Repartidor de comida llora al recibir $1 de propina tras conducir una hora

El video ha generado una serie de comentarios, en su mayoría empáticos con el sentimiento de este hombre que se esfuerza todos los días para poder salir adelante

Repartidor de comida llora al recibir $1 de propina tras conducir una hora
El hombre manejó por más de una hora para dejar el pedido.
Foto: Shutterstock

En redes sociales se ha vuelto viral un video que un repartidor de comida llamado Smithson Michael compartió en TikTok tras un episodio de mucha frustración que lo llevó al llanto.

Smithson explicó en su video que no podía evitar sentirse así de mal luego de recibir tan solo $1 dólar de propina luego de haber realizado un viaje, manejando, de una hora.

“Ojalá la gente supiera lo que es entregar para Uber Eats, Postmates, DoorDash, todas estas empresas”, expresó el repartidor, quien también pidió a los usuarios de dicha red social reflexionaran que su labor implica desgaste físico y económico.

“Acabo de pasar más de una hora conduciendo por $1.19 dólares de propina. Quiero decir, ¿les haría daño a todos darnos una propina digna darnos $5 dólares?”, agregó.

También indicó que actualmente no tiene un hogar y que se ha visto obligado a retrasar por 4 meses el pago del automóvil que usa para trabajar. “Todo se vino abajo para mí y no he podido sostenerme, proveerme y estos son servicios esenciales, solo desearía que la gente supiera cómo era. Ojalá entendieran lo que era conducir para estos servicios”, finalizó.

@deliveryguy100

#helpme #ubereatsdriver #traction #positiveforce

♬ original sound – Smithson Michael

El clip del repartidor tiene 1,2 millones de vistas y algunos internautas han externado su apoyo e incluso hubo quienes se ofrecieron a darle un apoyo económico, mientras que otros indicaron que el problema no radica en los clientes sino en las empresas que permiten estos servicios sin obligarlos a dar una buena propina.

Te interesa:

Genera polémica reacción de empleado de Domino’s Pizza al no recibir propina

Repartidor de Amazon robaba la mercancía que debía entregar en Nueva York