Rescatan el cuerpo de una “mujer” que flotaba en el mar de Japón; era una muñeca sexual

Una llamada a los teléfonos de emergencia en la costa de Hachinohe, al noreste de Japón, desencadenó la movilización de los equipos de rescate para recuperar lo que parecía un cuerpo femenino

Hace unos días una curiosa escena ocurrió al noreste de Japón, en la costa de la ciudad de Hachinohe. Luego de recibir una llamada de emergencia, un equipo especializado de buzos rescató el cuerpo de una “mujer” que flotaba en el mar de Japón, pero se llevaron una gran sorpresa al descubrir que en realidad se trataba de una muñeca sexual.

A la distancia, parecía que efectivamente el cuerpo de una mujer desnuda flotaba a la deriva en esa zona, pero al realizar la operación los rescatistas advirtieron que se trataba de una muñeca de silicón.

El hecho curioso fue documentado en Twitter por algunos usuarios en ese país, incluyendo a la YouTuber Natsuki Tanaka. “Mientras filmaba un video de pesca, pensé que había un cadáver flotando en el agua, pero era una muñeca inflable”, escribió la chica en su cuenta de Twitter.

Tanaka publicó algunas fotos donde se observa a los equipos de emergencia trabajando en el rescate ante una multitud que miraba la operación. Un equipo de bomberos y una ambulancia también se dieron cita ante la llamada de emergencia.

Si bien se desconocen las causas por las que el juguete sexual flotaba en el océano, otro usuario japonés de Twitter señaló que probablemente provenía de un depósito ilegal de basura cercano a la zona.

El uso de muñecas sexuales se ha popularizado en Japón y en otros lugares del mundo, pero en ese país oriental incluso existe la posibilidad de organizar funerales para las muñecas sexuales en lugar de simplemente desecharlas. La compañía Love Doll, en Osaka, ofrece funerales con una ceremonia incluida, ataúdes, guirnaldas de flores y ropa especial para su entierro. Lelya Arata, fundadora de la particular empresa, ha dicho que su emprendimiento surgió de la necesidad que observó en lo dueños de muñecas sexuales, de desecharlas de una manera más humana que simplemente tirarlas a la basura… o arrojarlas al mar.