Shakira asegura que no se tiñó el pelo de rubio para hacerse pasar por blanca

El momento que eligió para abandonar el bando de las morenas resultó una cuestión de pura casualidad y no una estudiada estrategia para adaptarse mejor al estereotipo de estrella del pop que imperaba en aquel momento

Shakira.
Shakira.
Foto: Ethan Miller/Getty Images

Los fans más antiguos de Shakira recordarán que en los inicios de su carrera musical ella lucía una melena larga y oscura que en ocasiones se peinaba en trenzas adornadas con lazos de colores. No fue hasta que dio el salto al mercado anglosajón cuando decidió teñirse de rubio, un color al que se mantuvo fiel de forma casi exclusiva durante el par de décadas siguientes.

El momento que eligió para abandonar el bando de las morenas resultó una cuestión de pura casualidad y no una estudiada estrategia para adaptarse mejor al estereotipo de estrella del pop que imperaba en aquel momento, ya que únicamente le apetecía verse de “manera diferente”.

He sido rubia durante demasiado tiempo, pero no fue un movimiento calculado. No me dije a mí misma: ‘Quiero llegar al público estadounidense, así que voy a ser rubia y a comprarme unas lentes de contacto azules y a blanquearme la piel‘. No quería ser blanca. Simplemente pensé que mis rizos quedaban bien con un estilo rubio y playero“, ha prometido.

En los últimos tiempos, Shakira -que siempre se ha sentido muy orgullosa de sus raíces libanesas- ha apostado por un tono cobrizo para “darle un descanso” a su cabello y la estrategia ha dado resultado por el momento.

“Lo he llevado de muchas maneras diferentes a lo largo de mi carrera. Me encanta el pelo oscuro. A veces echo de menos mi melena negra súper brillante y oscura. Nunca ha vuelto a ser la misma, porque una vez que te decoloras el pelo, no vuelve a brillar de la misma manera”, ha reconocido en una entrevista a Cosmopolitan.