Niños sacaron de quicio a cadete hispano de base militar Jackson que secuestró bus escolar con rifle M-4

Jovan Collazo, de 23 años y quien enfrenta una docena de cargos por el hecho reportado a principios de este mes, le habría pedido a todos los ocupantes que abandonaran el vehículo cansado de la presión de los estudiantes

Foto de archivo de cadetes en un entrenamiento en Fort Jackson, en  Columbia, Carolina del Sur.
Foto de archivo de cadetes en un entrenamiento en Fort Jackson, en Columbia, Carolina del Sur.
Foto: Scott Olson / Getty Images

El cadete hispano de la base militar Jackson, en Carolina del Sur, acusado de secuestrar un autobús escolar con unos 18 niños y el conductor, el pasado 6 de mayo, enfrentaría más cargos criminales por supuestamente intentar escapar cuando se encontraba bajo custodia, reportó la agencia de noticias Associated Press.

Jovan Collazo, de 23 años, agredió a un guardia en la cárcel del condado Richland para tratar de evadir a las autoridades, indicó el alguacil de dicho condado Leon Lott al periódico The State.

De acuerdo con el relato de Lott, Collazo se rompió el tobillo en el intento y fue trasladado a un hospital, donde también habría intentado huir.

“Nosotros tenemos cargos adicionales que eventualmente estaremos presentando contra él“, anticipó el alguacil al rotativo.

Fielding Pringle, abogado del acusado, rechazó las acusaciones de las autoridades. El representante legal alegó que su cliente no estaba tratando de escapar, ya que estaba esposado, bajo vigilancia de suicidio y sin ropa.

“Las personas que piensan de forma clara y normal no corren alrededor de los dormitorios de la cárcel completamente desnudos con sus manos esposadas a sus espaldas, corriendo, chocando contra puertas de acero cerradas y saltando desde el segundo nivel hasta el piso de abajo”, planteó Pringle.

Cadete escapó de base militar con rifle M-4

Collazo se encuentra encarcelado desde su arresto bajo dos docenas de cargos que incluyen 19 de secuestro por el incidente de principios de mayo en el que utilizó un rifle M-4 del Ejército sin municiones para coaccionar a las víctimas.

El militar habría escapado de la base Fort Jackson en Columbia para dirigirse a una parada de autobuses en la que niños esperaban para ser transportados hasta Forest Lake Elementary School. Al ingresar al bus, el joven le dijo al conductor que no lastimaría a nadie y que quería conducir hasta el próximo pueblo.

Video muestra a Collazo en el autobús

En un video que mostró el alguacil en una rueda de prensa previa se observa a Collazo subiéndose al autobús, alrededor de las 7 a.m., y gritándole al conductor que cerrara la puerta y pusiera el vehículo en marcha.

Niños sacaron de quicio a presunto secuestrador dentro de guagua escolar

Sin embargo, la frustración se apoderó del cadete cuando los niños comenzaron a preguntarle repetidamente quién era, si les haría daño y por qué estaba asumiendo esa actitud. Algunos de los estudiantes usaron sus teléfonos celulares para informar a sus padres de lo que estaba pasando.

Unos seis minutos más tarde y a raíz de la presión de las víctimas, el secuestrador le pidió a todos que abandonaran el autobús.

El hispano llevaba tres semanas de entrenamiento en la base militar, según informó el general Milford H. Beagle. Los soldados estaban en un descanso después del desayuno cuando Collazo huyó de la base, precisó el reporte de Telemundo.