Repunte lento pero positivo en vacunación de latinos contra el COVID-19 en NYC

Tras el aumento de campañas e incentivos para promover la vacunación, en las últimas dos semanas las cifras de hispanos que le han puesto el brazo a la vacuna en los 5 condados han aumentado en 3%, pero 7 de cada 10 siguen sin vacunarse

Repunte lento pero positivo en vacunación de latinos contra el COVID-19 en NYC
Gabriela Muñoz, madre ecuatoriana de 31 años, poniendose la segunda dosis de la vacuna
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Desde que inició el programa de vacunación contra el COVID-19 en la ciudad de Nueva York, hace ya más de cinco meses, los latinos, junto a los negros, han sido uno de los dos grupos más rezagados y desconfiados a la hora de ponerse alguna de las inyecciones de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, disponibles para protegerlos del virus, que hasta hoy ha matado a 33,257 neoyorquinos.

Y aunque los hispanos de la Gran Manzana siguen en la cola en los datos de vacunación, con el 30% vacunados completamente, y el 36% con la primera dosis aplicada, en las últimas dos semanas se ha presentado un ligero, pero positivo repunte, de un 3% más de latinos accediendo a las vacunas. La cifra representa también casi un 10% de aumento al compararlo con consolidados de abril.

Así lo revelan datos del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York, que muestran que los latinos han comenzado a empujar un poco más el acelerador para ponerle el brazo a las inyecciones contra el COVID. El pasado 25 de abril, las cifras de latinos plenamente inmunizados en la ciudad eran de 27% y aquellos con apenas una dosis, representaban el 34%.

Testimonios de hispanos que han optado por acudir a alguno de los cientos de sitios de vacunación, que tanto la Ciudad como el Estado han habilitado a lo largo y ancho de los cinco condados, dejan ver que la lucha contra la desconfianza y la desinformación que han librado las autoridades de salud, a través de campañas educativas y asociaciones con grupos comunitarios, iglesias, escuelas y líderes comunales, están surtiendo efecto.

Igualmente, incentivos empujados por la Ciudad y el Estado, como ofrecer entradas gratis a eventos deportivos, visitas a la Estatua de la Libertad, tarjetas de $25 para mercados, membrecias de CitiBike, entradas al zoológico de El Bronx, al Acuario y al Museo de Brooklyn, participación en rifas y hasta tickets de lotería, han funcionado.

Así lo reconoció Gabriela Muñoz, una madre ecuatoriana de Queens, quien perdió al abuelo de sus hijas en julio pasado, víctima de COVID, y quien confesó que hace apenas un mes formaba parte del batallón de latinos que “por nada del mundo” pensaba en vacunarse.

La inmigrante de 31 años, quien hace unos días se puso la segunda dosis de la vacuna de Moderna contra el COVID, en el puesto que opera en el Queens Mall Center, reveló que las campañas informativas y los testimonios de familiares cercanos que tienen varios meses vacunados, como su propio esposo, quien trabaja como pintor, la convencieron para desistir de sus dudas y vacunarse.

“Yo no quería ponerme la vacuna, porque pensaba que no era segura, y eso me daba miedo. Pero ahora veo que son seguras y dan más del 90% de protección, entonces quise dar el paso que ha dado ya toda la familia, para no quedarme atrás”, comentó la ama de casa.

“Además quiero ir a mi país y quiero ir segura. Y a la gente que como yo, dudaba, les digo que se la pongan. No solo porque debemos protegernos, sino porque hay que ayudar a no contagiar a los demás, especialmente a los que son más vulnerables al virus. Hay que dar el paso, porque es mejor prevenir que lamentar”, agregó la joven madre.

Guillermo Díaz, de 86 años, también es otro de los latinos de Nueva York que dejó atrás la desconfianza contra las vacunas, y la semana pasada celebró junto a su esposa, Gladys Beira, estar ya plenamente vacunado.

“Dolió, sí, un poquito, pero es un pinchazo que pasa rápido y nos deja más tranquilos. Yo como adulto ya bien vivido puedo decir que no hay nada que temer”, comentó el abuelo hispano, quien fue uno de los rostros de ese aumento del 3% de latinos que incrementaron las cifras de vacunación en la Gran Manzana esta semana.

Guillermo Díaz, de 86 años, también es otro de los latinos de Nueva York que dejó atrás la desconfianza contra las vacunas

Hasta el momento en la ciudad de Nueva York se han puesto un total de 8,408,700 de vacunas, lo que representa que 3,605,786 de neoyorquinos están plenamente inmunizados y 4,451,832 tienen la primera dosis.

Los datos consolidados de vacunados en los cinco condados, revelan que hasta hoy el 44% de los habitantes de la Gran Manzana aptos para recibir la vacuna, ya están protegidos con las dosis necesarias, siendo los blancos, con 40% los que están en la delantera de la inmunización, mientras que con el 30%, los latinos y el 24% los negros, siguen en la cola.

Dentro de la comunidad latina de Nueva York, los hispanos de Manhattan se han vacunado más, con el 36%, seguidos por los de Queens, con el 34%, Brooklyn, con 28%, Staten Island, con 26% y El Bronx, con 25%.

Datos del Estado revelan por su parte, que dentro de la población total que hasta ahora se ha puesto la vacuna completa, los latinos representan el 17.4% y sobre la primera dosis son el 18% de la población. En el estado, se han aplicado 19 millones de dosis de la vacuna, con el 53,7% de ellos parcialmente vacunados y el 45,9 % completamente vacunados.

Pedro Frisneda, vocero del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York, destacó de manera positiva que más latinos han estado accediendo a las vacunas, pero reconoció que todavía hay un camino largo por recorrer.  Las cifras dejan ver que casi el 70% de los hispanos de la Gran Manzana siguen sin decirle “sí” a las vacunas: es decir que 7 de cada 10 hispanos aun no tiene protección química contra el coronavirus.

“Sabemos que las tasas de vacunación para la comunidad latina continúan a la zaga de los neoyorquinos blancos.Y reconocemos que además de las conversaciones entre los miembros de la comunidad, debemos hacer el proceso de vacunación más conveniente. Por eso estamos en lugares populares y en áreas y vecindarios de alto tráfico de latinos“, dijo el funcionario, advirtiendo que seguirán buscando más alternativas para llegar a los hispanos y convencerlos de vacunarse.

“Tendremos autobuses móviles para vacunas en vías concurridas, llegaremos a los lugares de trabajo cuando sea posible y trabajaremos más duro para llegar a los neoyorquinos confinados en sus hogares”, agregó Frisneda. “Si bien necesitamos que los neoyorquinos ya vacunados compartan sus historias para ayudar a generar confianza en la vacuna, también estamos haciendo nuestra parte para que sea más conveniente llevar la vacuna a los neoyorquinos, incluyendo a los latinos”.

Jonah Bruno, vocero del Departamento de Salud del Estado, aseguró que hacer que más latinos y comunidades vulnerables se vacunen es una prioridad, y destacó que incentivos, como los rascaditos de $20 dólares de la lotería de NY, que se están ofreciendo a quienes se pongan las dosis, al igual que sorteos de becas universitarias en SUNY y CUNY, y ofrecer las vacunas en estaciones del metro, están siendo efectivos.

Repunte lento pero positivo en vacunación de latinos contra el COVID-19 en NYC

“El estado de Nueva York continúa administrando vacunas de la manera más rápida y equitativa posible, incluso a través de sitios de vacunación masiva operados por el estado, sitios emergentes basados en la comunidad y una red amplia de proveedores”, dijo el vocero de la agencia estatal. “Hemos mejorado los esfuerzos para llevar vacunas a las comunidades locales y de difícil acceso, estableciendo asociaciones directas con lugares de culto, sitios emergentes en destinos populares como las estaciones MTA y NFTA, y programas creativos de incentivos de vacunas, como nuestro recientemente ampliado programa ‘Vax and Scratch’ y el programa ‘Get a Shot to Make Your Future'”.

