VIDEO: Sigue por redes al ladrón de su Mercedes Benz y lo hala por los pelos en barbería de Detroit

Esta mujer hizo justicia por su propia cuenta y hasta grabó la golpiza, luego de recibir pistas de otros usuarios de redes sociales sobre las andanzas del presunto ladrón

La mujer justificó el arresto ciudadano antes de que llegara la Policía.
La mujer justificó el arresto ciudadano antes de que llegara la Policía.
Foto: Ina FASSBENDER / AFP / Getty Images

Una mujer en Detroit logró detener y confrontar en una barbería al hombre que había robado su coche Mercedes Benz luego de rastrearlo por redes sociales.

Según The Detroit News, el criminal robó el vehículo de Bianca Chambers, de 32 años, en un espacio de estacionamiento el 12 de julio pasado.

“Este chico tiene la audacia de conducir el coche justo por el mismo vecindario donde lo robó”, denunció Chambers.

Dos días después, usuarios en el ciberespacio le informaron que el carro se encontraba cerca de una barbería local.

Fue entonces que la víctima se personó al lugar.

Al ver el Mercedes 300C del 2016 aparcado, Chambers cortó todos los neumáticos para que el ladrón no pudiera escapar.

En videos compartidos en su cuenta de Facebook, se ve a Chambers cuando ingresa en el negocio y confronta al sospechoso.

“Lo siento, ¿es tuyo ese Benz de allí?”, preguntó Chambers segundos antes de caerle encima al hombre.

La mujer logró detener al individuo con la ayuda de trabajadores y clientes de la barbería.

En el ataque en 7 Days West Salon en Grand River cerca de Lyndon, la propietaria del auto agarró por los “dreadlocks” al presunto ladrón y lo sacó arrastrado del lugar.

En una de las grabaciones en la red social, la usuaria indica que había realizado un arresto ciudadano con ayuda de desconocidos, y que mantendrían custodiado al hombre hasta que llegara la Policía.

La acción de la mujer es considerada por las autoridades como un delito de agresión.

Sin embargo, el agredido no quiso proceder con los cargos.

Este enfrenta acusaciones por posesión de propiedad robada.