Temporada de gripes: los mejores remedios caseros para un sistema inmunológico fuerte

Se estima que este verano e inicio de otoño venga con un incremento considerable en los casos de influenza, por fortuna un sistema inmunológico fuerte, es la clave en la prevención y control de infecciones virales. Conoce los mejores remedios caseros para mantenerte protegido y disminuir el riesgo de enfermarte

Temporada de gripes: los mejores remedios caseros para un sistema inmunológico fuerte
La temporada de gripes se acerca con fuerza, apuesta por aumentar el consumo de líquidos y caldos naturales, alimentos ricos en vitamina C y zinc. También el buen descanso es fundamental.
Foto: Shutterstock

Existen ciertas temporadas del año que traen consigo un aumento en los casos de influenza y gripes. De hecho con respecto a la próxima temporada, tenemos algunas malas noticias: numerosos especialistas en salud han declarado que la próxima temporada de gripes puede ser un desastre y una de las peores en mucho tiempo. Una de las principales razones por las que es probable que la próxima temporada de influenza sea muy mala, se relaciona directamente con el comportamiento humano. A estas alturas, las personas están muy cansadas del encierro de meses, de usar cubrebocas, de mantenerse alejados de otras personas, y es muy claro que querrán celebrar la libertad que ofrecen las vacunas que los protegen del coronavirus y la desaparición de la pandemia.

Si a esto sumamos los cambios de temperatura típicos del verano, es muy probable los casos de gripe aumenten significativamente. Sobre todo teniendo en cuenta que la gripe o influenza es causada por varios tipos de virus, que causan todo tipo de infecciones que deterioran la salud. Lo cierto es que sin importar el virus, se caracteriza por afectar el funcionamiento pulmonar y la garganta. Los síntomas incluyen fiebre, escalofríos, dolores musculares, tos, congestión, secreción nasal, dolor de cabeza y fatiga, aunque estos dependerán mucho de la carga viral y del estado del sistema inmunológico. Con base en ello nos dimos a la tarea de recopilar una destacada selección de remedios caseros y 100% naturales, para protegerte de este tipo de cualquier ataque viral. También son un gran aliado para reducir la duración de las gripes y disminuir algunos de sus principales síntomas. 

1. El mejor aliado: líquidos naturales

Una de las medidas más importantes para controlar y disminuir los síntomas de la gripe es beber abundantes líquidos naturales. Garantizar una óptima hidratación es una gran medida para mantener húmedas la nariz, la boca y la garganta. Esto ayuda a su cuerpo a deshacerse de la mucosidad y la flema acumuladas. También la diarrea y la fiebre, son dos síntomas comunes de la gripe que pueden causar deshidratación. Apuesta por el consumo de líquidos naturales, que no solo hidratan tienen el poder de mantener el buen equilibrio de electrolitos: agua de coco, té de hierbas, jugos frescos (en especial los cítricos) licuados caseros con especias antiinflamatorias (como el jengibre, canela y cúrcuma) sueros orales, sopas y caldos naturales. 

Jugo de mandarina
Jugo de mandarina. /Foto: Pixabay

2. Bebe caldos naturales tibios

Otra gran alternativa que no solo es clave para potenciar la hidratación, son los caldos naturales como el de pollo, vegetales y huesos de res. La gripe altera el apetito, la principal razón es que sentidos como el gusto y el olfato se ven considerablemente afectados por el virus, y los caldos son un gran aliado para reconfortar al organismo y aportar nutrientes esenciales en la recuperación. Además los caldos son de gran ayuda para combatir la congestión nasal y sinusal. El caldo de huesos también es naturalmente rico en proteínas y minerales como sodio y potasio, por lo tanto consumirlos ayuda a reponer los nutrientes que se pierden cuando estamos enfermos. Las variantes de pollo y res son las más recomendadas por su alto contenido en proteínas, las cuales son para reconstruir las células inmunes. 

Ingredientes sopa
Caldos vegetales. /Foto: Pixabay

3. Aumenta la ingesta de zinc

Todas las vitaminas y minerales son importantes para el sistema inmunológico, sin embargo llama de manera especial el zinc. Este nutriente, es clave para que el cuerpo produzca glóbulos blancos que combaten los gérmenes. Además se cuenta con numerosas investigaciones en las cuales se ha comprobado que el zinc, ayuda a aliviar los síntomas del resfriado y la gripe, y se cree tiene propiedades para ralentizar la rapidez con que se multiplica el virus. Los expertos recomiendan complementar el tratamiento con el consumo de un suplemento de zinc y apostar por aumentar su consumo a través de alimentos nutritivos y saludables: carne roja, mariscos, lentejas, garbanzos, frijoles nueces, semillas, lácteos y huevos. 

alimentos zinc
Alimentos ricos en zinc. /Foto: Shutterstock

4. Utiliza aceites esenciales

Los aceites esenciales son un gran aliado para protegernos contra ciertos virus y bacterias. Por ejemplo: un reciente estudio encontró que el aceite de árbol de té, ayuda a combatir el virus de la gripe al disminuir o detener la tasa de multiplicación del virus. Según el estudio, el aceite de árbol de té funciona mejor cuando se usa dentro de las dos horas posteriores a la infección. Esto muestra que puede ayudar a evitar que el virus de la gripe se multiplique. al jabón líquido para manos cuando se lave las manos o lo mezcle con la loción que usa. Otros aceites esenciales de plantas y hierbas también pueden funcionar como antibióticos y antivirales naturales. Algunas buenas alternativas son: aceite de canela, menta, eucalipto, geranio, limón, tomillo, lavanda y orégano, dependiendo la variante se pueden utilizar en el difusor, o agregar en infusiones y líquidos, también puedes untar un poco en el pecho al dormir.

aceites esenciales
Aceites esenciales. /Foto: Shutterstock

Te puede interesar: