Comida rápida: los objetos más repugnantes que se han encontrado en la comida

En muchas ocasiones la masiva operación que caracteriza a las más emblemáticas cadenas de comida rápida, puede esconder algunas historias terroríficas, sobre los hallazgos de "objetos" bastante desagradables en los elementos más emblemáticos de sus menús. Aquí algunas de las historias más famosas de todos los tiempos, para satisfacer cualquier curiosidad mórbida

¿Te imaginas encontrar un ratón, un dedo, agujas o un condón en tu comida? Aunque no lo creas estas historias fueron encabezadas por las cadenas más famosas de comida rápida.
¿Te imaginas encontrar un ratón, un dedo, agujas o un condón en tu comida? Aunque no lo creas estas historias fueron encabezadas por las cadenas más famosas de comida rápida.
Foto: Pxhere

No es ningún secreto decir que muchas de las más famosas cadenas de comida rápida se relacionan con historias de terror, que hacen que cualquier persona que se preocupe por su salud dude en consumirlas.  Si bien es cierto que existen muchas historias que son mitos difíciles de verificar y no todas deben tomarse como un evangelio, es un hecho que la masiva operación que caracteriza a las cadenas de comida rápida se asocia con algunas leyendas bastante desagradables. Entre las historias más impactantes se encuentran aquellas en las que los comensales han reportado encontrar artículos que no son nada higiénicos ni saludables, no solo dejan la reputación de la empresa en los suelos, no son beneficiosos para la conciencia pública; generan estrés y paranoia. 

La realidad es que todos sentimos una curiosidad mórbida sobre el tipo de objetos y peor aún animales e insectos, terriblemente aterradores que las personas han llegado a encontrado en los más emblemáticos elementos de comida rápida. Además es bien sabido que aunque muchas personas que han sufrido de estas experiencias se conforman con una comida gratis, otros lo han llevado más lejos con abogados de por medio. Finalmente morder un condón, encontrarse un diente, cucarachas, agujas uñas o hasta un ratón, son situaciones que simplemente nadie debe de soportar. 

Probablemente pocos de nosotros nos detengamos a pensar sobre el adecuado manejo de las leyes de saneamiento (aprobadas por la FDA), que este tipo de cadenas de comida rápida deben seguir y de cierta manera suponemos o queremos pensar que se cumplen. Sin embargo, muchos rompen estos códigos, ya sea por poca capacitación, accidentes y un mal manejo de las medidas básicas de higiene de los empleados. Todos estos factores nos llevan a contar algunas historias que escándalo que han encabezado las cadenas de comida rápida más populares en todo el mundo. Sin lugar a dudas después de leer esto pensarás dos veces antes de cumplir con los antojos culposos de comida rápida.

1. Un pollo frito muy amoroso: encuentran piezas de corazón de pollo empanizado en KFC

Una de las historias más famosas dentro del rubro y según información liberada en Daily Mail, cuenta que un un cliente recibió su anhelado pollo frito para encontrase en una de las piezas un corazón de pollo empanizado. Esto sucedió en Australia, el hombre se quejó en su página de Facebook y compartió fotos del terrible hallazgo en su comida. En sus declaraciones le dijo al Daily Mail Australia que inmediatamente volvió a entrar al establecimiento y se quejó con el gerente de turno, recibiendo un reembolso completo. Posteriormente INSIDER, se dio a la tarea de comunicarse con KFC para conocer sus comentarios: “Lamentamos que este cliente haya tenido esta experiencia, sin embargo aseguramos que no se trata de un problema de salud. Nuestro pollo está preparado a mano y cocinado fresco, pero ocasionalmente ocurren errores y no se extraen bien los órganos. Hemos proporcionado al cliente un reembolso y les recordamos a nuestros equipos que tengan un cuidado especial “.

