Ex Marine prostituyó a más de 200 mujeres para clientes militares: pagará 30 años de cárcel en Carolina del Norte

Se declaró culpable: usó su experiencia militar para enseñar a las mujeres que trabajaban forzadas para él cómo apuntar mejor a los infantes de marina, a los que también vendió drogas

Jesse Gabriel Marks.
Jesse Gabriel Marks.
Foto: Onslow County Sheriff's Office / Cortesía

Jesse Gabriel Marks, ex infante de marina (2000-2002), fue condenado a 30 años de prisión en Carolina del Norte tras admitir haber prostituido a más de 200 mujeres, pero un testigo acercó el número de víctimas a 600, según fuentes de la fiscalía.

Las mujeres, muchas a las cuales drogaba, fueron sus víctimas durante casi dos décadas. Al menos dos de ellas eran allegadas a militares adultos y muchos de sus clientes estaban alistados en el ejército, dijo un portavoz de la Fiscalía Federal al Marine Corps Times.

Los documentos judiciales mostraron que entre las víctimas de Marks, quien según los informes fue dado de baja de la Infantería de Marina como soldado raso en 2002, al menos hubo una menor de edad.

Marks, de 38 años, fue sentenciado el 7 de mayo después de declararse culpable en septiembre de tráfico sexual por la fuerza, fraude o coerción, anunció la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Carolina del Norte.

“De hecho, la evidencia indica que usó su experiencia como infante de marina para enseñar a las mujeres que trabajaban para él cómo apuntar mejor a los infantes de marina”, escribió el portavoz Don Connelly de la fiscalía. “También vendió drogas a los marines”.

Los fiscales federales dijeron que Marks usaba drogas como heroína y metanfetamina para mantener a sus víctimas dependientes de él. “Después de conocer a Marks, muchas víctimas desarrollaron adicciones o profundizaron sus adicciones, arruinando su salud y, en muchos casos, sus vidas”, afirmaron en un comunicado.

Marks también acosaba a las mujeres con cócteles de drogas sin su conocimiento y las agredió sexualmente mientras estaban inconscientes, total o parcialmente. Grabó muchos de los ataques en video, dijeron los fiscales.

Las pruebas de la investigación se están compartiendo ahora con las agencias de policía en Camp Lejeune (Carolina del Norte) y sus alrededores en un intento de identificar a los clientes civiles y militares de Marks.

El ahora sentenciado se unió a los Marines en Lansing (Michigan) en abril de 2000. Fue asignado por última vez como fusilero en Camp Lejeune antes de ser dado de alta en 2002. Los registros judiciales muestran que Marks, quien era residente de Jacksonville (Carolina del Norte), fue arrestado inicialmente en una redada de drogas de metanfetamina en 2019 en el condado Onslow.