Estados Unidos se lanza contra ataques cibernéticos de China incluido el reciente a Microsoft Exchange

La Unión Europea, el Reino Unido, Australia, la OTAN, entre otros; se unen al gobierno del presidente Joe Biden contra acciones chinas para el robo de propiedad intelectual, económica, política y militar

Una alianza  internacional busca enfrentar las amenazas cibernéticas de China.
Una alianza internacional busca enfrentar las amenazas cibernéticas de China.
Foto: NICOLAS ASFOURI / AFP / Getty Images

En un esfuerzo sin precedentes, Estados Unidos y sus aliados de la OTAN se unen en contra de las actividades de espionaje y ataque cibernéticos que acusan contra el gobierno de China.

La Unión Europea, el Reino Unido, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Japón y la OTAN se unen al gobierno del presidente Joe Biden, indicó un funcionario de Seguridad Nacional en llamada con reporteros.

(Se van a) exponer y criticar las actividades cibernéticas maliciosas del Ministerio de Seguridad del Estado de la República Popular China”, dijo como la primera acción de tres.

Se mostrará cómo cómo el Ministerio o MSS “utiliza hackers de contratos criminales para llevar a cabo operaciones cibernéticas no autorizadas a nivel mundial”, indicó el funcionario.

“Sus operaciones incluyen actividades criminales, como la extorsión cibernética, el crypto-jacking y el robo de víctimas de todo el mundo para obtener ganancias financieras”, afirmó. “En algunos casos, estamos al tanto de los informes de que los operadores cibernéticos afiliados al gobierno de la República Popular China que han llevado a cabo operaciones de ransomware contra empresas privadas a las cuales se demanda rescate de millones de dólares”.

La segunda acción de la Administración Biden será aplicada por la Agencia de Seguridad Nacional, la Agencia de Seguridad de Ciberseguridad e Infraestructura y la Oficina Federal de Investigaciones (NSA, CISA y FBI), que detallarán más de 50 tácticas, técnicas y procedimientos que ´hackers’ patrocinados por el Estado chino utilizan, particularmente redes estadounidenses y aliadas.

Como tercera acción se indicó que se atribuirá formalmente “la campaña cibernética maliciosa” que utiliza las vulnerabilidades en el Servidor de Microsoft Exchange, que fue divulgado en marzo.

La alianza internacional, dijo el funcionario, es fundamental para lograr detener el comportamiento de China.

“Ninguna acción puede cambiar el comportamiento de China en el ciberespacio y tampoco un solo país puede actuar por su cuenta”, se adelantó. “Nuestro enfoque colectivo para el intercambio de información sobre amenazas cibernéticas es la defensa”.

Eso obligará a los países aliados a mejorar el intercambio de información de inteligencia de amenazas cibernéticas y defensa de redes, así como ampliar el compromiso diplomático para fortalecer nuestra resiliencia cibernética colectiva y cooperación en seguridad.

Un documento compartido por la Administración Biden expone cómo se han rastreados los ataques cibernéticos y algunas de las acciones a tomar sobre las acciones de China enfocadas en el robo de propiedad intelectual, económica, política y militar.

“Los actores cibernéticos patrocinados por el Estado chino utilizan una amplia gama de tácticas y técnicas para explotar las redes informáticas de interés en todo el mundo”, se indica.