Lovelly Tejada, directora de Educacion Comunitaria de la organización NYIC, aseguró que los esfuerzos que adelanta la Ciudad para atraer a más hispanos a vacunarse, estan funcionando, pero advirtió que hay que incrementarlos. Los latinos conforman el 29.1% de la población de Nueva York.

“La Ciudad está haciendo buen trabajo. Queremos que sigan haciendo ese trabajo y que reciban el feedback que vayamos teniendo de los miembros de la comunidad y respondan a sus preocupaciones y preguntas, creando más recursos y páginas informativas para poder trabajar con la falta de confianza que todavía muchos tienen en la vacuna”, comentó la activista. “Poquito a poquito más miembros de las familias latinas se están poniendo las vacunas y creo que estamos viendo que se está contagiando ese sentimiento de vacunarse porque queremos regresar a ese mundo normal”.

Asimismo, Tejada dijo que urge que se tenga una visión a largo plazo sobre el COVID en la comunidad latina, pues advirtió que no basta con empujar las vacunas.

“La comunidad latina fue muy afectada. Muchos se enfermaron y muchos fallecieron, y entendiendo que el COVID va a ser nuestra realidad por muchos años, y que la gente va a sentir efectos y síntomas por mucho tiempo, deben hacer lo que más puedan, no solo con recursos para la vacuna, sino construyendo una visión integral de apoyo para años futuros”.

Murad Awawdeh, director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York, se mostró complacido en que la Ciudad y el Estado hayan entendido finalmente que las alianzas con organizaciones locales como NYIC, son efectivas para pasar información confiable a la comunidad latina, lo que ha sido vital en el repunte de vacunación entre los hispanos.

Repunte lento pero positivo en vacunación de latinos contra el COVID-19 en NYC

“Para combatir esta desinformación, la Ciudad y el Estado deben continuar invirtiendo en organizaciones locales y de confianza basadas en la comunidad para garantizar que la información precisa y relevante se comparta de manera culturalmente receptiva maneras con nuestras comunidades latinas y todas las comunidades inmigrantes”, dijo Awawdeh. “Nos alienta ver el aumento de las ventanas emergentes de vacunas en todo el estado (…), así como programas móviles de vacunas que se encuentran con nuestras familias inmigrantes latinas donde son. También hemos visto más comunicación multilingüe sobre la vacuna en línea y fuera de línea, pero se necesita hacer más para combatir algunos de los mitos que han proliferado en las redes sociales y de boca en boca”.

Datos de vacunación entre latinos de NY

  • 2.5 millones de latinos se estima viven en NYC
  • 52% de los neyorquinos tiene apenas la primera dosis de la vacuna
  • 44% de todos los habitantes de la Gran Manzana están plenamente vacunados
  • 40% de ellos son blancos
  • 24% son negros
  • 30% de los latinos de la ciudad están vacunados completamente
  • 36% de los latinos se han puesto la primera dosis
  • 3% más de latinos vacunados en las últimas 2 semanas
  • 10% fue el repunte de vacunación comparado con datos previos de abril
  • 70% de los latinos de NY no están inmunizados
  • 7 de cada 10 latinos de Nueva York no se han vacunado
  • 36% de los hispanos de Manhattan están vacunados
  • 34% de los latinos de Queens están vacunados
  • 28% de latinos de Brooklyn están inmunizados plenamente
  • 26% de hispanos de Staten Island están vacunados
  • 25% de latinos de El Bronx tienen la vacuna completa
  • 17.4% del total de neoyorquinos que ha recibido la vacuna completa en el Estado son latinos
  • 18% del total de vacunados en el estado con la primera dosis, son hispanos
  • 8,408,700 de vacunas se han aplicado en la Ciudad
  • 3,605,786 de los neoyorquinos están totalmente vacunados

¿Dónde puede vacunarse?

  • En el sitio vacunas.gov puede enterarse de centros de vacunación cercanos a su hogar.
  • También puede llamar a la línea 1 (800) 232-0233 para pedir información sobre sitios cercanos.
  • En este localizador https://vaccinefinder.nyc.gov/, puedes enterarte también de sitios de vacunación disponibles sin cita previa
  •