Madre e hija dan a luz juntas

La mujer de 54 años quiso ayudar a su hija prestándole su vientre para que pudiera ella y su marido tener el bebé que habían deseado por años, sin imaginarse lo que la vida les tenía preparado

Ambas dieron a luz con días de diferencia.
Ambas dieron a luz con días de diferencia.
Foto: Shutterstock

Hay muchas parejas que desafortunadamente han intentado durante mucho tiempo quedar embarazados de forma natural sin que puedan lograrlo. La buena noticia es que hoy en día, gracias al avance de la ciencia y la medicina existen muchos métodos y tratamientos que pueden ayudar a conseguirlo.

Uno de los métodos a los que más se recurre es la fecundación in vitro e incluso el llamado vientre de alquiler, en donde las parejas pagan a mujeres que están dispuestas a llevar en su vientre durante 9 meses que finalmente no será suyo.

Pero también puede que haya alguien en la familia que desee ayudar a la causa y se ofrezcan a fungir como madres sustitutas.

Eso fue lo que vivió una pareja de Michigan conformada por Kelsi y Kyle Pierce, quienes luego de atravesar por varios exámenes médicos en los cuales se les indicó que sería complicado embarazarse de forma tradicional, optaron un vientre sustituto.

Pero cual sería su sorpresa que la madre de Kelsi, una mujer de 54 años y quien goza de perfecta salud, alzó la mano para ser ella quien gestara a su propio nieto.

Tras someterse al tratamiento, finalmente el embarazo de la madre de Kelsi marchaba a la perfección. Pero no pasarían muchos días cuando esta familia recibiría una gran noticia: Kelsi también estaba embarazada.

“No era algo que pensara que fuera siquiera una posibilidad. Cuando vi las dos líneas me quedé completamente asombrada porque nunca había visto dos líneas. Me había vuelto tan loca que los comprobaba cada mes y me esforzaba tanto por ver líneas que no estaban ahí… Así que al verlo claramente delante de mis ojos, pensé: ‘No, no, esto es una prueba defectuosa’. No quería hacerme ilusiones, pero era tan loco y emocionante”, comentó la joven madre.

Madre e hija estaban entonces a la espera, cada una, de una niña. Lo mejor sería que ambas dieron a luz con un par de días de diferencia, asistiendo el parto una de otra y por fortuna, tanto ellas como las bebés no tuvieron ninguna complicación.

Te interesa:

Abuela se vuelve viral por despreciar a su nieto recién nacido

Madre primeriza: Mujer de 73 años da a luz a gemelas