Variante Delta de COVID-19 pone freno a planes de reapertura de oficinas en NYC tras el ‘Labor Day’

La expectativa de “vuelta a la normalidad” en entornos empresariales y ejecutivos que gravitan alrededor de grandes rascacielos y complejos de oficinas “apagados” por la pandemia, no luce tan inmediata para este otoño

76% de las grandes corporaciones de NYC planea regresar al trabajo presencial, si todo va bien, en enero de 2022.
76% de las grandes corporaciones de NYC planea regresar al trabajo presencial, si todo va bien, en enero de 2022.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

La variante Delta ha retrasado muchos planes de grandes oficinas y corporaciones de la ciudad de Nueva York de volver al trabajo presencial después del ‘Labor Day’, mientras que la Ciudad ordenó a todos sus empleados de las diversas agencias que regresen a tiempo completo a partir del 13 de septiembre.

La expectativa de “vuelta a la normalidad” en entornos empresariales y ejecutivos que gravitan alrededor de grandes rascacielos y complejos de oficinas “apagados” por la pandemia, desde la primavera de 2020, no luce tan inmediata, como los planes del alcalde Bill de Blasio.

‘Partnership For New York City’ (PFNYC), una alianza que promueve a la Gran Manzana como centro de negocios global, concluyó en una encuesta empresarial dada a conocer la semana pasada, que sin dudas el aumento de casos de la nueva variante del COVID-19 está poniendo freno a planes de reapertura de este mes en el sector corporativo.

Esta organización encuestó a los principales empleadores entre el 9 y el 20 de agosto del 2021, para desarrollar proyecciones sobre en cuánto tiempo el millón de trabajadores de oficinas solamente de Manhattan continuarán realizando sus labores de forma remota.

Según el reporte, el 23% de los trabajadores de oficinas de este condado han regresado al lugar de trabajo. Los empleadores esperan que el 41% de los trabajadores vuelvan a labores presenciales antes del 30 de septiembre. 

Esto todavía está significativamente por debajo de las estimaciones de una encuesta anterior de esta asociación a fines de mayo, cuando los empleadores proyectaron que el 62% de los empleados regresarían a sus puestos a fines de septiembre. 

No será hasta enero de 2022, que se espera que el 76% de los empleados de oficina regresen a las grandes torres corporativas de la ciudad. 

La reciente encuesta también encuentra que el 81% de la fuerza laboral de las empresas representadas en la encuesta, con sede en la ciudad de Nueva York, están completamente vacunados.

“Creo que los empleadores han hecho todo lo que consideran razonable. Aproximadamente una cuarta parte de las grandes corporaciones ha requerido la vacunación si va a regresar a la oficina; de lo contrario, continuará trabajando de forma remota”, explicó Kathryn Wylde presidenta de PFNYC.

Mientras en todo el país el promedio de adultos vacunados es de 57% y en la Gran Manzana ya alcanzó el 75%, algunos reportes afirman que el 90% del capital humano de los conglomerados de las empresas de Wall Street ya ha sido inmunizado.

Por citar solo un ejemplo del entramado empresarial que hace vida en Nueva York, la gigante Amazon una de las grandes empleadoras de la Gran Manzana anticipó su “regreso” a principios de septiembre, pero desde entonces ha pospuesto los planes de reapertura de vuelta a la oficina hasta enero de 2022.

No será hasta enero 2022 que miles de oficinas de la Gran Manzana vuelvan a recibir a sus empleados. (Foto: F. Martínez)

No es una buena noticia

Y en este universo de oficinas desiertas con empleados profesionales y altos ejecutivos que pueden trabajar por tiempo indeterminado en línea, existen también otros para quienes más allá de los temores pandémicos, esto no significa una buena noticia.

Tal es el caso de miles de trabajadores de la industria de la limpieza y el mantenimiento, al igual que pequeños restaurantes en localidades como el Distrito Financiero que dependen del movimiento de los empleados.

“En el restaurante donde trabajo, el 90% de sus clientes eran de una torre de ejecutivos, que siempre tomaban el ‘lunch’, cenaban o venían a tomarse un trago. Ahora esto está muerto. Nosotros los cocineros no tenemos la opción de trabajar por la computadora”, dijo el mexicano Miguel Sacca, para quien la normalización operativa de las torres corporativas de la ciudad no le es indiferente, independientemente que trabaje en una cocina.

La experiencia de la dominicana Gladys Rosario, es la misma.

“Yo trabajaba limpiando unas oficinas todas las tardes cerca de Times Square de una firma financiera. Eso lo cerraron y dijeron que iban a abrir finalmente el año que viene. Eso significa que tengo que buscar qué hacer después del verano. Porque nos habían dicho que todo abría en el otoño”, refirió la isleña.

Como Miguel y Gladys, miles de trabajadores del sector hospitalidad, limpieza y servicios tercerizados a los “rascacielos”, gran parte de origen hispano, deberán hacer otros planes.

Mientras, el colombiano Miguel Vallés, un asistente contable de una empresa consultora de Wall Street, cuenta que su patrón le dió como opción regresar de manera presencial, a su cubículo ubicado en el Bajo Manhattan, tres días a la semana a finales de septiembre.

“En mi trabajo específico hay mucha densidad de documentos en papel, que no podemos procesar de manera virtual. Cada empresa hace cosas distintas. A todos nos exigieron estar vacunados e igual tenemos que usar máscaras. Somos como 30 personas en un piso”, acotó el profesional.

Con base a cifras oficiales, los puestos de trabajo perdidos en la ciudad de Nueva York en 2020 debido a los efectos de la pandemia fueron un total de 631,000, el mayor descenso en un año desde que comenzaron a compilarse estadísticas fiables después de la Segunda Guerra Mundial. 

En efecto, todo indica que los más afectados fueron trabajadores en la industria de la hospitalidad, el turismo y servicios. Una válvula que se volverá abrir cuando las grandes corporaciones empiecen a reactivar sus motores del todo.

“Si los ejecutivos no van a sus oficinas porque trabaja en su casa, entonces no requiere una limpiadora que al final de la tarde haga mantenimiento al espacio. Y así estamos miles en la ciudad, esperando que todo se reactive”, razonó Luis Socías un salvadoreño que trabaja en limpieza para un banco en Soho.

Las oficinas de eje financiero y corporativo de la ciudad abrirán paulatinamente, pero con nuevas reglas. (Foto: F. Martínez)

80,000 empleados municipales a su rutina

En efecto, las corporaciones que están preparadas para que sus empleados “vuelvan” a entornos corporativos de manera presencial, impusieron nuevos protocolos. En algunas se crearon unidades especiales para monitorear el tema pandémico, en algunos casos se exigirá sólo máscaras a los no vacunados.

Luego de 16 meses del surgimiento de la pandemia, la idea del “regreso” de algunos entornos de alta densidad de corporaciones y oficinas ejecutivas, como el Distrito Financiero y el Centro de Manhattan, se había estimado para los días posteriores a ‘Labor Day’, lo cual coincide con el inmenso desafío de la Ciudad de reapertura de los edificios escolares.

En un correo electrónico enviado el pasado miércoles a los jefes de agencias que fue comentado por The New York Times, el grupo de trabajo de reapertura de la Alcaldía aseguró que cerca de 80,000 trabajadores de oficina empleados en agencias de la ciudad “reanudarían los horarios de trabajo anteriores a marzo de 2020 en la oficina a partir del 13 de septiembre”. 

Hay más de 300,000 trabajadores de la Ciudad en general, pero muchos de ellos son empleados esenciales que ya han estado reportando a los sitios de trabajo en las diferentes agencias.

Tres grandes que reabren luego del ‘Labor Day’

  • Morgan Stanley ha estado trayendo de regreso a sus trabajadores de oficina durante todo el verano y espera alcanzar niveles cercanos a previo a la pandemia en septiembre, de acuerdo con la versión del medio digital Commercial Observer. Prohíbe a los empleados, clientes y visitantes no vacunados de sus oficinas en la ciudad de Nueva York. La empresa financiera exige que quienes dicen que están vacunados, lo prueben antes del 1 de octubre.
  • Bank of America espera que la mayoría de sus empleados regresen a la oficina después del ‘Labor Day’. Está animando a los empleados a vacunarse e informar al banco si lo hacen. Los empleados de la oficina también deben usar máscaras, a menos que estén en sus escritorios, reportó el mismo medio financiero.
  • Se espera que los empleados de Citigroup en el área de Nueva York, regresen al menos dos días a la semana a partir del 13 de septiembre. La compañía también exige que esos trabajadores se vacunen.

Para volver a la oficina: vacunados o con máscaras

  • 58% de las empresas de NYC que divulgaron su política de vacunación planifican exigir que todos los empleados estén vacunados contra el COVID-19 (con las exenciones correspondientes) de acuerdo con un reporte de PFNYC.
  • 44% de las corporaciones planifica exigir que todos los invitados a sus oficinas estén vacunados.
  • 37% por ciento de las empresas informaron no tener una política de vacunación, aunque se combina con la exigencia de empleadores que  requieren pruebas periódicas para los empleados no vacunados.
  • 63% dice que restringirán la asistencia de los empleados no vacunados a las reuniones en persona.
  • 57% limitará la asistencia a las reuniones de los clientes.
  • 43% restringirá los viajes de negocios para los empleados no vacunados.
  • El 49% de los empleadores exigirá que todos los empleados que regresan usen máscaras mientras estén en la oficina.
  • 32% exigirá máscaras solo para los empleados no vacunados y el 19% de los empleadores no tendrá un mandato de máscara.
  •