Trump califica de “patriotas” y “grandes personas” a quienes tomaron con violencia el Capitolio

El expresidente continúa con sus teorías de conspiración sobre el "fraude electoral", a pesar de que su exfiscal general William Barr dijo que dicha acusación "era pura mier**"; el republicano redobla esfuerzos para apuntalar a sus aliados en las elecciones del 2022

El expresidente Trump participó en una conferencia conservadora en Dallas.
El expresidente Trump participó en una conferencia conservadora en Dallas.
Foto: ANDY JACOBSOHN / Getty Images

El expresidente Donald Trump elogió a los manifestantes que tomaron violentamente el Capitolio el 6 de enero pasado, luego de un mitin liderado por él donde lanzó sus teorías conspirativas, rechazadas hasta por la Corte Suprema, de que hubo fraude electoral.

“La multitud era increíble y mencioné la palabra ‘amor’, el amor en el aire; nunca había visto algo así”, dijo el exmandatario en Fox News el domingo. “Por eso fueron a Washington”.

El expresidente lanzó una nueva teoría conspiratoria sobre la muerte de una de sus seguidoras, Ashli ​​Babbitt, dentro del Capitolio, insinuando que hubo un encubrimiento en el trabajo. Ella, una veterana de la Fuerza Aérea, recibió un disparo mortal cuando intentaba trepar por una ventana rota durante la insurrección en Washington, D.C., según los reportes policiacos.

“¿Quién es la persona que disparó en la cabeza a una mujer inocente, maravillosa e increíble, una mujer militar?”, cuestionó Trump. “No hay repercusión, si estuviéramos del otro lado, sería la historia más importante de este país. ¿Quién disparó a Ashli ​​Babbitt? La gente quiere saber y por qué”.

Durante su discurso en Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Dallas, Texas, el expresidente continuó con su discurso sobre el supuesto “fraude electoral”, cuyos reclamos y faltas de pruebas llevaron a la suspensión de licencia de su exabogado Rudy Giuliani en Nueva York y Washington, D.C.

“Desafortunadamente, esta fue una elección en la que la persona que cuenta el voto era mucho más importante que el candidato”, dijo Trump sobre sus acusaciones sin pruebas. “Es una vergüenza para nuestra nación y realmente estamos siendo despreciados y faltados al respeto en todo el mundo”.

Acusó un “gran complot” de los demócratas y volvió a criticar a su exfiscal general, William Barr, quien recientemente afirmó que las acusaciones de “fraude electoral” era “pura mierda”, ya que no había pruebas.

“Estoy muy decepcionado de que Bill Barr no haya podido responsabilizar a nadie por los innumerables abusos de poder de los demócratas”, dijo Trump en Dallas. “No retuvo a los funcionarios corruptos que espiaron nuestra campaña”.

El republicano también presumió la demanda colectiva que lidera contra Google, Twitter y Facebook por intentar “abolir la Primera Enmienda” con la supuesta ayuda de los demócratas, al censurar a conservadores.

“También están trabajando duro para abolir la Primera Enmienda”, expresó. “El ataque de la izquierda radical y la gran tecnología a la libertad de expresión es ilegal, inconstitucional y completamente antiestadounidense”.

Trump ha aumentado su presencia en distintos foros, incluyendo la organización de mítines, con  el objetivo de apoyar a sus aliados para la elección intermedia del 2022.

En el evento de CPAC se distribuyó un plan de “siete pasos” para que el expresidente volviera a la Casa Blanca, el cual incluía una posible competencia para buscar una posición en la Cámara de Representantes.