Talibanes dispersaron con disparos protesta de mujeres que exigían igualdad de derechos

Aunque un sector del poder prometió que las mujeres tendrían más derechos y se flexibilizarían, aún se mantiene un escepticismo por la población afgana por la veracidad de estas afirmaciones

El intento por permanecer en el palacio presidencial no fue posible al ser dispersadas a tiros.
El intento por permanecer en el palacio presidencial no fue posible al ser dispersadas a tiros.
Foto: STR / AFP / Getty Images

Fuerzas especiales talibanes efectuaron varios disparos al aire el sábado para interrumpir y dispersar una protesta de mujeres afganas que exigían igualdad de derechos al nuevo gobierno implementado por el grupo extremista.

La manifestación inició sin contratiempos, con muestras de ofrendas florales frente al Ministerio de Defensa de Afganistán para honrar a los soldados afganos que fallecieron en su lucha contra los talibanes, y seguidamente dirigirse hacia el palacio presidencial.

“Estamos aquí para obtener derechos humanos en Afganistán”, pidió Maryan Naiby, una manifestante de 20 años, quien a pesar de los miles de afganos que se han ido del país, dejó claro que “siempre estaré aquí”.

Mientras las muestras de protestas se comenzaban a notar más en las calles de Kabul, funcionarios talibanes se metieron entre la multitud preguntando qué querían decir.

Ante esta pregunta, Sudaba Kabiri, una estudiante de 24 años, le reveló al integrante del Talibán que el Profeta del Islam le concedía derechos a las mujeres, por lo que ellas querían los suyos.

En respuesta, el funcionario le prometió a las mujeres que le concederían sus derechos, pero tales afirmaciones llenaron de escepticismo a las manifestantes.

La protesta de las mujeres afganas tuvo su fin al momento en que llegaron al palacio presidencial. La presencia femenina propició que las fuerzas especiales se abalanzaran sobre la multitud y accionaron sus armas al aire, provocando la huida de las manifestantes, reseñó Fox News.

Promesas de igualdad ante la incredulidad afgana

Tras la llegada de los talibanes en el poder, prometieron que impondrían un gobierno más inclusivo y aplicarían los dictámenes del islam de una forma más moderada que durante su gobierno entre 1996 y 2001.

Estas palabras han llenado de escepticismo a la población afgana, sobre todo a las mujeres, por los casos que se han conocido de asesinatos y violaciones de derechos humanos en las últimas semanas desde el ascenso del grupo talibán en el poder.

Se conoció que el jefe de inteligencia de Pakistán, Faiez Hameed, hizo una visita sorpresa a Kabul, donde se habría reunido con integrantes de alta influencia de las fuerzas talibanes. Aunque no se supo las razones de su visita al país, sí se sabe que tiene una influencia importante en el grupo que ahora gobierna Afganistán.

En Pakistán líderes talibanes tenían sede, y se afirmó una vinculación con la agencia de inteligencia Inter-Services, aunque el país vecino de Afganistán negó haber brindado ayuda militar al grupo talibán, siendo esta una acusación frecuente por el gobierno saliente de Afganistán y Estados Unidos.

Estos hechos han venido protagonizándose en medio de la incertidumbre por cómo la nueva esfera del poder de Afganistán conformará su gobierno, con la expectativa de que pueda ser más dócil con las mujeres y con las minorías que allí habitan.

Entretanto, aún se mantienen cientos de personas a la espera por abandonar el país, y con más dudas que certezas sobre cuándo y cómo podrán evacuar tierras afganas.

También te puede interesar:

Biden presume “extraordinario éxito” en Afganistán; al menos 200 estadounidenses quedaron varados

Pentágono reconoce que “cientos” de estadounidenses se quedaron en Afganistán bajo régimen Talibán

La guerra de Afganistán le costó $5.8 billones de dólares a EE.UU.