“La peor gripe de mi vida”: Por qué mucha gente se está resfriando como nunca en el mundo

Con el confinamiento impuesto en el mundo para evitar el contagio de COVID-19, los virus respiratorios como el de la gripe se habían mantenido a raya, pero conforme las medidas se flexibilizan los patógenos reaparecen con fuerza renovada

Con la relajación de las medidas contra el COVID-19, otros virus reaparecen en la escena.
Con la relajación de las medidas contra el COVID-19, otros virus reaparecen en la escena.
Foto: Prostooleh / Freepik

Las mascarillas, la distancia social, la restricción de reuniones y eventos masivos, así como el lavado de manos ayudaron a mantener ciertos virus respiratorios a raya, pero con la vacunación de COVID en curso en diferentes países y el alivio de los confinamientos, los patógenos vuelven a la escena y mucha gente se está resfriando como nunca en el mundo, en lo que llaman “la peor gripe de mi vida”.

De hecho, con los síntomas tan similares entre la gripe y el COVID-19, mucha gente piensa que se trata de una infección por SARS-CoV-2, pero sus pruebas son negativas. Particularmente en países como Inglaterra, donde las tasas de vacunación son altas y las medidas de prevención contra el COVID se han relajado, muchas personas en redes sociales han reportado lo que llaman “el peor resfriado hasta el momento”. Los casos han crecido de tal forma que los médicos ya hablan de esta situación.

“De hecho, hemos visto un aumento en el número de toses, resfriados e infecciones virales”, explicó la doctora Philippa Kaye a la BBC. Kaye, con práctica en Londres, asegura que las tasas de enfermedades respiratorias son prácticamente las de un invierno común a pesar de que estamos en la primera parte del otoño. “Nos estamos mezclando de una manera que no nos habíamos mezclado en los últimos 18 meses“, agregó.

Comprobar que no es COVID

Independientemente del estatus de vacunación y debido principalmente a que variantes de COVID como la Delta pueden provocar síntomas distintos a los de la cepa original, es importante confirmar que un resfriado no sea en realidad COVID, particularmente si se mantiene cercanía con personas vulnerables o no vacunadas.

Si bien los síntomas más comunes de COVID-19 son la tos, la fiebre superior a 100 grados Fahrenheit o 38 grados centígrados y cambios en el olfato o el gusto, el ZOE COVID Symptom Study, el estudio en tiempo real más grande del mundo, señala que los siguientes indicios pueden ser una gripe o COVID, por lo que es mejor hacerse una prueba de PCR para descartar una infección que pueda poner en peligro la vida de otras personas: