Las dos grandes ayudas económicas del plan de Biden en proceso de distribución por parte del IRS además del tercer cheque de estímulo

La exención de $10,200 dólares en el pago de impuestos por beneficios del desempleo y la extensión del "Crédito tributario por hijos" seguirá aliviando la carga económica de millones de estadounidenses por los próximos meses

El "Plan de Rescate Estadounidense" otorgó varias ayudas económicas a los estadounidenses afectados por la pandemia.
El "Plan de Rescate Estadounidense" otorgó varias ayudas económicas a los estadounidenses afectados por la pandemia.
Foto: ADEK BERRY / AFP / Getty Images

Aparte de la continuación del envío de pagos por tercer cheque de estímulo, hay otros dos grandes programas de ayuda económica aprobados como parte del “Plan de rescate estadounidense” de la Administración Biden que ya están siendo distribuidos por el Servicio de Rentas Internas (IRS) o su entrega comenzará próximamente.

Aunque las provisiones anteriores no son las únicas bajo la tercera ley de estímulo aprobada en el Congreso de EE.UU., son de las que más dinero otorgan a estadounidenses.

Exención de $10,200 dólares en el pago de impuestos por beneficios del desempleo en el 2020

La primera de estas es el incentivo bajo la exención de $10,200 dólares en el pago de impuestos por beneficios del desempleo durante el 2020.

Hace poco más de dos semanas, el IRS anunció a través de su página web que inició las correcciones de declaraciones de impuestos a los contribuyentes elegibles para emitir los reembolsos correspondientes.

El proceso de dos fases iniciará con las planillas más simples y continuará hasta finales de verano con las más complicadas o de matrimonios que declaran en conjunto y reclaman dependientes así como créditos fiscales.

La exención de $10,200 de compensación por desempleo de 2020 del ingreso aplica a quienes ganaron menos de $150,000 en ingreso bruto ajustado.

“Usted es elegible para excluir la compensación por desempleo si la recibió en 2020 y su ingreso bruto ajustado modificado (AGI) es menor a $150,000. El AGI modificado para propósito de calificar para esta exclusión es su ingreso bruto ajustado para 2020 menos la compensación total por desempleo que recibió. Este límite sigue siendo el mismo para todos los estados tributarios, independientemente de si está casado y presenta una declaración de impuestos conjunta (no se duplica a $300,000)”, explicó el IRS en una entrada sobre preguntas frecuentas sobre la exención en su página web.

Los fondos llegarán a los beneficiarios mediante depósito directo, cheque en papel o tarjeta de débito por correo postal. La vía de pago dependerá de si la persona suministró al IRS los datos de su cuenta bancaria o no.

Extensión del “Crédito tributario por hijos”

El otro gran programa de la Administración Biden sobre el que ya empezó a orientar el IRS es la extensión del “Crédito tributario por hijos”.

El dinero bajo este concepto será distribuido en cheques mensuales de entre $250 y $300 por menor a las familias elegibles que así lo quieran, entre julio y diciembre.

El primer pago está pautado para ser enviado el 15 del mes próximo.

“El IRS y el Tesoro también anunciaron que los pagos aumentados del CTC se realizarán el día 15 de cada mes, a menos que el día 15 sea un fin de semana o feriado. Las familias que reciben el crédito mediante depósito directo pueden planificar sus presupuestos en torno a la recepción del beneficio. Las familias elegibles recibirán un pago de hasta $300 por mes por cada niño menor de 6 años y hasta $250 por mes por cada niño de 6 años o más”, precisó la agencia en un comunicado el pasado 17 de mayo.

Bajo el “Plan de rescate estadounidense”, se aumentó el máximo del Crédito tributario por hijos en 2021 a $3,600 para cada niño menor de 6 años y a $3,000 por niño entre 6 y 17 años. “Se proyecta que el Plan de Rescate Estadounidense sacará de la pobreza a más de cinco millones de niños este año, reduciendo la pobreza infantil a más de la mitad”, indicó el IRS.

La agencia abrirá el 1 de julio dos portales para que las personas actualicen sus datos familiares y de dependientes para que no pierdan los beneficios del programa.

Una de las herramientas en línea le permitirá a personas que no declaran impuestos pero tienen hijos, someter su información e incluir el número de dependientes.

Mediante el otro portal, las familias que así lo quieran pueden requerirle al IRS que les envíe el dinero que le corresponde en un solo pago total y no en cuotas mensuales como planea adelantar el Gobierno.

Te puede interesar: