Niños podrán entrar a EE.UU. sin estar vacunados contra la COVID-19 bajo nueva orden para viajeros de Administración Biden

La medida responde a la falta de vacunas en algunos países y las diferencias en regulaciones; la apertura de fronteras aéreas y terrestres para la mayoría de extranjeros completamente vacunados contra el coronavirus entra en vigor el 8 de noviembre

Las nuevas reglas que aplican a la mayoría de extranjeros que quieran ingresar a Estados Unidos entrarán en vigor el 8 de noviembre.
Las nuevas reglas que aplican a la mayoría de extranjeros que quieran ingresar a Estados Unidos entrarán en vigor el 8 de noviembre.
Foto: Win McNamee / Getty Images

Bajo la orden que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó este lunes los menores de 18 años no tendrán que mostrar prueba de vacunación contra la COVID-19 al arribar al país.

Las nuevas reglas que aplican a la mayoría de extranjeros que quieran ingresar a Estados Unidos entrarán en vigor el 8 de noviembre por vía aérea o terrestre.

Las restricciones de acceso a EE.UU. por la pandemia fueron impuestas a principios del 2020 en pleno auge del coronavirus. Las disposiciones prohibían la entrada de personas que hayan estado en Reino Unido, los 26 países de la zona Schengen en Europa, así como Irlanda, China, India, Sudáfrica, Irán y Brasil.

“Es el interés de Estados Unidos retirar las restricciones de país por país aplicadas previamente durante la pandemia de la COVID-19 y adoptar una política de viaje aéreo que se base principalmente en la vacunación para avanzar en la reanudación segura  de los vuelos internacionales a EE.UU.”, indicó el presidente.

Las nuevas medidas disponen, además, que los viajeros, que no son turistas, de casi 50 países con niveles de vacunación de menos del 10% sean exentos de las reglas. Sin embargo, estas personas deberán vacunarse a no más tardar de 60 días luego de haber arribado a EE.UU.

Algunos de los países a los que aplica lo anterior son:  Nigeria, Egipto, Algeria, Armenia, Myanmar, Irak, Nicaragua, Senegal, Uganda, Libia, Etiopía, Zambia, Congo, Kenia, Yemen, Haití, Chad y Madagascar.

La  Casa Blanca  había adelantado el 20 de septiembre que dejaría sin efecto varias de las disposiciones sobre viajeros internacionales completamente vacunados, procedentes de 33 países. Sin embargo, no había precisado una fecha hasta mediados de octubre.

La Administración Biden anunció además el levantamiento de las restricciones en sus viajes terrestres desde Canadá y México, también sujeto a la exigencia de la vacunación completa.

Lo anterior implica que, desde el 8 de noviembre, los mexicanos y otros extranjeros que quieran entrar a Estados Unidos para visitas consideradas no esenciales, como el turismo o la mayoría de los encuentros familiares, podrán hacerlo desde la frontera terrestre, siempre que cuenten con la pauta de vacunación completa.

Los viajeros internacionales completamente vacunados no deberán mantener cuarentena una vez llegan a territorio estadounidense, pero sí que deberán someter sus datos de contacto para posible rastreo en caso de contagio.

Los viajeros aéreos no estadounidenses vacunados también deberán presentar prueba negativa de la COVID-19 antes de abordar.

En el caso de la exención de prueba de vacunación para los niños, la medida responde a la poca disponibilidad de dosis en otros países y las diferencias en cuanto a reglas de inmunización.

Te puede interesar:

Nueva York preparada para vacunar de manera masiva contra el COVID-19 a niños entre 5 a 11 años