“Horribles abusos”: joven fue maltratada, secuestrada y prostituida en Nueva York

Un hombre estableció numerosas citas sexuales obligadas para una mujer de 24 años en toda la ciudad de Nueva York; mientras la golpeaba y le daba drogas para mantenerla despierta, a veces hasta tres días consecutivos

NYPD colaboró en la investigación.
NYPD colaboró en la investigación.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Walter Pinckney, un joven de 25 años residente de Queens (NYC), fue acusado de tráfico sexual y drogas, y de golpear y retener a una joven contra su voluntad durante casi un mes.

Pinckney fue procesado en una acusación formal de nueve cargos en el que está acusado de tráfico sexual, promoción de la prostitución, agresión, obstrucción criminal de la respiración o la circulación sanguínea y encarcelamiento ilegal, según la fiscalía de distrito de Brooklyn.

La investigación determinó que entre el 11 de mayo y el 6 de junio, Pinckney presuntamente obligó a una mujer de 24 años que conoció a través de amigos en común a trabajar como prostituta después de tomarle fotos sugerentes y publicarlas en portales que ofrecen servicios sexuales a cambio de dinero.

Cuando la víctima dijo que no quería trabajar en la prostitución, Pinckney la golpeó, según las autoridades. El abuso supuestamente se intensificó, incluida una vez en la que el sospechoso colocó ambas manos alrededor de su cuello y le impidió respirar.

En el ínterin, estableció numerosas citas para la víctima en toda la ciudad de Nueva York y le daba drogas para mantenerla despierta, a veces hasta tres días consecutivos, según la investigación, citó Pix11.

En una ocasión, la víctima fue golpeada por otra mujer y luego por Pinckney después de salir de una cita sexual por no esperar a que la recogieran, sufriendo hematomas y costillas rotas.

La llevaron a una casa de East Flatbush donde no le dieron comida ni agua y le ataron las muñecas y los tobillos con un cable eléctrico. Pudo liberarse el 6 de junio y correr a una tienda de la esquina local donde llamó al 911, según la fiscalía.

Ahora Pinckney enfrenta hasta 25 años de prisión y se le exigirá que se registre como delincuente sexual, si es declarado culpable. “Esta joven supuestamente sufrió horribles abusos a manos de este acusado. Afortunadamente, pudo escapar y obtener ayuda. Debemos continuar haciendo todo lo posible para crear conciencia sobre la trata de personas y enjuiciar a quienes se involucran en este crimen atroz ”, dijo el fiscal de distrito Eric González.