Ola de calor en suroeste de EE.UU. subirá temperaturas hasta más de 120 °F en algunas zonas esta semana

La ola de calor será tan intensa que se espera que rompa unos 150 récords de temperatura hasta el viernes

El año pasado, las temperaturas superaron los 130 grados en Death Valley, California.
El año pasado, las temperaturas superaron los 130 grados en Death Valley, California.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Una peligrosa ola de calor esta semana subirá las temperaturas entre 15 °F y 30 °F por encima de los normal para un tercio de Estados Unidos, según los pronósticos meteorológicos.

Las altas temperaturas que iniciaron el lunes se agravarán a medida que avance la semana en estados como California, Arizona, Montana y Nevada.

El calor insoportable no solo implica riesgos para la salud de las personas, la combinación del clima caliente y la sequía podría desencadenar incendios forestales.

Al momento, un 27% de la zona Oeste de Estados Unidos está bajo una “sequía excepcional”. El récord desde el 2000 era de solo 11%, de acuerdo con el reporte de CBS.

La ola de calor será tan intensa que se espera que rompa unos 150 récords de temperatura hasta el viernes.

Las temperaturas alcanzarían los 105 °F en partes Montana y los 120 °F para partes del Suroeste del país.

En el caso de ciudades como Las Vegas y Phoenix, el sistema de baja presión elevaría las temperaturas sobre los 115 °F en algunas zonas.

Miércoles y jueves serán los días más calurosos

Las estimaciones apuntan a que los días de más calor serán miércoles y jueves a medida que el domo se centre en el Suroeste profundo y California. Se espera que las temperaturas excedan los 120 °F en las zonas desérticas y los 115 °F en la región del valle.

En Death Valley (Valle de la Muerte) el termómetro podría alcanzar los 127 °F por cuatro días esta semana.

Las temperaturas en esa área se asimilan a las del año pasado a finales de agosto, cuando se sintieron temperaturas de 130 °F, las más calientes en más de 100 años.

Expertos de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) explicaron que lo anterior no es coincidencia, sino un efecto adicional del cambio climático. A medida que la temperatura promedio del planeta aumenta, la curva se mueve a la derecha.

“Este ensanchamiento es más probable debido a un calentamiento regional diferencial en lugar de un incremento en la variabilidad de la temperatura en cada localidad”, explica una entrada en nasa.gov sobre el cambio en la distribución de las anomalías de la temperatura del suelo desde el 1951 al 2020.

Mientras que un estudio divulgado en septiembre en Science Advances encontró que el calor extremo y la sequía están ocurriendo más a menudo en muchas partes del mundo.

En el Oeste, este tipo de ola de calor y sequía que antes ocurría una vez cada 50 años, ahora se reporta al menos cinco veces en un lapso de 25 años.