Juez de Maryland se suicida cuando FBI llegó a su casa para arrestarlo por pornografía infantil

El juez estaba en la mira de las autoridades desde hacía algún tiempo por grabar a adolescentes desnudos en su cabaña en Hoopers Island

Agentes del FBI llegaron hasta la vivienda del juez.
Agentes del FBI llegaron hasta la vivienda del juez.
Foto: David McNew / Getty Images

Un juez en Maryland se suicidó cuando agentes federales llegaron a su casa para arrestarlo bajo cargos de pornografía infantil este viernes.

La fiscalía federal de Maryland confirmó que el juez de la corte de distrito del condado Caroline, Jonathan Newell, de 50 años, fue hallado muerto por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) por una herida de bala auto infligida a eso de las 6:43 a.m.

The Baltimore Sun reportó que las autoridades llegaron hasta la vivienda de Newell, en Henderson, para arrestarlo bajo la denuncia de explotación de menores, ya que supuestamente estaba filmando a adolescentes desnudos en su cabaña de caza.

Los vecinos reportaron que el FBI arribó a la vivienda, a eso de las 6 p.m., y los agentes le exigieron que saliera de la casa con sus manos en alto. Poco después, escucharon un disparo.

Juez tenía cámara escondida en el baño

Newell se encontraba bajo licencia administrativa desde julio cuando uno de los menores que el juez se llevó a un viaje de caza en Hoopers Island descubrió una cámara escondida en el baño y alertó a sus padres, según documentos judiciales citados por el rotativo.

Al menos dos de los adolescentes indicaron a investigadores que Newell los chequeaba desnudos para, supuestamente, ver si tenían garrapatas.

“Uno declaró que movió sus genitales a pedido de Newell para buscar garrapatas, y el otro inicialmente no recordaba si Newell le tocó los genitales, pero luego indicó que Newell una o dos veces movió sus genitales para buscar garrapatas“, escribió el agente especial del FBI, Rachel Corn, en la denuncia.

Agentes que allanaron la residencia del juez, su camión y su oficina legal encontraron un disco duro que contenía múltiples videos de jóvenes bañándose. En la grabación, se ve al hombre configurando la cámara, y en otra parte, se le ve inspeccionando los genitales de un joven en busca de garrapatas.

Cuando fue confrontado inicialmente por oficiales, Newell mordió y tragó una tarjeta de memoria.

Investigadores obligaron a Newell a realizarse una tomografía computarizada en un hospital cercano que reveló la presencia de un objeto externo que se cree es la tarjeta digital.

Newell llevaba ejerciendo como juez desde el 2016 y había liderado la fiscalía del condado por más de una década.