Las 10 claves del presupuesto 2022 de Joe Biden

El presupuesto propuesto por Biden para 2022 es de $6 billones de dólares y busca invertir en infraestructura, educación, salud pública, recursos para el cuidado de los hijos y ayuda a los más pobres

El proyecto de presupuesto del presidente Biden busca ofrecer educación preescolar universal a los niños de 3 y 4 años.
El proyecto de presupuesto del presidente Biden busca ofrecer educación preescolar universal a los niños de 3 y 4 años.
Foto: MANDEL NGAN / AFP / Getty Images

El presidente Joe Biden propone un presupuesto de $6 billones de dólares para el próximo año que busca aumentar de manera considerable el gasto federal y que elevaría los impuestos a las empresas y a los estadounidenses más ricos.

Biden presentó este viernes su solicitud de presupuesto para el año fiscal 2022, se trata del primer presupuesto formal de la actual administración federal.

El presupuesto 2022 pretende invertir $6 billones de dólares en obras de infraestructura, educación preescolar y universitaria gratuita, aumentar los programas federales destinados a impulsar la salud pública y el cuidado de los hijos así como otorgar ayuda a los más pobres.

Biden está incorporando sus dos propuestas que buscan enfrentar la crisis del coronavirus: la ayuda el Plan de Familias Americanas y el Plan de Empleos Americanos, ninguno de los cuales ha sido debatido aún por el Congreso. En diez puntos te presentamos el primer plan de presupuesto del presidente.

En resumen, las 10 claves del presupuesto de Biden:

1. Más infraestructura

El plan de presupuesto está basado en el crecimiento del país que será impulsado por los programas que pretenden mejorar la infraestructura y ampliar la red de seguridad social que ya incluye el Plan de Empleo Americano y el Plan de Familias Americanas.

2. Mejor calidad de vida

El gasto del presupuesto pretende que desde el gobierno se garantice a más estadounidenses alcanzar un mejor nivel y calidad de vida, aumentar la clase media e impulsar la industria nacional para que sea más competitiva a nivel mundial.

La propuesta de Biden en materia de educación y atención infantil, denominada Plan de las Familias Americanas, ofrece educación preescolar universal a todos los niños de 3 y 4 años así como dos años de universidad comunitaria gratuita. El plan también contempla la desgravación fiscal federal por hijo que se amplió en el Plan de Rescate Americano.

3. Mayores impuestos a los ricos

El plan del presidente buscaría ampliar la huella fiscal federal, es decir, incrementar los impuestos a las corporaciones, una propuesta que incluso Jeff Bezos, el dueño de Amazon, está de acuerdo con el presidente ya que la creación de infraestructura mantendrá la competitividad de todas las industrias en el país a través de mejores carreteras, Internet de Banda Ancha, mayores estaciones de carga para vehículos eléctricos y mayor investigación.

El plan también contempla financiar los servicios de guardería que sean asequibles, una educación preescolar universal y la instalación de un programa nacional de permisos remunerados. El gasto militar también crecería pero, según el informe, sería menor en proporción a la economía.

4. La deuda se reduciría en el 2030

Según un documento dado a conocer por la Casa Blanca, los niveles de deuda propuestos por el presidente Biden se reducirían a partir de la década de 2030. Los planes de empleo y para familias serían compensados con el aumento de impuestos a las grandes corporaciones a lo largo de 15 años.

5. Menos impuestos para los estadounidenses

El plan pretende que el recorte en los impuestos para los estadounidenses de ingresos bajos y medios, que fue firmado por Trump en 2017, continúe hasta 2025 y se espera que se pueda extender en un futuro. Biden se ha comprometido a no subir los impuestos a las personas que ganen menos de $400,000 dólares al año.

6. Velocidad en el crecimiento

El proyecto colocaría a Estados Unidos con una gran deuda para poder financiar los planes del presidente por lo que el déficit podría alcanzar los $1.8 billones en 2022 que, según el presidente, permitiría que la economía crezca por año a un ritmo mayor que desde los años ochenta.

7. La mayor deuda desde la Segunda Guerra Mundial

No todo son buenas noticias ya que para crecer se necesitará dinero y este deberá llegar a través de un préstamo millonario. El nuevo plan colocaría el nivel de deuda en una cantidad que superaría el valor anual de la producción económica del país. Se estima que en 2041 la deuda del país alcanzaría su nivel más alto en la historia de Estados Unidos rebasando incluso el récord alcanzado durante la Segunda Guerra Mundial.

8. Un presupuesto grande con crecimiento moderado

El presupuesto propuesto por el equipo del presidente Biden predice que la economía crecerá poco más del 2% de manera anual en comparación con el gasto millonario. Solo el 2021 se espera que la economía pueda crecer un $5.2 por ciento pero el nivel se reducirá con el paso de los años.

Este ritmo de crecimiento sería similar al que Estados Unidos ha estado experimentando durante los últimos 20 años, sin embargo el desempleo podría bajar desde el 6.1% hasta el 4.1% el próximo año y podría mantenerse por debajo del 4% durante los siguientes años.

9.Un aumento de precios

Como todo en la economía si gastamos de más se produce un rápido incremento en los precios. Esto ha estado sucediendo en diferentes productos a medida que la economía reabrió en todo el país tras el cierre provocado por la pandemia.

El presupuesto anunciado prevé que los precios al consumo no subirán más de un 2.3% cada año y que la Reserva Federal solo subirá de manera gradual los tipos de interés a niveles mínimos.

En general el plan propone que el gobierno gaste cada vez más como parte de la economía todos los años que le permitiría en el futuro obtener mayores ingresos que en cualquier otro momento.

Según dijo el jueves Jen Psaki, la secretaría de prensa de la Casa Blanca, que este presupuesto de $6 billones de dólares “permitirá poner junto con el Plan de Rescate Americano y el Plan de Familias Americanas en una mejor situación financiera con el paso del tiempo”.

Biden heredó $3 billones de dólares que la administración Trump aprobó durante su último año para hacer frente a la pandemia de la COVID-19 para después sumar otros $1.9 billones de dólares en gastos de ayuda económica para distribuir un tercer cheque de estímulo.

Desde entonces Biden busca gastar más de $4 billones de dólares en infraestructura, educación y programas de seguridad social para beneficiar a las familias estadounidenses y pagar esos programas con mayores impuestos a las empresas y los estadounidenses más ricos.

10. Camino a la aprobación

El presupuesto propuesto 2022 tendrá que ser aprobado por el Congreso, que con el control de la Cámara por parte de los Demócratas y la división en el Senado, las probabilidades de que se convierta en ley son mayores si busca conseguir los votos de todos los demócratas del Senado para que los planes de gasto puedan continuar adelante.

Te podrá interesar: