8 razones para iniciar una dieta basada en plantas

Cada día más estadounidenses siguen una dieta basada en plantas, se ha posicionado como el estilo de alimentación más recomendado para proteger la salud, al planeta y prevenir todo tipo de enfermedades crónicas. Se trata de un esquema repleto de beneficios nutricionales y medicinales, que se relacionan en con sus propiedades antiinflamatorias

8 razones para iniciar una dieta basada en plantas
Seguir una dieta basada en plantas es un gran aliado de la salud cardivascular, intestinal, digestiva e inmunológica.
Foto: Foto de Alesia Kozik en Pexels / Pexels

No existen dudas: seguir un estilo de alimentación basada en plantas, es la más poderosa herramienta de salud. De acuerdo con un estudio realizado en 2020, actualmente en Estados Unidos hay aproximadamente 9,7 millones de veganos. Un asombroso 3.000% más que en 2004, lo cual nos deja muy claro el futuro de este estilo de vida que además es la mejor manera de cuidar al planeta. No en vano estos cambios en la dieta han llamado la atención de numerosas empresas de alimentos y han creado un mercado vegano en auge, incluso los gigantes tradicionales de la industria cárnica han innovado en la creación de productos de la carne de imitación.

De acuerdo con datos de SPINS para The Good Food Institute y Plant Based Foods Association, desde el 2020 las ventas de alimentos de origen vegetal crecieron en un 27%, dos veces más rápido que las ventas de alimentos en general. Es indudable que se trata de la alimentación del futuro, se trata de un esquema dietético que se centra en el consumo de cereales integrales, productos frescos, frutas, vegetales, semillas y nueces. Lo cierto es que no todas las personas que siguen una dieta basada en plantas evitan por completo los productos animales. Algunos apuestan por integrar el consumo de pescados, mariscos, huevo, lácteos y limitan la ingesta de carnes rojas, muy al estilo mediterráneo.

La realidad es que día con día se unen más personas a esta popular tendencia. Ya sea por cuestiones de salud, por los derechos de los animales o preocupaciones ambientales, es uno de los temas más candentes del momento. Con base en ello, nos dimos a la tarea de recopilar 8 de las bondades más relevantes de seguir una dieta basada en plantas, serán el pretexto perfecto para motivarte a iniciar con un cambio de alimentación que solo potenciará tu salud.

1. Menores niveles de inflamación

La inflamación es causada por los glóbulos blancos que luchan contra los invasores, que pueden ser objetos extraños, alergias o patógenos, como infecciones bacterianas o virales. Es bien sabido que la inflamación surge como una respuesta sana del organismo, sin embargo cuando la respuesta inflamatoria se vuelve crónica contribuye directamente en las enfermedades degenerativas, como es el caso de la diabetes tipo 2, problemas cardíacos e hipertensión. Es bien sabido que la dieta y el ejercicio tienen efectos importantes sobre la inflamación; mientras que la obesidad, el tabaquismo, la falta de sueño constante y una dieta rica en azúcares añadidos y grasas no saludables pueden aumentar la inflamación en el cuerpo. La dieta basada en plantas se basa en el consumo de alimentos de gran potencial antiinflamatorio.

2. Disminución en diabetes tipo 2 y mejor función renal

No es ninguna novedad decir que el consumo de carnes rojas y aves de corral se ha relacionado con un mayor riesgo de diabetes, en parte debido al alto volumen de hierro hemo en esas carnes. Se ha comprobado que las personas que siguen una dieta basada en un alto consumo de carnes rojas, presentan hasta un 23% mayor riesgo de diabetes. Como dato de interés se sabe que el consumo de pescados y mariscos no se asocia con diabetes, al contrario su contenido en omega-3 es un buen aliado dietético. También, las dietas a base de plantas no solo protegen a los diabéticos tipo 2 de desarrollar una enfermedad renal, sino que también ayudan a revertir la diabetes tipo 2 en sí. 

3. Protección cardíaca

Los alimentos de origen vegetal integrales contienen mucha fibra, cero colesterol en la dieta y bajas cantidades de grasas saturadas, una combinación ganadora para la salud del corazón. En contraste, la carne, el queso y los huevos contienen colesterol y grasas saturadas que, en exceso, pueden crear una acumulación de placa en las arterias. Lo cierto es que no solo basta con evitar la carne, al seguir una dieta basada en plantas enfocada en mejorar la salud cardíaca y proteger al corazón también es importante alejarse de los alimentos procesados como el pan y arroz blanco, en principio por su índice glucémico alto.

4. Niveles bajos de colesterol LDL “malo”

Otro beneficio de la dieta basada en plantas para la salud cardiovascular, es que se trata de un estilo de alimentación que promueve los bajos niveles de colesterol LDL. De hecho, numerosos estudios han demostrado los efectos positivos de las dietas a base de plantas, en particular una dieta vegetariana o vegana combinada con nueces, soja y fibra, sobre los niveles de colesterol. De acuerdo con cinco estudios observacionales, citados en un trabajo de investigación publicado en  American Journal of Cardiology, encontraron concentraciones sanguíneas más bajas de colesterol CT y LDL en poblaciones que consumen dietas a base de plantas.

5. Disminución del deterioro cognitivo y casos de demencia

No existen dudas: de acuerdo con un informe publicado en Frontiers in Aging Neuroscience la relación entre un alto consumo de frutas y verduras, se asocia con un riesgo significativamente menor de deterioro cognitivo y demencia. Los expertos creen que este estilo de alimentación, es rico en antioxidantes, vitaminas, omega-3 y ácido fólico, nutrientes que benefician el funcionamiento cognitivo y protegen al cerebro.

6. Salud intestinal fuerte

Se ha demostrado que las dietas vegetarianas y veganas promueven una combinación saludable de bacterias beneficiosas que benefician la salud intestinal, digestiva e inmunológica. Es bien sabido que un microbioma intestinal saludable promueve un metabolismo de alto funcionamiento, un sistema inmunológico fuerte, evacuaciones intestinales saludables y niveles adecuados de hormonas que contribuyen a una regulación adecuada del apetito. De acuerdo con una investigación encabezada por el Comité de Médicos por una Medicina Responsable, tan solo 16 semanas de una dieta vegana saludable centrada en frutas y verduras enteras beneficia considerablemente la salud intestinal. 

7. Menos casos de cáncer

Las plantas contienen una gran cantidad de fitoquímicos que ayudan a proteger el daño celular, además de gozar de inmensas propiedades antiinflamatorias. Cada día son más los estudios que comprueban como el consumo de alimentos vegetales integrales, a diferencia de los alimentos procesados, puede prevenir hasta un tercio de todos los casos de cáncer. Entre los principales tipos de cáncer se encuentran el de mama, colorrectal, gastrointestinal y de próstata.

8. Mejor manejo de los síntomas de la artritis

Se ha comprobado que las dietas bajas en grasas y altas en fibra reducen la inflamación, una gran noticia para quienes siguen una dieta basada en plantas y alimentos integrales. Gracias a las propiedades antiinflamatorias de las plantas se ha demostrado que es el esquema ideal para combatir los síntomas y complicaciones de la artritis. De acuerdo con un estudio publicado en Arthritis, enfocado en analizar el efecto de una dieta a base de plantas sobre la osteoartritis. Se descubrió que las personas que siguieron una dieta de alimentos integrales a base de plantas experimentaron caídas significativas en los niveles de dolor y saltos en la función motora en solo dos semanas.

Te puede interesar: