Por qué la Oficina de Presupuesto del Congreso debe revisar el plan para inmigrantes indocumentados

El plan C de los demócratas en el Senado que otorgaría un perdón a la deportación y Autorización de Empleo a inmigrantes indocumentados debe ser revisado por la Oficina de Presupuesto del Congreso, a fin de determinar su impacto fiscal, lo cual es revisado por la parlamentaria Elizabeth MacDonough.

El Congreso revisa el impacto fiscal de una protección para inmigrantes.
El Congreso revisa el impacto fiscal de una protección para inmigrantes.
Foto: Paul Morigi / Getty Images

El llamado plan C de los demócratas en el Senado para proteger a inmigrantes indocumentados se encuentra en proceso de revisión en la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), confirmaron varias fuentes a este diario.

Esa oficina debe hacer una proyección del gasto fiscal del proyecto, es decir, cuánto dinero se deberá destinar para una protección a la deportación o ‘parole’ de los inmigrantes indocumentados, a quienes también se les otorgaría una Autorización de Empleo por cinco años con opción a renovación por un periodo similar.

No solamente es otorgar el beneficio, sino el gasto en programas sociales a los que tendrán acceso (estos inmigrantes)“, indicó una fuente del Congreso con conocimiento de este procedimiento.

En la ruta del proyecto de ley bajo el proceso de Reconciliación se integraron $107,000 millones de dólares para que el senador Dick Durbin (Illinois) contemplara la propuesta de alguna protección para indocumentados, que originalmente era un camino a la ciudadanía.

Ese monto ha ido cambiando conforme las negociaciones, pues originalmente se consideraron $120,000 millones de dólares, y en medio de los ajustes al proyecto integral –que podría pasar de $3.5 billones de dólares a menos de $2 billones de dólares– la cifra para un plan migratorio también sería reducida, pero no hay un dato de cuánto.

Esta cantidad es independiente del costo general de la aplicación del programa, acotó la fuente, es el llamado “impacto fiscal” al que pone especial atención del parlamentaria del Senado, Elizabeth MacDonough.

Además del senador Durbin, en las negociaciones está involucrado el senador Bernie Sanders (Vermont), presidente del Comité de Presupuesto. A la reunión formal con la parlamentaria MacDonough también acuden republicanos, adelantó Lia Parada, directora de Defensa Legislativa de Immigration HUB, en el podcast El Diario Sin Límites.

“Se hace un análisis del impacto fiscal, cuando ese anális esté terminado se trabaja el lenguaje final (del proyecto) y el análisis fiscal se envía a la parlamentaria”, confirmó Parada.

Las fuentes del Congreso confirmaron que si, por ejemplo, hubiera una aprobación de camino a la ciudadanía para un indocumentado, esa persona tendría derecho a ciertos programas que aumentan el gasto social, como beneficios médicos, ayudas de alimentos, etcétera. No queda claro si el ‘parole’ es avalado permitirá a los inmigrantes tener acceso a otros apoyos.

No hay una fecha específica sobre cuándo el CBO concluye su análisis, pero regularmente tarda una semana, indicó una de las fuentes, así que podría ser a final de esta semana o inicios de la siguiente.

En su primera decisión, la parlamentaria MacDonough dijo que aunque los inmigrantes contribuían a la economía de EE.UU., el impacto fiscal para abrir un camino a la ciudadanía era demasiado alto.