Coalición nacional hace un llamado a los altos funcionarios de Inmigración para proteger a jóvenes en riesgo de deportación

El esfuerzo está dirigido por la Coalición End SIJS Backlog ("la Coalición"), un grupo nacional de jóvenes inmigrantes directamente afectados y más de 55 organizaciones aliadas

Jóvenes que podrían solicitar la residencia legal permanente a través de la clasificación de inmigrante juvenil especial han sido afectados por las demoras burocráticas y están atrapados en un limbo legal, enfrentando una posible deportación. /Archivo
Jóvenes que podrían solicitar la residencia legal permanente a través de la clasificación de inmigrante juvenil especial han sido afectados por las demoras burocráticas y están atrapados en un limbo legal, enfrentando una posible deportación. /Archivo
Foto: John Moore / Getty Images

La semana pasada, un grupo de más de 400 profesionales con experiencia trabajando con niños inmigrantes que han sobrevivido al abuso y la negligencia, envió una carta abierta a los altos funcionarios de inmigración pidiéndoles que aborden de inmediato los daños causados en la demora por años para aplicar a la residencia legal permanente a través de la clasificación de inmigrante juvenil especial o SIJS. Este retraso ha dejado a decenas de miles de niños y jóvenes vulnerables atrapados en un limbo legal y enfrentando una posible deportación, a pesar de ser elegibles para solicitar tarjetas de residencia.

El esfuerzo está dirigido por la Coalición End SIJS Backlog (“la Coalición”), un grupo nacional de jóvenes inmigrantes directamente afectados y más de 55 organizaciones aliadas trabajando para educar al Congreso, agencias de inmigración y el público en general acerca de los impactos dañinos de los límites de visas en niños inmigrantes, y abogar por el fin de la demora del SIJS. Además de las organizaciones miembro de la Coalición, cientos de abogados, médicos, trabajadores sociales y activistas han firmado la carta. Entre las organizaciones firmantes de la misma se encuentran Servicios para Inmigrantes y Refugiados de Caridades Católicas de Nueva York,

SIJS es un estatus migratorio que permite a los niños que han sobrevivido al abuso, negligencia o abandono de sus padres solicitar la residencia permanente en los Estados Unidos. La clasificación SIJS combina protecciones especiales tanto de la ley estatal de bienestar infantil como de la ley de inmigración humanitaria para ayudar a los sobrevivientes de un trauma a obtener protección con la menor demora posible. El Congreso creó SIJS, con un camino directo hacia una tarjeta de residencia, para brindarles a los jóvenes las herramientas necesarias para lograr la estabilidad: elegibilidad para ayuda financiera federal para la universidad, autorización de trabajo y protección contra la deportación. Una petición SIJS debe ser adjudicada dentro de un periodo de 180 días, y salvo por la demora actual, un(a) joven a quien se le otorgó el SIJS es elegible para solicitar inmediatamente una tarjeta de residencia. Sin embargo, un retraso en este momento para las tarjetas de residencia basadas en SIJS está impidiendo que muchos jóvenes accedan a esas herramientas de manera oportuna y significativa.

Decenas de miles de beneficiarios de SIJS de México, Guatemala, El Salvador y Honduras ahora enfrentan esperas de varios años antes de que puedan aplicar por la residencia permanente legal debido a los límites anuales de visas basadas en el empleo y los límites impuestos por país en las tarjetas de residencia, lo cual los expone a explotación y deportación; los peligros que precisamente SIJS fue diseñado y decretado para prevenir.

En la carta, la Coalición describe los daños que experimentan los jóvenes como resultado del atraso y pide a la administración de Presidente Biden que implemente medidas provisionales, como otorgar permisos de trabajo a los solicitantes de SIJS y prevenir su deportación, hasta que se apruebe la legislación para eliminar la demora.

-Mario Russell, Esq. Director, Servicios para Inmigrantes y Refugiados de Caridades Católicas de Nueva York