2. La peor experiencia del historia: una rata horneada en el pan de sándwich en Chick-fil-A

No puede existir algo más perturbador que esta historia, la cual tuvo lugar en el año 2018 por una mujer en Langhorne, Pensilvania y quien afirma que le dio un mordisco al sándwich antes de descubrir que se había horneado un roedor muerto en el pan. La historia se hizo rápidamente popular y fue contada en Philly.com, lo más relevante de todo es que la mujer demandó a Chick-fil-A por más de $50,000, alegando efectos secundarios negativos como angustia emocional, ansiedad y pesadillas sobre la terrible experiencia. Sobre las declaraciones de Chick-fil-A al respecto en ese momento, señalaron que se trataba en efecto de un asunto legal en curso y que estaban siendo investigadas las acusaciones del cliente.

3. ¿Algo más peligroso? Una aguja en hamburguesa de Burger King

Esta historia es algo vieja, sucedió en Hawai en el año 2010, sin embargo ha sido de las más populares de todos los tiempos. Un veterano le contó en exclusiva a Associated Press que pidió una hamburguesa en un establecimiento de propiedad militar de la cadena de comida rápida Burger King, mientras “disfrutaba” de la hamburguesa, sin saberlo, mordió una aguja que le perforó la lengua y le hizo sangrar. Unos días después, dice que vio a un médico debido a un fuerte dolor de estómago ¿La devastadora noticia? Horas más tarde se enteró de que una aguja o alambre le atravesó el intestino y lo pusieron en reposo en cama durante una semana. Cabe mencionar que se trata de un caso que estuvo en tribunales durante un tiempo, de hecho en octubre de 2014 según Law360, Burger King fue sancionado por no presentarse a una conferencia de conciliación y se sabe que intentaron abandonar el caso. La presunta víctima llegó a un acuerdo de conciliación por un monto no revelado con Burger King en febrero de 2015.

4. Mejor que una película de terror: piel humana en un sándwich de pollo de Arby´s

En el 2005 una historia cubierta por Associated Press, dio la vuelta al mundo: un trozo de carne humana (con huellas dactilares aún adjuntas) fue encontrado como el devastador complemento en un sándwich de pollo en un Arby’s ubicado en Ohio. Cuenta la historia que según la investigación realizada por los expertos en salud, un gerente se cortó el pulgar mientras trituraba lechuga y aseguraron que la acción no fue intencional. De todos modos sus pretextos no los salvaron de la demanda por $50,000.

5. Simplemente inaceptable: encuentran un condón en papas fritas de McDonald´s

Es bien sabido que McDonald´s ha encabezado varias historias terribles entorno a su operación e higiene, sin lugar a duda esta es una de las peores historias de todos los tiempos. Resulta que en 2009, una niña suiza de 7 años supuestamente encontró un condón entre sus papas fritas de McDonald’s, el caso fue revisado por la policía local quienes se analizaron el material del condón para determinar sus posibles riesgos en la salud ¡de una niña de 7 años!

6. Más terrorífico imposible: dedo humano en un sándwich de Arby’s

Uno de los “accidentes” más perturbadores de todos los tiempos fue encabezado por la cadena de hamburguesas Arby´s. De acuerdo con el sitio MLive.com, en el año 2012 un cliente adolescente en Michigan supuestamente descubrió un trozo de dedo humano ensangrentado dentro de su sándwich Arby’s. El incidente de pesadilla se consideró un “accidente aislado y desafortunado” que se dio por el intento de un empleado de ocultar una herida de la cortadora de carne. Arby´s publicó una nota de disculpa firmada y ni el adolescente ni su madre presentaron cargos contra la cadena de sándwiches.

7. Peligroso hallazgo: jeringa en un sándwich de desayuno Burger King

Probablemente una de las historias más extremas y peligrosas, es lo que experimentó Angélica Cruz en 2001, cuando pidió un sándwich de salchicha y huevo para el desayuno en un Burger King en Queens, Nueva York. La mujer cuenta que mientras masticaba el desayuno, algo le atravesó la mejilla, el devastador hallazgo fue que se trataba de la punta de una aguja de jeringa. La mujer demandó al restaurante en la Corte Suprema del estado por $ 11 millones, si bien Burger King se hizo cargo nunca se informó el resultado de la demanda y el acuerdo económico al que llegaron.

Te puede interesar: