VIDEO: Exoficiales de California fueron formalmente acusados por golpiza contra un menor afroamericano

Los agentes Michael Stiles y Omar Villapudua fueron despedidos tras declaraciones del jefe de la Policía de Stockton en las que concluyó que la actitud contra el adolescente Devin Carter estaba "fuera del alcance de nuestra política y capacitación"

El padre del joven señaló que tras los golpes recibido había sufrido "traumas de por vida".
El padre del joven señaló que tras los golpes recibido había sufrido "traumas de por vida".
Foto: Frederic J. Brown / AFP / Getty Images

Dos exoficiciales de Stockton, California, fueron acusados formalmente por su presunta implicación en la golpiza hacia un adolescente afroamericano de 17 años ocasionada por una persecución automovilística en 2020.

Michael Stiles y Omar Villapudua fueron despedidos luego de que el jefe de Policía de Stockton declarara que tras las investigaciones había concluido que la actitud contra el joven Devin Carter estaba “fuera del alcance de nuestra política y capacitación”.

Carter había sido golpeado en la cara y en la espalda luego de que supuestamente protagonizara una persecución a alta velocidad, evento el cual fue capturado por cámaras de la policía, pero no fue divulgado; sin embargo, los abogados del agredido compartieron el video en YouTube por separado.

“Esta acusación nos recuerda a todos que cuando la policía usa fuerza ilegal, socava la confianza de la comunidad”, declaró el fiscal de distrito del condado de San Joaquín, Tori Verber Salazar mediante una conferencia de prensa el viernes.

En los hechos, cuatro agentes habían sido involucrados en el incidente; no obstante, un gran jurado había acusado de manera formal a dos.

Ante el cuestionamiento por solo involucrar a dos de los cuatro oficiales, Salazar justificó este hecho señalando que “presentamos evidencia de los cuatro oficiales ante el gran jurado. Es el gran jurado el que toma la determinación“, reseño KCRA 3.

Tras el anuncio de la acusación, Carter y miembros de su familia estuvieron presentes en los escalones del Tribunal Superior del Condado de San Joaquín.

Carter criticó que a los cuatro agentes no se les haya acusado y reveló que aún teme por su vida. “Si me detienen, ¿habrá represalias”, preguntó. “Cuatro de cada cuatro deberían ser procesados”.

Por su parte, el abogado de derechos civiles, John Burris, manifestó que se espera que los dos exoficiales acusados finalmente sufran una condena. “Esperamos que envía un mensaje al resto de los miembros del departamento”, enfatizó.

El padre de Devin, George Carter, expresó lo complicado que ha sido el proceso para su hijo, y aseguró que “no va a curar las heridas que ha sufrido y el trauma de por vida que tendrá”; sin embargo, reconoció que estas incriminaciones representan un paso a la dirección correcta.

Los padres del adolescente habían recalcado anteriormente que las imágenes de las cámaras del cuerpo policial mostraban a Carter gritando que no se resistía al eventual arresto, pero los agentes continuaban pateándolo y propinándole rodillazos en el cuello y en la cabeza.

A comienzos de 2021 los cuerpos policiales dijeron en un resumen del incidente que el joven conducía un Mercedes de forma errática y había perdido el control en un giro, lo que provocó que la Policía de Stockton aplicara una maniobra “PIT” para acabar con la persecución, y posteriormente los oficiales habrían usado la fuerza en el proceso de arresto.

Como consecuencia, Carter había sido internado temporalmente en un centro de detención de menores bajo los cargos de evadir y resistirse al arresto, informó NBC News.

La próxima audiencia de la acusación a los agentes está pautada para el 11 de noviembre, en medio de la incertidumbre sobre qué sentencias serán las solicitadas para Stiles y Villapudua en caso de ser encontrados culpables.

También te puede interesar:

Balenciaga vende pantalones caídos por debajo de la cintura a $1,200 y la acusan de racismo contra afroamericanos

Gobernador de Virginia indulta a siete afroamericanos 70 años después de su ejecución

Vicegobernador de Texas culpó a los afroamericano no vacunados por el aumento de casos COVID en el estado