Menopausia: el azafrán puede servir para aliviar los síntomas

La menopausia puede ser una etapa sensible para las mujeres, se presenta después de 12 meses sin menstruación y se estima que dos tercios de las mujeres presentan síntomas físicos, emocionales y mentales. Un reciente estudio confirmó los beneficios del extracto de azafrán para mejorar el estado psicológico

Menopausia: el azafrán puede servir para aliviar los síntomas
El estudio comprobó que el consumo de 14 mg de extracto de azafrán dos veces al día, por 12 semanas, redujo en un 33% en los puntajes de ansiedad y en 32% en los puntajes de depresión.
Foto: Ulrike Leone / Pixabay

Las mujeres son completamente cíclicas y hormonales, no es ningún secreto decir que a lo largo de su vida experimentan diferentes etapas. La menopausia se da entre los 40-50 años de edad, da fin al período fértil y se marca el final del ciclo menstrual, su diagnóstico se confirma después de que la mujer ha pasado 12 meses sin menstruación. Se presenta con una disminución de las hormonas reproductivas: estrógeno y progesterona. Es muy normal que estos cambios sean bastante agresivos para algunas mujeres, por lo tanto se presentan algunos síntomas que pueden ser largos y tediosos.

Se cuenta con datos en los que se confirma que al menos dos tercios de las mujeres experimentan síntomas, que suelen deteriorar su calidad de vida. Estos incluyen sofocos, sudores nocturnos, resequedad vaginal, trastornos del sueño, cambios de humor, irritabilidad, depresión, dolor de cabeza y cansancio. Además, las mujeres menopáusicas corren un mayor riesgo de contraer diversas enfermedades crónicas, como la osteoporosis, la obesidad, las enfermedades cardíacas y la diabetes.

De tal modo que durante años se han buscado los más poderosos remedios y aliados naturales para disminuir los síntomas antes y durante la menopausia, por fortuna hoy en día contamos con mucha información disponible que nos acerca a valiosos ingredientes de gran potencial medicinal. Además los expertos en medicina coinciden en que realizar ajustes en el estilo de vida, en conjunto con el consumo de remedios naturales, la actividad física recurrente y un buen manejo del estrés, son la llave para sobrellevar este período con mucha dignidad. 

De manera particular ha llamado la atención un estudio publicado recientemente en Journal of Menopause Medicine titulado: “Los efectos de un extracto de azafrán en los síntomas de la menopausia en las mujeres durante la perimenopausia”. Los investigadores comprobaron que el azafrán puede ayudar a mejorar el estado psicológico y algunos síntomas de la menopausia, como es el caso de la alteración de la función cognitiva, estado de ánimo y sofocos.

Como dato al margen para mayor contexto: el azafrán es una especia derivada de los tres estigmas secos del pistilo de la flor de Crocus sativus. Es considerada una de las especias más caras del mercado y es por ello que se trata de uno de los ingredientes de mayor lujo en la cocina. Se caracteriza por su contenido en relevantes principios activos que le confieren su importancia medicinal y curativa. Entre sus bondades más destacadas se encuentran sus propiedades estimulantes a nivel del sistema nervioso central y del aparato digestivo, tónicas, carminativas, antiespasmódicas, antiinflamatorias, antibacterianas, antioxidantes y analgésicas.

Según los autores del estudio, los efectos del azafrán mejoran el estado de ánimo. De manera particular se descubrió que su consumo disminuye los síntomas depresivos y de ansiedad, que se dan durante la transición a la menopausia. Es bien sabido que dichas condiciones generalmente se tratan con antidepresivos, sin embargo en algunos casos suelen relacionarse con varios efectos adversos que dan como resultado altas tasas de interrupción. La buena noticia es que estos hallazgos son positivos para mejorar el estado de ánimo y mejor aún, las participantes presentaron una baja frecuencia de efectos adversos autoinformados. Por lo tanto, el extracto de azafrán es considerado un prometedor tratamiento natural del estado de ánimo durante la perimenopausia.

¿En qué consistió el estudio? Se trató de un ensayo realizado en grupos paralelos, aleatorizado y controlado con placebo. En el cual se les administraron 14 mg de extracto de azafrán o placebo a un grupo de 86 mujeres, dos veces al día durante 12 semanas. Cabe mencionar que las medidas del resultado incluyeron conceptos como: la Escala de Climaterio de Greene (GCS), el Programa de Afecto Positivo y Negativo (PANAS) y la Encuesta de Salud Short Form-36 (SF-36). El resultado primario, GCS, es una medida de autoinforme diseñada para evaluar los síntomas físicos y psicológicos asociados con la transición a la menopausia. Los parámetros antes mencionados fueron evaluados al inicio del estudio, durante la semanas 4, 8 y 12. Y los resultados fueron contundentes, demostraron que tanto los grupos de azafrán como de placebo experimentaron una reducción significativa en la puntuación total de la GCS con el tiempo. Con la diferencia que en la semana 12, las mujeres que tomaron azafrán vieron una reducción del 32% en la puntuación total de GCS, mientras que el grupo de placebo vio una reducción del 14%. Sin lugar a dudas la diferencia entre los dos grupos fue estadísticamente significativa.

De tal modo, que al cabo de 12 semanas los puntajes se presentaron mejoras significativas en los puntajes psicológicos, con una reducción del 33% en los puntajes de ansiedad y una reducción del 32% en los puntajes de depresión. Las puntuaciones de PANAS, que miden el afecto positivo y negativo, mostraron que las mujeres que tomaron el extracto de azafrán, en comparación con el placebo, tuvieron reducciones significativas en las puntuaciones negativas de PANAS y aumentos significativos en las puntuaciones positivas. Mientras que los puntajes de la subescala SF-36 que miden la calidad de vida, mostraron que los sujetos que toman azafrán tienen mejoras significativas en: problemas emocionales, niveles de energía, fatiga y el bienestar emocional.

Sin lugar a dudas un gran descubrimiento que llega como una valiosa alternativa natural para prevenir los síntomas de la menopausia, sobre todo los relacionados con el estado de ánimo que tanto afectan a las mujeres en esta etapa y que suelen durar hasta dos años. Una opción natural y sin efectos secundarios, que sin lugar a dudas vale la pena tomar en cuenta.

Te puede interesar: