La madre de ‘Mona’ Rodríguez donó su corazón, hígado, pulmones y riñones a cinco pacientes

La familia de Manuela ‘Mona’ Rodriguez, la joven que fue baleada por un agente escolar en la cabeza tomó la decisión de donar los órganos de la joven a cinco pacientes después de que médicamente fue declarada con muerte cerebral.

La familia de ‘Mona’ Rodríguez donó su corazón y otros órganos a cinco paciente.
La familia de ‘Mona’ Rodríguez donó su corazón y otros órganos a cinco paciente.
Foto: Cortesía / Shutterstock

El pasado 27 de septiembre se dio a conocer que el oficial Eddi González disparó contra un auto en movimiento en un estacionamiento inmediato a una escuela de Long Beach, Millikan, hiriendo en la cabeza a Manuela ‘Mona’ Rodriguez de 18 años. A más de una semana del suceso se sabe que el oficial fue despedido por las autoridades del distrito escolar.

En tanto, la familia de ‘Mona’ Rodriguez quien fue declarada con muerte cerebral el lunes de la semana pasada por los médicos del hospital Long Beach Memorial Medical Center, tomó la decisión de darle vida a otras personas que han luchado por conseguir un órgano.

De manera oficial, el representante legal de la familia de la occisa, Luis Carrillo, informó que la joven madre de un niño de cinco meses fue desconectada del ventilador mecánico que mantenían las funciones vitales de su cuerpo después de donar sus órganos.

Fue entonces que el corazón, los pulmones, los dos riñones y el hígado de la joven fueron trasplantados de manera exitosa a cinco personas.

“Otra familia tendrá una oportunidad más de pelear, una oportunidad que nosotros no tuvimos”, dijo Oscar Rodríguez uno de los cuatro hermanos de ‘Mona’ a CNN.

Asimismo, dio a conocer que tanto él como su familia lucharán para que la muerte de ‘Mona’ no quede impune: “Queremos justicia para mi hermana, queremos que el asesino vaya a la cárcel, queremos que ocurra el enjuiciamiento, queremos que mi hermana descanse en paz sabiendo que su asesino está tras las rejas”.

Entre otros detalles Omar Rodriguez reveló que su hermana sería sepultada con la bala en la cabeza ya que los médicos no pudieron extraerla por una razón: “La bala utilizada era una bala de punta hueca y lo que sucedió fue que el impacto explotó dentro de su cerebro y fragmentos de metal rebotaron dentro de su cabeza. Mi hermana estuvo muerta desde el día en que le dispararon”.

El departamento de Policía de Long Bach dio a conocer que el oficial Eddi González se percató de una pelea entre una sospechosa de 18 años (Mona) y una chica de 15 en la calle, y al darse cuenta de que la víctima intentaba huir del lugar a bordo de un sedán éste disparó.

El accionar del oficial está prohibido por las leyes estatales que prohíben a los agentes escolares disparar a un auto en movimiento porque las estadísticas han demostrado que el 16 % de las víctimas mortales de tiroteos de la policía han ocurrido cuando disparan en contra de un auto en marcha.

Te puede interesar

Dos adolescentes de Nueva York fueron baleados dentro del restaurante Mama’s Friend Chicken en Harlem

El cuerpo de la joven Miya Marcano estaba atado de pies, manos y amordazada, así lo dio a conocer el abogado de la familia