Elsa se convirtió nuevamente en huracán a horas de tocar tierra en Florida

La tormenta avanza con vientos de hasta 75 millas por hora y se prevé que dificultará las labores de rescate en las zonas del derrumbe

El huracán Elsa tocó tierra en Florida.
El huracán Elsa tocó tierra en Florida.
Foto: Cortesía

La tormenta tropical Elsa se fortaleció este martes al subir sus vientos máximos a 75 millas por hora (120 km/h) y se convirtió de nuevo en un huracán mientras se aproxima a la costa noroeste de Florida, donde tocará tierra en la mañana del miércoles, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

NHC indicó en su boletín de las 20.00 horas de Miami (00.00 GMT), que Elsa se encontraba a unas 100 millas (165 km) al sur-suroeste de Tampa, en la parte central del litoral occidental de Florida.

Según el pronóstico del NHC, Elsa se moverá “cerca o sobre partes de la costa oeste de Florida” esta noche y temprano en la mañana del miércoles y tocará tierra a lo largo de la costa norte del Golfo en la mañana”, para luego atravesar el jueves el sureste de Estados Unidos.

Permanece un aviso de huracán a lo largo de la costa oeste del litoral floridano, entre Egmont Key (cerca de Tampa) y Steinhatchee River, en el noroeste del estado, y hay una advertencia de marejada ciclónica para la costa oeste desde Bonita Beach hasta Aucilla River, incluida la bahía de Tampa.

También hay un aviso de tormenta tropical para Dry Tortugas y en la costa oeste desde Flamingo hasta el sur de Egmont Key y al norte del río Steinhatchee hasta Ochlockonee River, además de la costa de Georgia desde la desembocadura de St. Marys River hasta Altamaha Sound.

La zona bajo vigilancia de huracán en Florida alberga a cerca de cuatro millones de personas.

Se espera que Elsa, que se mueve hacia el norte con una velocidad de traslación de 14 mph (22 km/h), mantenga esta trayectoria esta noche, para experimentar el miércoles un movimiento hacia el norte-noreste, señalaron los meteorólogos.

Toda la parte de Florida incluida en la trayectoria prevista ha sido declarada en emergencia por el gobernador, Ron DeSantis, quien esta tarde dijo que, aunque no ha emitido orden de evacuación obligatoria, la población, especialmente en los 33 condados bajo estado de emergencia, debe estar pendiente de las condiciones meteorológicas en su área.

DeSantis instó a la población a estar preparada para el impacto del sistema y mantenerse informada sobre la situación.

Desaconsejó viajar por carretera debido a potenciales inundaciones, precisó que el ojo del sistema tocará tierra entre las 8.00 y 9.00 hora de Miami (12.00-13.00 GMT) y aconsejó a aquellos que sufran daños en sus viviendas que tomen fotografías de los desperfectos de inmediato.

En Miami-Dade, en la costa sureste de Florida, se espera un día lluvioso como consecuencia del paso de Elsa por la costa oeste, pero no habrá un impacto directo.

Se espera que puedan continuar las tareas de búsqueda y rescate de víctimas en el lugar de Miami-Dade donde el 24 de junio se produjo el derrumbe parcial de un edificio, que el domingo fue totalmente derruido para evitar su caída sobre los rescatistas.

Hasta ahora se ha confirmado la muerte de 36 personas y aún hay 109 desaparecidas.

Además del azote del viento, la zona de la trayectoria de Elsa puede sufrir una subida del nivel del mar como consecuencia de la combinación de marejada ciclónica y marea, inundaciones producidas por lluvias, desborde de ríos y tornados.

Elsa no será el primer ciclón tropical en tocar tierra en EE.UU. este año. Ya lo hicieron Claudette, en Alabama, y Danny, en Carolina del Sur.

Quinta tormenta tropical de 2021 en el Atlántico, Elsa llegó a ser también el primer huracán de este año en la cuenca atlántica cuando pasó por el Caribe oriental hasta llegar a Cuba el lunes.