificultades a recuperar las ventas perdidas durante la pandemia del coronavirus.

La venta de alcohol para consumo fuera de las instalaciones de los restaurantes se está llevando a cabo a través del sistema de recolección en sucursal o entrega a domicilio, y ha proporcionado a los restaurantes una nueva fuente de ingresos en un momento en que algunos han perdido más del 50% de sus ganancias debido al cierre de negocios.

Cabe señalar que muchos restauranteros de Texas ya habían estado vendiendo alcohol para llevar durante más de un año, pero esto pudieron hacerlo gracias a una exención que Abbot presentó en marzo de 2020.

Esta fue la primera que se les permitió a los dueños de negocios de Texas vender alcohol para consumirlo fuera de las instalaciones.

Para formalizar más la exención, el proyecto de ley 1024 de la Cámara de Representantes fue aprobado por la cámara de Texas a fines de marzo de 2021 y por el Senado de Texas a fines de abril. El gobernador firmó la ley esta semana.

Con la firma de Abbott que se hizo el miércoles, las reglas de bebidas alcohólicas para llevar de Texas ahora son permanentes.

Charlie Geren, Representante Estatal del Distrito 99 de la Cámara de Representantes de Texas, calificó esta ley como una gran victoria para la industria hotelera y de restaurantes.

El representante de la ciudad de Fort Worth, Texas, y otros cuatro legisladores –dos republicanos y dos demócratas– fueron los impulsores principales del proyecto de ley.

Algunos restauranteros del estado ya han declarado que las ventas de alcohol se han disparado desde hace un año gracias al servicio para llevar.

La ley requiere que las bebidas alcohólicas –incluidas las bebidas mezcladas– que se venden para el consumo fuera de las instalaciones, se coloquen en un recipiente a prueba de manipulaciones, que está destinado a evitar que los conductores y pasajeros consuman las bebidas mientras las llevan a las casas.

Además, las empresas que venden alcohol para llevar deben tener un certificado de alimentos y bebidas, según la Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas.

–También te puede interesar: Padres que tuvieron hijos en 2021 podrían tener créditos fiscales de hasta $5,000